Concluyen las declaraciones de la veintena de trabajadores de El Salvador, que apuntan a Morchón padre como jefe

EUROPA PRESS

  • VALLADOLID, 12 (EUROPA PRESS)

Las declaraciones de una veintena de trabajadores del Grupo El Salvador, en el marco de la investigación con motivo de la ‘Operación Ignis’, han concluido este viernes con versiones en las que apuntan a que el «jefe» de la empresa es Ignacio Morchón padre y que sus hijos son meros «acompañantes» de su actividad.

En concreto, han prestado declaración ante el Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid en esta jornada un tramitador que lleva 38 años en la empresa, una trabajadora encargada de incineraciones, una recepcionista del tanatorio en el turno de noche y un carpintero.

Todos ellos han coincidido en apuntar a Ignacio Morchón Alonso como jefe y a los hijos como meros acompañantes de su actividad y han aclarado que no hay sitio de la empresa al que no puedan acceder y que nunca han visto u oído nada parecido a lo descrito por el extrabajador Justo M, cuya documentación gráfica es una de las principales pruebas sobre la supuesta actividad irregular de la sociedad.

Así lo ha señalado el abogado Guillermo Ruiz Blay, del despacho Polanco & Seijas, defensor de Morchón, quien ha concretado que el trabajador con más antigüedad de la empresa ha manifestado que el féretro más caro que ha vendido es un «arcón» de 3.000 euros hace 15 años, pero lo normal es que no superen los 1.300.

Precisamente el Juzgado investiga la actividad del grupo funerario entre 1995 y 2015, cuando supuestamente pudo realizarse el ‘cambiazo’ de unos 6.000 ataúdes por otros más baratos con el fin de reutilizarlos para otros sepelios, además de hacer lo propio con las coronas de flores.

Por su parte, la trabajadora encargada de incineraciones ha explicado que mientras se produce la incineración la persona a cargo de la misma está sola y puede hacer «lo que quiera» con el horno, la caja o la documentación, lo cual la defensa considera «relevante» porque varios trabajadores declararon ya que Justo M. se quedaba encerrado en las oficinas donde se custodiaban todos los expedientes históricos de servicios desde 1995.

COBROS EN METÁLICO

Otra trabajadora de recepción ha recordado que desde hace 35 años los servicios funerarios en los tanatorios de fuera de Valladolid se cobraban en efectivo contra factura y ese dinero metálico se le entregaba Morchón padre en sus oficinas o en su casa, por lo que no mostró extrañeza por que éste tuviera en su casa 900.000 euros, cantidad que se intervino en su domicilio.

Por otro lado, el Juzgado ha denegado la solicitud de la defensa de realizar una pericial sobre los cuadernos de Justo M. por que la Policía aún puede necesitarlos, sobre lo que Ruiz Blay ha manifestado que no entiende para qué pueden necesitar los investigadores dos años después, cuando todo su contenido está fotografiado. «Denegando esa prueba sólo se consigue retrasar la datación de esos cuadernos y las circunstancias de su redacción», ha señalado en declaraciones recogidas por Europa Press el letrado, que mantiene que «se determinará que son muy distintas de las expuestas hasta ahora».

De cara al futuro quedan pendiente la finalización de la toma de declaración de los denunciantes, la elaboración de informes policiales y de la Agencia Tributaria y alguna probable testifical más de las defensas.

Precisamente estas últimas es previsible que soliciten a partir de ahora el archivo de la causa con respecto a varias de las personas a las que se ha implicado, ya que no se les ha citado por la Policía en su investigación pero tampoco los testigo u otros encausados.

En total, se investiga a 25 personas por estos hechos, que podrían ser constitutivos de delitos de estafa y falsedad, contra la hacienda pública, blanqueo y organización criminal.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: