El 66% de los valencianos envía mensajes a conductores aunque sabe que puede provocar un accidente, según un informe

EUROPA PRESS

  • Un 66% de los valencianos admite enviar mensajes a personas que saben que están conduciendo y un 61% las llaman por teléfono, aunque el 90% se plantea que esa actitud puede provocar un accidente y más de la mitad (58%) entiende que usar el móvil al volante puede suponer un riesgo alto de accidente, según el sexto ‘Informe de distracciones’ desarrollado por BP, Castrol y RACE.

El objetivo del estudio es ofrecer nuevos datos respecto a la problemática de usar el teléfono móvil en el tráfico, por lo que ha preguntado a los ciudadanos valencianos sobre sus hábitos concretos de uso de los ‘smartphones’ en situaciones relacionadas con la circulación, tanto como conductores como siendo peatones, ya que uno de los datos que más se ha disparado en los últimos años es el de atropello de viandantes en las ciudades, detalla BP en un comunicado.

El informe se ha publicado dentro de la campaña ‘Stop Distracciones’, que desde hace seis años conciencia a los españoles acerca del peligro de las distracciones al volante. En esta ocasión, pretende concienciar sobre el mal uso de los teléfonos móviles por parte de conductores y peatones, con resultados “muy preocupantes” sobre los nuevos usos de la telefonía móvil y su relación con la seguridad vial.

Según el informe, ocho de cada diez valencianos confiesa haber visto a alguien hablando por el móvil mientras conduce (40% de forma habitual) y el 70% (el 34% muchas y bastantes veces) usando el móvil sin hablar (manipulándolo o mirándolo).

Dentro de las conductas que aceptan haber realizado, en primer lugar se situarían las llamadas con manos libres (39%), escuchar música a través del ‘smartphone’ (32%), la manipulación del móvil como GPS (25%), las llamadas sin manos libres (17%), la mensajería instantánea (16%), la lectura de correos electrónicos (15%) o hacerse fotos y vídeos (12%).

A esto se suma que el 61% de los valencianos reconoce llamar a personas sabiendo que ellas van conduciendo. Un 66% les hace llegar algún mensaje, un dato que es “todavía más preocupante”, ya que el 90% de las personas se plantea que esa actitud puede provocar un accidente.

El mal uso del teléfono móvil es un peligro al volante, pero también lo es para los peatones en situaciones de tráfico. Un 77% de los valencianos lo utilizan. En algunos casos, los peatones van completamente aislados de su entorno, especialmente cuando usan auriculares, algo que realiza el 48% de los valencianos, por lo que está por debajo de la media del resto de comunidades.

En este contexto, un 89% de los valencianos reconoce el riesgo en sus conductas con el teléfono móvil y solo la mitad (50%) admite ser conscientes de que implica un riesgo “muy alto”.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: