El anillo ciclista de València supera los dos millones de pasos en su punto más concurrido tras dos años en marcha

JOSÉ LUIS OBRADOR

  • La confluencia de las céntricas calles Colón y Xàtiva registra el récord de circulaciones de bicicletas y patinetes.
  • Este registro, que se produce tras la apertura de nuevos carriles bici, contrasta con la caída del tráfico motorizado.

Dos años después de su apertura a la circulación, el anillo ciclista, la infraestructura que rodea el centro histórico de València a lo largo de la ronda interior, no deja de crecer en número de usuarios, tanto de bicicletas como de patinetes y de vehículos de movilidad personal (VMP). El pasado 19 de marzo, su punto más concurrido (y el de toda la ciudad) superó los dos millones de pasos.

Se trata de la confluencia de las calles Colón y Xàtiva, donde se halla uno de los medidores. Este punto registró 851.829 pasos de bicicletas y patinetes durante sus 12 primeros meses, según datos del Centro de Gestión de Tráfico. A lo largo de su segundo año de existencia, la cifra aumentó un 26,9% y superó el millón de pasos, lo que situó el acumulado en 1,93 millones de usuarios. Con estos registros, solo tuvieron que pasar unos días desde el 3 de marzo, segundo aniversario del anillo ciclista, para alcanzar los dos millones de pasos.

Esto sucedió el pasado 19 de marzo, en plenas Fallas. Se da la circunstancia de que la marca se alcanzó durante las fiestas, cuando la intensidad media diaria cayó a su punto más bajo por la ocupación de la vía publica y la peatonalización del centro. Sin embargo, los días laborables de marzo previos y posteriores a las Fallas, este enclave superó hasta en siete ocasiones la intensidad media diaria de 5.000 pasos de bicis y patinetes.

De hecho, el día con mayor intensidad registrada fue el 11 de marzo, y solo se bajó de estos registros entre el 15 y el 19. Una vez pasada la festividad, la vuelta a la rutina disparó nuevamente el paso de estos vehículos por este punto del anillo ciclista en el entorno de las 5.000 bicis diarias. De este modo, la opción de la bicicleta como medio de transporte rutinario hacia el trabajo o las aulas queda patente con el descenso que se experimenta durante los fines de semana, más ligados al ocio y el paseo, cuando cae al entorno de las 3.000 circulaciones diarias.

El incremento en el número de usuarios de la principal vía ciclista de València se produce en paralelo a la puesta en servicio de nuevos carriles bici que desembocan en el anillo ciclista, como los de Reino de València y Ruzafa, calle Alicante, avenida Constitución o marginal izquierda del Jardín del Turia, entre otros.

Menos tráfico en el centro

Además, estos datos coinciden con un descenso generalizado del tráfico motorizado. Tal y como muestran los datos de intensidades medias de tráfico del Ayuntamiento de València correspondientes al pasado mes de febrero, durante los días laborables cayeron los registros de pasos de coches y motos no solo en la ronda interior, sino también en  las grandes vías y ronda de tránsitos, y únicamente se produjeron incrementos notables a lo largo del bulevar sur.

Por comparar con el mismo punto de análisis del anillo ciclista, el cruce de las calles Colón y Xàtiva ha visto caer en un año la intensidad media de tráfico en días laborables de 36.029 vehículos a 29.247, es decir, casi un 19% entre febrero de 2018 y el mismo mes de 2019. En la Gran Vía Fernando el Católico se registró un descenso del 4% y en la avenida Peset Aleixandre del 2%.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha apuntado en una red social que los registros de movilidad ciclista “evidencian un crecimiento constante en el número de personas que cada día se pasan a la movilidad sostenible en la ciudad” y ha felicitado a quienes lo hacen, porque, en su opinión, convierten a València en “un referente y un modelo a seguir a nivel estatal”.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: