El BNG exige ante la Catedral la devolución de las estatuas del Pórtico de la Gloria “expoliadas” por la familia Franco

EUROPA PRESS

  • Cerca de medio centenar de integrantes del BNG liderados por su portavoz nacional, Ana Pontón, han reclamado este jueves ante la Catedral de Santiago la devolución de las esculturas del Pórtico de la Gloria “expoliadas” por la familia Franco.

Ataviados con pancartas para pedir a los herederos del dictador ‘Que devuelvan lo robado’, han denunciado que dos tallas realizadas en el siglo XII por el Maestro Mateo para el Pórtico de la Gloria siguen formando parte de su colección privada.

Coincidiendo con su cesión temporal para una exposición sobre el Maestro Mateo, el Bloque ha decidido activarse para impedir que este patrimonio vuelva a manos de la familia Franco.

Así es que los nacionalistas presentarán iniciativas tanto en el Ayuntamiento de Santiago como en el Parlamento de Galicia para exigir que las estatuas de Abraham e Isaac se recuperen para lo público.

“ESCÁNDALO DEMOCRÁTICO”

Con este “acto simbólico”, como lo ha calificado Ana Pontón en declaraciones a los medios, el Bloque pretende poner el foco sobre lo que considera “un escándalo democrático” por lo que evidencia de las “prebendas” que todavía mantienen los herederos de Franco.

Y es que, según sus propias palabras, conservan la propiedad de unas estatuas que “son patrimonio público” y que fueron “robadas” y “expoliadas” al pueblo gallego “con total impunidad”.

De igual modo, haciendo suyas las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, sobre la “vergüenza democrática” que le produce lo que está ocurriendo en Cataluña, Pontón ha incidido en que sí lo es permitir que “los bienes robados durante una dictadura sigan formando parte del patrimonio de la familia Franco”.

“Y que las instituciones no muevan un dedo para restituir la propiedad de esos bienes”, ha profundizado, no sin criticar que la Transición “permitió que los abusos del franquismo continuasen”.

Por todo, ha avanzado una iniciativa de “higiene democrática y dignidad colectiva” de informar a quienes visitan la exposición de lo que ocurre con esas dos piezas, “de valor incalculable”, a través de unos folletos editados en gallego y en inglés.

ORIGEN DE LA CESIÓN

Al respecto, la vicepresidenta de la Diputación de A Coruña, Goretti Sanmartín, ha detallado que existe documentación que prueba que ambas figuras fueron compradas en 1948 por el Ayuntamiento de Santiago al conde de Gimonde por 60.000 pesetas. Y que una de las condiciones de venta era que siempre tendrían que estar en Compostela.

Lo siguiente que se sabe, según la también concejala en Santiago, es que en 1961 estaban en manos del dictador y que actualmente se hallan en la Casa Cornide, en A Coruña, otra propiedad “robada” por Franco.

“Es inaudito, escandaloso”, ha concluido la nacionalista, para quien ambas estatuas deben ser declaradas bien de interés cultural y volver al dominio público. Además, ha pedido que se investigue en los archivos municipales “qué ocurrió” para que cambiasen de manos y ha apelado al “trabajo conjunto” de todos los grupos en esta línea.

Y, tras criticar la “indiferencia y pasividad” mostrada por el gobierno local hasta ahora, ha celebrado que ahora comience a dar pasos en este sentido, así como para retirar simbología franquista.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: