El Espai Thyssen reflexiona sobre el poder de los iconos con Sorolla, Picasso y Valdés

EUROPA PRESS

  • SANT FELIU DE GUÍXOLS (GIRONA), 28 (EUROPA PRESS)

El Espai Carmen Thyssen de Sant Feliu de Guíxols (Girona) explorará el papel de los iconos y las interpretaciones que ofrecen del mundo con la exposición ‘Iconografies. De Sorolla a Picasso i Valdés. Colección Fundación Bancaja-Colección Carmen Thyssen’, la primera colaboración conjunta que reúne 46 obras de 21 autores de finales del XIX hasta 2005.

La baronesa Carmen Thyssen ha asegurado este viernes en rueda de prensa que Sant Feliu es su lugar favorito en el mundo, y ha dicho que el proyecto le hace mucha ilusión porque será “bonito y de buena calidad”, y la muestra podrá verse a partir de este viernes hasta el 13 de octubre.

Comisariada por Pilar Giró, la exposición rehúsa ser un relato cronológico y quiere poner de manifiesto las influencias e intercambios entre autores, y la muestra solo podrá verse en este espacio.

‘Diálogos’ y ‘Monólogos’ son los dos bloques en que se ha dividido la muestra para poner en relevancia el papel del icono como símbolo de representación de un objeto de un mundo que “existe en tanto que representación”, según Giró.

Tan solo una obra del británico Julian Opie representa la Colección Carmen Thyssen, una decisión que se ha achacado a la intención del futuro museo de acoger colecciones temporales de manera continua.

LA LUZ DE SOROLLA

‘Diálogos’, con la luz, el paisaje y lo cotidiano, inician la primera parte de la exposición, tres salas -una por temática- que cuentan cada una con un cuadro de Sorolla como hilo conductor, entre los que hay ‘A l’aigua. Platja de Valencia’ (1908) y ‘Platja de Biarritz ‘(1906).

Las mismas playas valencianas que vuelven a ser representadas, pero con estilos distintos, en la década de los setenta por Equipo Crónica, Francisco Sebastián, Eusebi Sempere y Joaquim Michavila.

Antisorollistas como Gerano Lahuerta, Francisco Lozano, se contraponen al ‘Tardor. La granja’ de Sorolla con paisajes de las últimas décadas del siglo XX, y sus alumnos le rinden homenaje -junto a Ignacio Pinazo- con imágenes cotidianas que desarrollan la luz, la composición y las pinceladas.

Este intercambio se completa con el último diálogo, sobre mitos e iconos, que evidencia cómo las referencias estéticas ayudan a construir el lenguaje de un artista: Matisse en Juan Navarro y Sean Scully; la mitología clásica en Josep Renau y Rafael Benimodo Armengol.

LOS SIGNIFICADOS ALEGÓRICOS EN EL IMAGINARIO COLECTIVO

Seis linograbados de Jacqueline y doce reproducciones grabadas de la casa de La Californie, son los momentos de la vida de Picasso que Giró ha escogido para iniciar el bloque de monólogos, que reproduce cómo el significado simbólico y alegórico de la imagen puede pasar a formar parte del imaginario colectivo.

Valdés, como el artista valenciano contemporáneo de repercusión internacional, está presente con tres pinturas y dos esculturas de madera y bronce, entre ellas una representación de la Infanta Margarita velazquiana.

A modo de clausura, la exposición pone en relieve el arte nacional con el internacional con el contrapunto de la modernidad de las obras de Opie, algunas de las cuales remiten a las playas de Sorolla.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: