El Gobierno de Aragón realiza tareas selvícolas en más de 4.500 hectáreas para prevenir incendios forestales

EUROPA PRESS

  • El Gobierno de Aragón ha comenzado tareas selvícolas en más de 4.500 hectáreas de toda la región con el objetivo de prevenir el riesgo de incendios forestales. De esta forma, ha apostado por un modelo público de gestión forestal basado en el operativo de Sarga y el favorecimiento del empleo local, así como por la prevención de estos incendios.

Una prevención basada en la realización de trabajos selvícolas, la adecuación de las masas forestales a la resistencia de los efectos del cambio climático y en la extinción, que con una rápida capacidad de respuesta ha dejado en conato el 77 por ciento de los incendios que se registraron en el 2017.

El presupuesto del Ejecutivo en materia antiincendios para este ejercicio asciende a 21,47 millones de euros. Como novedad de esta campaña, las ocho cuadrillas helitransportadas con las que cuenta el operativo comenzaron los trabajos de prevención ya en enero, encontrándose activos desde esa fecha.

Esto supone que hay 605 personas contratadas: 449 en las cuadrillas terrestres, 96 en helitransportadas y algo más de 60 personas para autobombas forestales. Aunque, en plena campaña estival, el número de profesionales superará los 800. Asimismo, a partir de este viernes, se han ido incorporando progresivamente los puestos de vigilancia, hasta cubrir 11 puestos a lo largo de todo el mes de abril.

En cuanto a las condiciones laborales del personal del Operativo, la nómina de los operarios especialistas asciende a unos 1.865 euros brutos al mes en las cuadrillas terrestres. Por su parte, la remuneración de los jefes de cuadrilla es de 2.075 euros brutos mensuales. En ambos casos, se perciben pluses adicionales por la asistencia a incendios forestales.

OPERATIVO FORESTAL

Los trabajos que llevan a cabo desde este operativo consisten en la creación de infraestructuras para la defensa y la prevención de los incendios forestales, reduciendo la densidad del matorral y arbolado, así como la eliminación del combustible muerto o procedente de restos de corta. Para la realización de este trabajo se utilizan 415 motosierras, 322 desbrozadoras, 48 motopértigas y 3 biotrituradoras.

El operativo permanecerá activo durante la campaña en atención continuada, lo que significa que debe estar localizable y disponible en el caso de que se inicie un incendio dentro de su zona de actuación.

Las cuadrillas poseen otros métodos para combatir las llamas además del agua; por un lado, el ataque directo mediante herramientas como los batefuegos, diseñados para eliminar el oxígeno de la combustión mediante el impacto continuo en el suelo; y por otro lado, el ataque indirecto mediante la creación de líneas de defensa, una práctica que consiste en la eliminación de combustible y reducción de la cubierta vegetal, mediante el uso de motosierras y herramientas manuales tipo azada, llegando a suelo mineral y creando una discontinuidad que evite el avance del fuego.

La formación práctica necesaria para poner en marcha estas habilidades se llevan a cabo desde Sarga, en la que el departamento forestal elabora los contenidos específicos en cuanto a prevención de riesgos laborales y prevención y extinción contra incendios. Estos son validados por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón.

Las diferentes cuadrillas realizan prácticas como el tendido de mangueras o la creación de líneas de defensa, con el objetivo de aumentar la coordinación y la seguridad cuando la situación sea real. A todo ello se le suma la formación específica de los profesionales que pertenecen al operativo.

RIESGOS LABORALES

Fruto del trabajo en el seno del Comité de Seguridad y Salud Laboral de Sarga, se ha apostado por un aumento del presupuesto para equipos de protección individual, dentro del apartado de prevención de riesgos laborales. En 2017, Sarga licitó este suministro, junto con el de la ropa laboral para los trabajadores, por una cantidad aproximada de 300.000 euros anuales en el conjunto de la empresa.

Entre los equipos de protección que utilizan los miembros del operativo forestal existen diferentes elementos, entre los que son fundamentales los materiales anticorte e ignífugos. Una parte de la inversión adicional se ha destinado a la entrega de un segundo mono, del que ya disponen las cuadrillas helitransportadas, y que recibirán progresivamente las cuadrillas terrestres entre 2018 y 2019.

Desde la propia empresa se desarrollan los contenidos de las formaciones en prevención de riesgos laborales para el operativo forestal, validados por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón. Además, se realizan sesiones con los trabajadores de las cuadrillas en relación a estas formas de actuación tan importantes para su seguridad.

QUEMA AGRÍCOLA

Por otro lado, desde el pasado 1 de abril, las quemas agrícolas quedan prohibidas con carácter general. La Orden Anual de prevención de incendios forestales es la herramienta legal que se utiliza para regular el uso del fuego y establece la época de peligro de incendios forestales para el año 2018 durante el período comprendido entre el 1 de abril y el 15 de octubre, ambos incluidos.

Actualmente sólo está permitido el uso del fuego para los anexos III, con autorización para quemas excepcionales; IV, con notificación para quema de residuos de olivo; y V, con la autorización para uso del fuego en instalaciones de carácter recreativo. El más común en estas fechas es el anexo IV, hasta el 31 de mayo.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: