El juzgado mantiene la fianza de 2.000 euros a Clara Campoamor para ser acusación en el caso de Sara

EUROPA PRESS

  • VALLADOLID, 25 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid ha acordado mantener la obligación a la Asociación Clara Campoamor de depositar una fianza de 2.000 euros para ejercer como acusación popular en el caso de Sara, la niña de 4 años que falleció el pasado día 3 de agosto víctima, presuntamente, de malos tratos y abusos sexuales que mantienen desde entonces en prisión a su madre y el compañero sentimental de ésta.

En su auto, al que tuvo acceso Europa Press en fuentes jurídicas, el juez desestima el recurso de reforma interpuesto por el colectivo, en sintonía con el escrito del Ministerio Fiscal, también favorable al depósito de la fianza, por lo que ahora Clara Campoamor confía en que la Audiencia de Valladolid atienda su recurso de apelación y deje sin efecto dicho requisito.

El juzgado, dentro de las diligencias instruidas y que siguen bajo secreto de sumario, ha citado además para el próximo día 2 de octubre, a partir de las 10.00 horas, a los pediatras y tutores de la menor fallecida para que declaren en calidad de testigos.

La última testifical la protagonizaron el pasado día 20 de septiembre los tíos de la niña, que se han solicitado personarse en la causa como acusación particular, representados por la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales (Adavasymt), y que se encuentran «dolidos» porque, según denuncian, no se hizo todo lo posible.

La madre de la víctima, Davinia M.G, natural de Pedrajas de San Esteban (Valladolid), y el novio de ésta, Roberto H, de Medina del Campo, permanecen en prisión por su presunta implicación en la muerte de la menor, que ingresó el pasado día 2 de agosto en situación de muerte cerebral, que se produjo finalmente al día siguiente.

Ambos volvieron el pasado viernes, 15 de septiembre, al domicilio del barrio de La Rondilla de Valladolid, donde ocurrieron los hechos, para la práctica de una nueva diligencia.

La pareja, que se encuentra en prisión provisional, comunicada y sin fianza, fue trasladada hasta el piso de ella ubicado en el número 43 de la calle Cardenal Torquemada, donde se llevó a cabo un nuevo registro en el inmueble.

El registro fue practicado por un dispositivo en el que participaron responsables del juzgado y efectivos de la Brigada de la Policía Judicial y de la Brigada de Seguridad Ciudadana, esta última en labores de apoyo y protección ante las puertas del edificio, donde, según fuentes vecinales, la pareja fue increpada por algunos transeúntes.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: