El Manzanares recupera la fauna y la flora tras la limpieza de su cauce

EMILIO ORDIZ

  • Madrid ha terminado la reforma en el tramo desde el puente de los Franceses al de Reina Victoria.
  • Los ecologistas avistan 50 especies de aves, más peces y se introducen plantas autóctonas.

Mejor vegetación, más fauna y un cauce más limpio. El río Manzanares ha terminado su transformación. El Ayuntamiento de Madrid  ha dado por concluida la reforma de la zona que cubre entre el puente de los Franceses y el de Reina Victoria. Los trabajos han tenido un coste cercano a los 1,2 millones de euros. La propuesta nació de la ONG Ecologistas sin Acción, que también ha participado en las labores.

Las reformas desarrolladas se extienden en los 1,3 kilómetros que hay entre el puente de los Franceses y el de Reina Victoria. Se han llevado a cabo desde el pasado verano y se han centrado en las limpiezas de los márgenes y en la plantación de 5.230 plantas, que se desglosan en 273 árboles, 3.660 arbustos y 1.305 plantas de pequeño tamaño. Todas son especies autóctonas.

El fresno, el álamo blanco, el aliso, el majuelo, la rosa silvestre, el saúco, el taray y el sauce son los tipos de árboles que se colocan ahora en el entorno del río madrileño. El olmo, que había sufrido deterioro por el descuidado de los márgenes del río, también se reincorpora, con 113 ejemplares. La vegetación existente presentaba un aspecto muy deteriorado, tal como confirmó el área que coordina Inés Sabanés, de ahí que la preocupación por cuidar los márgenes fuera una de las claves del proyecto.

Además, ya se han avistado 50 especies distintas de aves y un mayor número de peces. Por otro lado, quince ejemplares de galápagos fueron liberados en las aguas del Manzanares.

La propia Sabanés explicó a 20minutos que los trabajos se han llevado a cabo de manera “muy efectiva”. La concejala reconoce que una vez que se consigue un manteniemto correcto del cauce “la naturaleza actúa por sí misma”. Desde el Ayuntamiento mantienen que una vez finalizadas las obras dedicarán los próximos dos años a labores de “supervisión”.

“El río es un ecosistema vivo. No es un canal, ni un lugar donde desaguar aguas contaminadas”, recalcó en su momento el Consistorio. Asimismo, a la replantación se ha unido la instalación de nuevas barandillas en ambos lados del río. De cara a los próximos meses, está previsto que se pueda avanzar en las revisiones del tramo 2 (entre Reina Victoria y el puente de Praga) y del 3, que va del Puente de Praga hasta el nudo sur.

Cambios puntuales

Precisamente, respecto al tramo 2, Santiago Martín, de Ecologistas en Acción, confirma que las mejoras se han ido desarrollando “simultáneamente al primer tramo”, por lo que se terminarán “muy pronto”. En cuanto al tramo 3, no se fijan ningún plazo, porque habrá que valorar «el comportamiento del río», esgrimen desde el área de Medio Ambiente. “De todos modos, los trabajos que se hagan a partir de ahora serán puntuales y estarán enfocados al mantenimiento del río; en ningún caso podremos hablar de una intervención”, confirmó la propia Sabanés.

Uno de estos cambios específicos es el que se está realizando en la presa número 9 –el río cuenta con un total de diez­­­–, que está siendo reparada para poder embalsar el agua de tal manera que los remeros que quieran practicar deporte en la zona puedan hacer “sin ninguna dificultad”. Por el momento, han tenido que trasladar sus actividades a otros embalses y lagos de la ciudad, pero desde Medio Ambiente confirman que esta obra estará finalizada “a principios de junio”.

Sabanés considera que estos cambios son necesarios para “potenciar el entorno natural de Madrid” y añade que el esfuerzo a realizar “no ha sido tan alto” porque el propio río ha ayudado a que “todo vuelva a su lugar”. Ahora solo queda “hacer una revisión que sea igual de efectiva que las reformas”.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: