El Monasterio de Veruela exhibe el talento de los artistas de la Casa de Vélazquez en ‘Itinerancia 2018’

EUROPA PRESS

  • El Monasterio de Veruela, situado en Vera de Moncayo, exhibe desde este martes, 10 de julio, el talento de los artistas de la Casa de Velázquez, Academia de Francia en Madrid, en la exposición ‘Itinerancia 2018’. Entre los creadores que muestran sus obras se encuentra el zaragozano Alejandro Azón Ballarín, becado por la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) para desarrollar su proyecto durante un año en esta residencia artística en Madrid.

La diputada delegada de Cultura de la DPZ, Cristina Palacín, el diputado delegado del Monasterio de Veruela, Feliciano Tabuenca, la directora de estudios artísticos de la Casa de Velázquez-Academia de Francia en Madrid, Fabienne Aguado, y el artista Alejandro Azón han presentado en la capital aragonesa esta propuesta, en la que participan quince artistas y que se podrá ver hasta el 9 de septiembre en el monasterio cisterciense.

Cristina Palacín ha recordado que esta muestra tiene “una larga trayectoria”, indicando que el Monasterio de Veruela acogió por primera vez esta exposición en 2009, “cuando esta beca corría peligro” y, para salvarla, la Diputación de Zaragoza hizo una propuesta “imposible de rechazar” a la academia francesa, poniendo a su disposición las instalaciones del cenobio, no solo para mostrar el trabajo del artista becado por la DPZ, sino para dar a conocer las obras de todos los creadores de la Casa de Velázquez.

Entre 15.000 y 20.000 personas visitan Veruela cada verano y podrán disfrutar de las propuestas artísticas de los alumnos, profesionales con trayectoria y a quienes aporta “prestigio” su estancia en la Casa de Velázquez.

En ‘Itinerancia 2018’ participan Alejandro Azcón, con sus pinturas; Mari B. Schneider, con fotografías; Clément Carat, con escultura; Sylvain Couzinet-Jaques, con fotografía; David de Beyter, también con fotografías; Nicolás Delprat, con pintura; Frédéric Dinalynas Sánchez, con pintura; Juliette Le Roux, con dibujos; Dmitri Makhomet, con una propuesta sobre el cine; Randa Maroufi, con vídeo; Javier Palacios, becado de la ciudad de Valencia, con pintura; Lucile Piketty, con grabados; Amélie Scotta, con dibujo; y Joan Magrané Figuera y Didier Rotella, con sendas composiciones musicales.

LUGAR DE INSPIRACIÓN

La directora de estudios artísticos de la Casa de Velázquez-Academia de Francia en Madrid, Fabienne Aguado, ha destacado que la colaboración con la Diputación de Zaragoza permite presentar el trabajo de los artistas que residen en sus dependencias y, al mismo tiempo, estos creadores encuentran en España un lugar de inspiración y un sitio donde establecer una red de contactos profesionales “que les va a ayudar”.

En este sentido, ha observado que muchos creadores aprovechan su estancia en Madrid para adentrarse en la cultura española y basar sus proyectos en ella, como el francés Clément Carat que ha creado un cabezudo, algo que “no conocía hasta que llegó a Madrid” y que ha despertado su interés, grabando un vídeo en el que interactúa con otras personas portando su propio cabezudo.

Aguado ha agradecido también que la DPZ ceda el Monasterio de Veruela para esta exposición, dado que es un lugar “muy especial” que garantiza que “muchos visitantes” disfrutarán del trabajo de estos artistas. Tras un año de estancia en Madrid, Aguado ha dicho que Alejandro Azcón “ha trabajado mucho” gracias a esta beca que le ha permitido avanzar en su proyecto.

EL OBJETO ENCONTRADO

Alejandro Azón Ballarín (Zaragoza, 1984) ha llevado a cabo en la Casa de Velázquez de Madrid un proyecto creativo sobre objetos encontrados. El artista ha dado las gracias a la institución provincial por “apostar por esta beca” permite a los artistas desplegar todo su potencial.

Ha detallado que, desde pequeño, se ha sentido interesado por la arqueología, la antropología y la historia y su propuesta está vinculada a estas materias. “Me interesa como el ser humano transforma el paisaje y también me interesa el camino prospectivo” y el “objeto encontrado” mientras pasea, que “generalmente es lo que la gente desecha, pero que contiene mucha información” tanto cultural como sobre el nivel de desarrollo económico o tecnológico de una sociedad.

De este modo, Azón convierte esos residuos y objetos cotidianos en obra de arte, así como su caminar le permite realizar mapas y cartografías de los espacios donde los encuentra, en una propuesta que sigue la estela del artista Marcel Duchamp. El zaragozano lleva a Veruela una decena de obras sobre este trabajo.

La diputada delegada de Cultura de la DPZ, Cristina Palacín, ha avanzado que la próxima artista que disfrutará de la beca de esta institución en la Casa de Velázquez será la grabadora y estampadora Carla Nicolás Martínez (Zaragoza, 1981), con su proyecto ‘Abrigo’.

Tras su paso por el Monasterio de Veruela, ‘Itinerancia 2018’ viajará a la Academia de las Artes de París y finalizará su recorrido en Nantes, si bien la Casa de Velázquez ya ha recibido más peticiones para llevar estos trabajos a otras ciudades.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: