El proyecto ‘Habitar la imagen’ construye nuevos recuerdos entre enfermos de Alzheimer y sus familiares

EUROPA PRESS

  • El proyecto ‘Habitar la imagen’ se propone construir nuevos recuerdos entre personas que padecen Alzheimer y sus familiares. El Centro Joaquín Roncal de la capital aragonesa ha inaugurado este jueves una exposición que exhibe esta iniciativa puesta en marcha por la artista zaragozana Raquel Planas (1985), en colaboración con la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFEDAZ).

En declaraciones a Europa Press, Planas ha explicado que este es un proyecto colectivo en el que invitó a los usuarios de AFEDAZ y sus familiares a participar con el propósito de crear esos nuevos recuerdos, trabajando en parejas, los usuarios de la asociación con un familiar, “en muchos casos la mujer o el marido y en otros los hijos”.

Juntos han trabajado a partir del relato de su propia vida y de la fotografía, utilizando el arte como una herramienta “para reflexionar sobre nuestro día a día, nuestra identidad y lo que nos pasa”. Con ese trabajo han creado un álbum para cada familia, en el que se abordan conceptos como “el recuerdo, la memoria y, transversalmente, el concepto del vínculo y el cuidado”.

De este modo, familiares y enfermos pudieron “salir de esa rutina que a veces tiene que ver con ese cuidado” y este proyecto les ha permitido “construir nuevos recuerdos y actividades partiendo de su propia biografía”, ha destacado la artista.

La exposición, que se podrá visitar hasta el 27 de abril, muestra ese trabajo conjunto, el álbum que han creado, los dibujos de manos entrelazadas y sus retratos, que se proyectan junto a imágenes antiguas para “revisitarlas desde el presente, reactualizar ese pasado”, ha comentado.

UNA EXPERIENCIA MUY POSITIVA

La terapeuta ocupacional de AFEDAZ, Noelia Sotera, ha señalado que esta propuesta les pareció “muy interesante” dado que no solo se dirigía a los usuarios, sino a sus familias “para que tuvieran otro punto de vista de la enfermedad”, ya que “siempre se tiene un punto de vista muy negativo de la enfermedad de Alzheimer”. Así, los familiares han podido compartir con sus parejas o padres “una nueva experiencia”.

Ha recalcado que para las familias “ha sido una experiencia muy positiva, lo han disfrutado mucho porque han visto que pueden hacer con su familiar otras cosas que a lo mejor pensaban que no podían hacer”, ha manifestado, al detallar que en esta experiencia han participado una veintena de personas.

Una de ellas es Fernando Marín, de 72 años, quien ha trabajado en este proyecto junto a su esposa, enferma de Alzheimer. “Ha sido una experiencia muy positiva”, ha relatado a Europa Press, al subrayar que gracias a esta actividad han recordado episodios y personas de sus vidas y “he aprendido mucho en estos diez días”. Ahora, “conozco mucho más a mi mujer, el amor ha crecido y estamos muy contentos”, estos proyectos “se deberían de hacer más en los centros de día porque hay mucha gente que lo necesita”, ha afirmado.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: