Escuelas Católicas de CyL lamenta el “ajuste a la baja” de los conciertos al perder 14 unidades este curso

EUROPA PRESS

  • VALLADOLID, 6 (EUROPA PRESS)

Escuelas Católicas en Castilla y León inicia la próxima semana el presente curso escolar 2017-2018 con 99.900 alumnos y 9.240 profesionales en los 183 centros educativos de su red, en la línea de estabilidad de los anteriores, pero con 4.294 unidades, 14 menos, lo que ha llevado a su secretario autonómico, Leandro Roldán, a lamentar el “ajuste a la baja” del programa de conciertos de la Consejería de Educación.

En su tradicional comparecencia ante los medios a pocos días del inicio del curso escolar, el máximo responsable de ECCyL, pese a reconocer el clima de estabilidad que supone la última resolución del departamento de Fernando Rey en materia de conciertos para los próximos seis años, ha expresado su preocupación ante la continua pérdida de unidades, las 14 mencionadas, y la falta de creación de nuevas de apoyo, muy necesarias en todos sus centros, al considerar que va en contra de la “calidad educativa y la libertad de las familias para elegir la educación de sus hijos” y conlleva una posible pérdida de empleo.

Pero además, critica que en Formación Profesional se produce un mínimo crecimiento, 7 unidades, pero “insuficiente” ya que ECCyL sigue creyendo necesario ampliar el mapa escolar de Castilla y León, reforzar este tipo de estudios y crear un mayor número de títulos de FP.

En su intervención, Roldán, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha vuelto a denunciar públicamente, por insuficiente, la partida de los presupuestos de la Consejería destinada a ‘otros gastos’ y que tiene por finalidad sufragar el coste del personal docente, equipamiento y mantenimiento de los centros.

Al respecto, considera que los colegios concertados de Castilla y León sólo reciben el 50 por ciento de lo necesario para los gastos de mantenimiento y funcionamiento de la actividad educativa, capítulo en el que la Comunidad ocupa la décima posición al invertir en la concertada el 14,9% de su presupuesto, muy lejos de Euskadi (24,8%), Navarra (21,52), Baleares (21%) o Madrid.

Por ello, Roldán persiste en reclamar un presupuesto “digno” y “justo” para la concertada, que considera una “educación de calidad, complementaria, necesaria y elegida por una amplia mayoría de las familias por los valores que ofrece”, tal y como demuestra el hecho de que ECCyL representa el 27,5 por ciento de este tipo de educación en Castilla y León.

En el capítulo reivindicativo, la red de centros católicos se ha marcado luchar este curso por completar el horario para orientadores de Primaria en centros de dos, tres y cuatro líneas. En la actualidad, estima que las horas concertadas y la inversión económica destinadas a este servicio son insuficientes para cubrir la demanda de sus alumnos.

VACACIONES DE SEMANA SANTA

En respuesta a preguntas de actualidad, el secretario autonómico de ECCyL se ha mostrado a favor de la coincidencia de las vacaciones escolares y de Semana Santa, algo que, en su opinión, “es lo ideal”, así como de la propuesta de la Consejería de Educación de adelantar para el próximo curso de septiembre a julio la segunda convocatoria de las pruebas de acceso a la universidad.

En este último caso, Roldán coincide en que el anticipo evitará que los examinados se incorporen con casi un mes de retraso a la universidad con respecto a los compañeros que aprobaron en la primera convocatoria, si bien entiende que en tal caso sería también oportuno adelantar los exámenes de junio “porque desde el punto de vista pedagógico no tiene sentido que en una semana o quince días se examinen dos veces”.

Por ello, ECCyL se mantiene a la expectativa y demanda que la medida esté muy bien planificada en el tiempo, sobre todo porque el personal docente de la red de centros católicos se rige por un convenio colectivo específico según el cual los profesores pueden trabajar los primeros ocho días de julio o los últimos de agosto.

SEGREGACIÓN POR SEXOS

En cuanto a la segregación por sexos, algo que viene siendo muy criticado por el Partido Socialista, Roldán ha precisado que la representatividad en la red de los centros con una diferenciación por sexos es “mínima” y ha expresado su respeto por ese tipo de educación que en algunos casos cuenta con el respaldo de la sociedad y de distintas sentencias judiciales.

Es este caso el de un centro de ECCyL que cuenta con un 90 por ciento de minorías étnicas y bajo nivel social, en el que “la sociedad y la administración han reconocido la labor realizada para sacar adelante a las niñas”.

BILINGÜISMO E INNOVACIÓN

En su análisis del presente curso, Leandro Roldán ha aprovechado para ensalzar las tres gandes señas de identidad de la red de centros católicos, como son la apuesta por los idiomas, la innovación y las nuevas tecnologías.

En el primer caso, el 85% ya posee una sección bilingüe en Primaria, en total 158 colegios, y 80 de ellos también ofrecen esta formación en Secundaria. En total existen 242 secciones bilingües en las aulas de estos colegios.

Sin embargo, Escuelas Católicas siempre ha buscado ir más allá en la mejora educativa en idiomas y por eso creó en el curso 2011-12 el Plan PIPE (Plan Integral de Plurilingüismo Educativo). Actualmente, el programa de idiomas impulsado por Escuelas Católicas Castilla y León alcanza este curso su séptimo año con 83 centros adscritos y 8.800 alumnos que han podido certificar sus conocimientos por medio de los exámenes oficiales que Trinity College London y Cambridge English ponen a disposición de los alumnos.

Además, este curso es el segundo del denominado Plan BIBE, que se impartirá en 26 centros. Es un programa de idiomas dirigido a alumnos de 0 a 6 años, primer y segundo ciclo de Infantil, para que tengan un primer contacto con el inglés y así ofrecer una base sólida donde se asienten los pilares básicos para una buena enseñanza en lengua extranjera.

Escuelas Católicas sigue apostando por la formación continua de su profesorado y por la innovación pedagógica constante de sus centros. Por eso se mantendrá el Plan de Formación que fomenta la capacitación de los profesionales de todos sus centros concertados y la mejora de la educación que reciben los alumnos.

El curso pasado se realizaron 65 actividades formativas en las que participaron 4.943 docentes y profesionales y que se centraron en materias de innovación educativa como orientación, atención a la diversidad, fomento de la lectura, pedagogía infantil, idiomas, formación de directivos, calidad, nuevas tecnologías aplicadas a la educación o comunicación y marketing.

De nuevo, la gran apuesta formativa de este nuevo curso es el Posgrado de Experto Universitario ‘Innovación, Metodología Docente y Evaluación aplicada a la Educación’, junto a la Fundación Maecenas y titulado por la Universidad de La Salle de Madrid.

Se trata de un curso semipresencial que contó en su primera edición con 50 participantes y que pretende ayudar a dar el salto definitivo a los centros hacia la innovación escolar y agrupar todas las tendencias educativas actuales. El éxito de la primera edición ha permitido crear una segunda que arranca este mes de septiembre con nuevos alumnos.

Además, 107 centros educativos de Escuelas Católicas Castilla y León cuentan con la certificación de excelencia en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), el 58% de los centros de la organización.

Un total de 32 de ellos han obtenido de la Consejería de Educación el nivel 5 en excelencia TIC, el máximo posible. Con el nivel de excelente, de un baremo máximo de 5, hay 32 centros de Escuelas Católicas Castilla y León, aumentando desde los 19 del curso pasado.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: