Feijóo vuelve a plantear tratar a incendiarios como “terroristas”, pero “no puede” afirmar que haya “una trama”

EUROPA PRESS

  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha insistido este jueves en que “es el momento” de abrir “una reflexión profunda” sobre “las condiciones que tienen que darse para que un incendiario vaya a juicio” y, tras identificar la ola de incendios que vivió Galicia el pasado fin de semana con una actividad “delictiva homicida”, ha planteado de nuevo “asimilar” el delito incendiario con el “terrorista”.

“Que le pregunten a las familias de las cuatro víctimas mortales si atenta o no contra las vidas”, ha instado Feijóo, quien ya había planteado otras veces esta idea y ha incidido en que le preocupa la percepción de que “provocar un incendio sale muy barato”. Enfrente, ha remarcado que todo incendio “potencialmente” puede causar daños personales y que esto debe ser tenido en cuenta.

En este sentido y preguntado acerca de, si de ser considerados como autores de un delito de terrorismo, los incendiarios deberían ser juzgados en la Audiencia Nacional, el presidente ha indicado que, si bien veía la pregunta “procedente”, el no es “quién” para decir qué debe hacerse.

Eso sí, el presidente, que de facto identifica lo sucedido con “terrorismo incendiario” y “homicida”, ha ratificado que le planteó su visión tanto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como a los ministros de Agricultura, Isabel García Tejerina, e Interior, Juan Ignacio Zoido. Y ha insistido en que se trata de “un problema de orden público”, no de fuegos forestales.

Dicho esto, y aunque no tiene “dudas” de que en Galicia hubo “acciones simultáneas” que pusieron “en riesgo” el patrimonio y la vida de las personas, ha afirmado que él “no puede” afirmar que haya “una trama” detrás de los fuegos porque es una cuestión que hay que “probar” y esto corresponde a las autoridades policiales y judiciales.

“NO HAY DUDAS DE QUE HUBO ACCIONES SIMULTÁNEAS”

Tras el Consello de la Xunta, preguntado acerca de si ve elementos que ratifiquen la existencia de una trama organizada detrás de los incendios que el pasado fin de semana afectaron a Galicia, ha trasladado su “respeto” por la labor de la Policía y también de la Fiscalía, que ha abierto una investigación de oficio para determinar si existió “una planificación coordinada” en la ola de fuegos.

Dicho esto, ha incidido en que el paso dado por el Fiscalía es “el mejor síntoma posible” toda vez que en un fuego forestal ordinario “no hay un trabajo judicial, aunque sí a veces policial”. “Pero que la Fiscalía diese este paso, acredita la sensibilidad de la Justicia”, ha subrayado.

Feijóo ha defendido que “es muy importante” que los incendiarios sepan “que sus acciones son propias de terroristas” y que se irá “detrás de ellos”. “Estamos hartos y llevamos mucho tiempo avisando”, ha señalado el presidente, quien ha vuelto a aludir a las condiciones meteorológicas extremas marcadas por la sequía.

Y es que “desde 1986” -desde que hay registro de extinción de incendios-, ha indicado, “es el verano más seco”. También ha explicado que, antes de la ola de fuegos y en vista de lo ocurrido en Portugal, él envió reiteradamente el mensaje de las consecuencias que podría tener una actividad, la incendiaria, que considera “delictiva” y “homicida”.

“Si hay una trama o estaban organizados, eso le corresponde a la investigación y a las autoridades policiales y judiciales concretarlo. Que, en nuestra opinión, no hay dudas de que hubo acciones simultáneas y que estas acciones indiscriminadas pusieron en riesgo patrimonio y vida de las personas… Es nuestra opinión. Pero yo no puedo decir si hay una trama o una organización, no me corresponde a mí dar esta información, entre otras cosas porque hay que probarlo”, ha señalado Feijóo.

“LO QUE HICIMOS EN LA OPOSICIÓN LO CONOCE TODA LA SOCIEDAD”

Preguntado acerca de si se arrepiente de las declaraciones que hizo en 2007, cuando todavía estaba en la oposición, en relación a que con los populares “no moría gente”, Feijóo ha replicado que “toda la sociedad gallega” saben lo que hizo el PPdeG “en la oposición” y lo que ha hecho “en el Gobierno”, que podrán “comparar”.

El presidente ha recordado, además, que comparecerá en el Parlamento para dar explicaciones “con total claridad”. “Pero lo que hicimos en la oposición, los gallegos lo saben; también lo que hicimos en el Gobierno y la diferencia entre el año 2006 y este 2017 tanto en los fuegos, como en la dedicación política para priorizar ese asunto como en las explicaciones posteriores”, ha recalcado.

Sobre un posible cambio del modelo forestal, Feijóo ha subrayado que, precisamente, en esta comparecencia en la Cámara “se puede hablar de todo” y que, por supuesto, se hablará de “política forestal”. En todo caso, ha esgrimido que se produjeron situaciones al margen de ésta como “fuegos intensos de madrugada” o “focos simultáneos”.

“La actividad incendiaria fue máxima, no hay ningún registro de 264 fuegos en dos días en ningún año; y dos de cada tres se quedaron en conato. La capacidad de los servicios de extinción está probada, pero no se puede luchar contra lo imposible”, ha esgrimido, al tiempo que ha apuntado que “se atacaron los parques naturales” y que en Ourense, pese a ser la provincia “con menos eucaliptos”, fue donde más ardió.

Igualmente, ha aludido al impulso de una ley autonómica de montes con unas exigencias de limpieza para evitar fuegos que, en la práctica, no se ejecutan, cuestión que ha lamentado.

Asimismo, ha avanzado una reunión con los presidentes de Castilla y León, Asturias, con el fin de determinar la situación y las características de los incendios en el Noroeste.

“GALICIA PERDIÓ EL CONTROL”: LA XUNTA Y OTRAS ADMINISTRACIONES

Feijóo ha incidido en que habrá que analizar lo ocurrido, “ver la coordinación de las brigadas municipales y de las diputaciones en el ámbito de los bomberos comarcales”. “Tenemos que verlo, ver si podemos mejorar aún más la operativa de las brigadas forestales, de las que me siento orgulloso”, ha reflexionado.

En todo caso, ha incidido en que no se debe caer “en el error” de que el problema “está en el operativo”.

Como ya había reconocido, ha constatado que “Galicia perdió el control” durante 12 horas, pero no solo la Xunta, sino también otras administraciones con competencias en extinción. Aunque no los ha mencionado expresamente, los ayuntamientos tienen competencias sobre los núcleos, y el presidente ha incidido en que las brigadas “tuvieron que bajar de los montes” para proteger “las vidas de las personas”.

“Las administraciones públicas perdimos el control, yo tengo que responder por la mía”, ha señalado, al tiempo que ha advertido también que nadie “enfrentará” a Galicia con Portugal. “Solo podemos lamentar sus muertos y solidarizarnos, lo que no es incompatible con decir que entraron varios fuegos desde el país vecino”, ha defendido.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: