Gómez-Reino presume de “complicidad” con Iglesias, pero niega que alentase su candidatura

EUROPA PRESS

  • Cree que Podemos ha de ser el “motor fundamental” del espacio de cambio y apuesta por “implicar” el partido en En Marea

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 (EUROPA PRESS)

El precandidato a liderar Podemos Galicia Antón Gómez-Reino presume de su “complicidad” con el secretario general del partido, Pablo Iglesias, si bien niega que este alentase su paso adelante para encabezar una lista en torno a la que confía integrar la “heterogeneidad” que convive en la organización y que ve un valor a “potenciar”.

El diputado de En Marea en el Congreso, en una entrevista concedida a Europa Press, niega que el aterrizaje de Carolina Bescansa en Galicia como opción de la dirección saliente para hacerse con la Secretaría Xeral suponga el traslado a la Comunidad gallega de las divisiones internas que han marcado el devenir del partido morado en los últimos tiempos. De hecho, considera que esas diferencias quedaron enterradas con Vistalegre II, el proceso interno en el que las tesis de Pablo Iglesias se impusieron a las de Íñigo Errejón.

“A nivel estatal no hay división entre familias. Es algo que quedó sellado después de Vistalegre II. Hay un clima de convivencia en Podemos. Participo en los espacios de dirección del Grupo Parlamentario de Unidos Podemos (en el que se integran los diputados de En Marea) y lo vivo completamente”, asegura Antón Gómez-Reino (A Coruña, 1980).

La dirección que salga del proceso deberá hacer frente a dos asignaturas inmediatas: por un lado, el papel a jugar por Podemos en las elecciones municipales de la próxima primavera, y la relación con En Marea. Para el coruñés, es fundamental dejar a un lado los “debates” sobre fórmulas jurídicas y centrarse “en qué pide la gente”, pero cree que Podemos debe “implicarse” y jugar un “papel más relevante” en el “espacio del cambio”.

CAROLINA BESCANSA

El parlamentario medirá fuerzas en las primarias de Podemos Galicia con su compañera en el Congreso de los Diputados Carolina Bescansa. La compostelana aceptó encabezar la candidatura de la dirección saliente y su desembarco en Galicia ha puesto en el foco mediático a nivel nacional el proceso interno de la organización.

Las palabras de Pablo Iglesias, que recordó las recientes aspiraciones de Bescansa en la capital española y se mostró sorprendido porque quiera liderar Podemos Galicia tras “20 años en Madrid”, encendieron la precampaña de unas primarias en la que ciertas voces identifican a Gómez-Reino como representante del denominado ‘pablismo’.

El coruñés admite que entre él e Iglesias existe “sintonía” y una “complicidad política recíproca” procedente de sus años en el “activismo”. Con todo, rechaza etiquetas y apela a integrar en su candidatura las diferentes sensibilidades que existen en Podemos Galicia, hecho que ya ha logrado con los inscritos de Lugo que, encabezados por ‘Josito’ Pérez, estudiaban presentar una candidatura alternativa.

“NO SE PUEDE DIRIGIR A 600 KM”

“No es posible dirigir una organización que se tiene que pensar por y para el país a 600 kilómetros de distancia. Quien dirija Podemos Galicia tiene que estar, tiene que conocer y tiene que tener un recorrido aquí. Tiene que ser un grupo de personas que esté implicado en el país desde hace tiempo y que conozca bien las problemáticas del país”, remarca, en referencia a Bescansa y su lugar de residencia desde hace dos décadas, Madrid.

Gómez-Reino también pasa buena parte de su tiempo en la capital española, pero, según él, la diferencia con Bescansa es que lleva “tiempo recorriendo y pretendiendo ser correa de transmisión de las problemáticas del país” como representante de En Marea en el Congreso de los Diputados, donde defiende que existe “una magnífica” relación entre sus miembros.

Asimismo, en una entrevista en Europa Press, insta a “mirar al futuro” luego de la etapa de Carmen Santos al frente de la organización, un tiempo en el que, según Gómez-Reino, disminuyó “la capacidad e iniciativa a los círculos y órganos municipales”. Con todo, ciertos sectores del partido culpan al diputado de no haberse implicado lo suficiente en el funcionamiento interno del partido en los últimos tiempos.

“Es evidente que siempre participé en los órganos siempre y cuando tuviesen un funcionamiento democrático. No fue una cuestión mía, sino de decenas y decenas de compañeros que veíamos que no se cumplían en absoluto los mínimos democráticos”, alega, para luego subrayar que la dirección que salga elegida el 25 de octubre debe “construir una organización en la que se sepa gestionar la pluralidad y la heterogeneidad de ideas”.

Un “desafío” que cree capaz de asumir porque en Podemos “no sobra nadie”, incluso su hasta ahora única contrincante en la contienda, Carolina Bescansa, a quien, en caso de que salga derrotada, se ofrece a integrar en el partido “si decide venir a aportar a Galicia”. “Eso le corresponde a ella aclararlo”, responde a la pregunta de si cree que los planes de la santiaguesa pasan por Galicia más allá de estas primarias.

EN MAREA Y LAS MUNICIPALES

La relación con En Marea y el papel a jugar en las elecciones municipales: dos de los retos inmediatos a los que tendrá que hacer frente la nueva dirección de Podemos Galicia. Para Gómez-Reino, defensor de la denominada “confluencia”, el debate no debe pivotar en torno a la “fórmula jurídica”, raíz, en muchos casos, de las desavenencias entre las diferentes organizaciones que conforman el espacio político.

“Podemos tiene que jugar un papel primordial. Tiene que ser el motor fundamental”, apunta antes de subrayar que esto no significa que reivindique mayor peso “en cargos de dirección” o visibilidad en la “marca” electoral de En Marea. “Es una cuestión de tener un proyecto de Podemos fuerte, con un horizonte definido”, apostilla.

A diferencia de la secretaria xeral saliente, Carmen Santos, que siempre se opuso a diluir Podemos en el partido instrumental, Antón Gómez-Reino no es tan tajante y apela a decidir el encaje de los diferentes actores “entre todos”.

“Entre todos debe decidirse la mejor forma para ir a las elecciones en Galicia. Tengo muy claro que la gente que participa en Galicia lo que quiere es ganar elecciones y cambiar la vida de la gente”, concluye el diputado, que valora el “buen labor” de Luís Villares en el Parlamento pero evita pronunciarse sobre su papel como portavoz orgánico. “Lo importante de Luís Villares es el trabajo que hace como portavoz parlamentario”, zanja.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: