La carretera A-15 se cerrará al tráfico este viernes noche por las obras del túnel de San Lorenzo-Larre

EUROPA PRESS

  • La Diputación foral de Gipuzkoa ha informado del cierre, este viernes por la noche, de la carretera A-15 en ambos sentidos por el comienzo de las obras del túnel de San Lorenzo-Larre. Se estima que las obras duren cuatro meses y cuentan con un presupuesto cercano a los seis millones de euros.

En un comunicado, la institución foral ha indicado que la carretera permanecerá cerrada durante el fin de semana en las dos direcciones y el domingo se reabrirá con un ‘bypass’ en sentido Pamplona.

Además, ha detallado que, al principio, la ejecución de las tareas previstas implica el corte total del tráfico en ambos sentidos durante 48 horas, desde las 22.00 horas del viernes hasta las 22.00 horas del domingo.

En sentido San Sebastián, el corte se realizará desde el enlace de Berastegi, mientras que en sentido Pamplona se realizará desde el enlace de Sorabilla en Andoain. Las tareas a realizar durante el fin de semana incluyen la instalación de una barrera de contención y la revisión del sistema de control de todos los elementos del túnel.

Este corte obligará a los usuarios de la A-15 a tomar otros itinerarios, para trayectos de largo recorrido desde Navarra hacia Gipuzkoa, el itinerario recomendado será la N-I hasta Altsasu, tomando la A-10 (autovía de la Sakana) en Irurtzun.

Para destinos locales, como Berastegi, Elduain o Berrobi, el corte en sentido Donostia permitirá a los usuarios de la A-15 realizar el giro en el enlace de Berastegi, circular por la GI-2130 (carretera de Tolosa a Leitza) hasta su destino.

Para itinerarios de largo recorrido desde Gipuzkoa hacia Navarra, el corte en sentido Pamplona obligará a los usuarios de la A-15 a continuar por la N-I en sentido Vitoria hasta Altsasu, continuando por la A-10 (Autovía de la Sakana) hasta Irurtzun. Los vehículos con destino Lekunberri o Leitza podrán opcionalmente utilizar la carretera GI-2135 (carretera de Tolosa a Lekunberri) por Tolosa.

A partir del domingo, una vez se reabra el tubo sentido Iruñea, se mantendrá cerrado el túnel en dirección Donostia durante los cuatro meses que se prevé que dure la obra.

Mientras tanto, para ejecutar estas obras de manera segura y poder mantener la autopista abierta al tráfico con las medidas de seguridad adecuadas, se realizará un desvío provisional por el otro tubo. Además, se restringirá el paso de vehículos con mercancías peligrosas y se limita el gálibo en altura a 4,5 metros y en anchura a tres metros.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: