La CHE mejora las pistas forestales de los montes que gestiona en la provincia de Huesca

EUROPA PRESS

  • La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), acaba de iniciar una nueva actuación para la prevención de incendios forestales en los montes que gestiona en la cuenca. En esta ocasión está realizando una mejora de pistas forestales en la provincia de Huesca, en concreto en la cuenca del Gállego, que arrancó el pasado viernes y a la que destina un presupuesto de 60.451 euros.

La actuación se extiende por las comarcas de La Jacetania, Alto Gállego, La Hoya de Huesca y Sobrarbe, en montes que corrigen torrentes afluentes del río Gállego en su margen derecha, todos aguas arriba del embalse de La Peña y del embalse de Mediano, en el caso del monte de Griébal.

El objetivo es mejorar los accesos al monte de Griébal y los accesos y mejora de pistas de la red primaria en los montes Ordaniso, Sabinera, Lorés, Ordolés y Asqués. Los trabajos en campo consisten en repaso de pistas, mejora de transitabilidad de cortafuegos, mejora de vados, limpiezas de cunetas y drenaje de pistas.

OTRA ACTUACIÓN DE PREVENCIÓN

Estos trabajos se suman al proyecto actualmente en ejecución, también en montes de Huesca, para la prevención general de incendios forestales en municipios de Aínsa, Caldearenas, Secastilla, La Fueva, Las Peñas de Riglos y Graus, en Huesca.

Esta actuación de 256.422 euros, planificada para dos anualidades, ha permitido actuar ya este 2017 en los montes de Griébal, Caneto y Sabinera en el mantenimiento y creación de fajas auxiliares, de cortafuegos, áreas estratégicas e infraestructuras ganaderas, así como la creación de un perímetro de seguridad para reducir el riesgo de incendio, mejorar la transitabilidad de las vías forestales y favorecer la logística de la extinción, el aterrizaje de helicópteros y la

instalación de puestos de mando

Otras acciones son el acondicionamiento y adecuación de pistas forestales que favorece las labores de mantenimiento, vigilancia y extinción; y la ejecución de cerramientos ganaderos; la construcción de pasos canadienses y la limpieza de balsas para potenciar los usos y aprovechamientos tradicionales en el monte y la economía local.

El Organismo, junto con estos importantes proyectos, realiza continuamente actuaciones de mantenimiento, conservación y mejora del estado de los montes de titularidad pública.

La CHE gestiona directamente 30.000 hectáreas de monte, la mayoría bosques reforestados para la mejora de la calidad de las aguas y para la protección de laderas junto a embalses y barrancos. Estas acciones son de gran importancia, sobre todo en periodos de escasez de precipitaciones como el actual.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: