La nueva Ordenanza de Protección del Medio Urbano de Valladolid sustituye “el modelo trasnochado del PP”, según Vélez

EUROPA PRESS

  • VALLADOLID, 7 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Valladolid, en sesión ordinaria de pleno y con los votos a favor de PSOE, VTLP y SIVA, la oposición del PP y Cs y la abstención del edil no adscrito, Jesús Presencio, ha aprobado esta mañana la nueva Ordenanza de Protección del Medio Urbano que viene a modificar la denominada ‘ordenanza antisocial o antivandálica’ de los ‘populares’ y que, entre otras prohibiciones, perseguía la mendicidad y la desnudez en público.

Su aprobación, tal y como ha explicado el concejal de Seguridad y Vialidad, Luis Vélez, supone atender el compromiso adquirido en su momento con la Plataforma Ciudadana en Defensa de las Libertades, que había pedido la derogación de la que técnicamente se denominaba Ordenanza Municipal sobre Protección de la Convivencia y Prevención de Conductas Antisociales y que dicho colectivo consideraba como “uno de los principales símbolos autoritarios de los veinte últimos años de gobierno municipal de Javier León de la Riva”.

Aunque Vélez ha confesado que el deseo del equipo de gobierno era derogar la ordenanza y aprobar una nueva, finalmente se ha optado por introducir una serie de modificaciones para acabar con un modelo del PP que ha tildado de “trasnochado y propio de otros tiempos”, fundamentalmente porque en su articulado se perseguían la mendicidad y la desnudez, y porque era preciso avanzar en una perspectiva “más social e integradora”.

Así, amén de suprimir ambas prohibiciones, la nueva ordenanza establece una protección del medio urbano como espacio de encuentro de los ciudadanos, se prohíbe mantener el motor en marcha de un coche ya estacionado y se regula la realización de murales, entre otras novedades.

El nuevo texto ha contacto con la abstención del edil no adscrito, Jesús Presencio, y el voto en contra de Pilar Vicente, de Ciudadanos, que, entre otras cuestiones, censura la no inclusión de distintas propuestas lanzadas por la formación naranja y critica que “se da más importancia a la protección de mobiliario y jardines que a las personas”, así como de los doce ediles del PP, que, en palabras de Borja García Carvajal, ha recordado que la anterior ordenanza ha venido funcionando hasta la fecha de forma “útil” y ha denunciado que la modificación es “de cara a la galería y por pura propaganda”.

“EN LA CALLE EN PELOTA PICADA”

El concejal ‘popular’, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha alertado además de los peligros de desatender las propuestas de su grupo de mantener restricciones a la mendicidad ejercida con menores o discapacitados y la procedente de las mafias, el consumo de alcohol en la vía pública o la desnudez.

“Qué se puede esperar de quienes consideran que un macrobotellón en el centro de la ciudad es una fiesta de amigos a la salid del Burger King”, se ha preguntado García Carvajal, para quien también no establecer límites a la desnudez puede dar lugar a casos de auténtico exhibicionismo que permitan a alguien plantarse “en la calle en pelota picada”.

“¿Les gustaría montarse en el autobús y tener al lado a una persona totalmente desnuda?”, ha interpelado el edil al resto de la corporación, tras lo cual ha concluido afirmando que con la ordenanza “la izquierda se quita la careta y demuestra el modelo de ciudad que quiere”.

Las réplicas no se han hecho esperar, como la de Vélez, aludiendo al modelo “trasnochado y propio de otros tiempos” del PP; la de la portavoz de SIVA, Charo Chávez, quien ha censurado que la persecución ‘popular’ de la mendicidad se produjo precisamente en la época de mayor recesión económica, “criminalizando la pobreza”, o la efectuada por la concejal de VTLP María Sánchez, para quien el fenómeno de la indigencia “no puede ser tratado como una molestia sino desde el punto de vista social”.

NUEVA ÁREA DE PRESTACIÓN DEL SERVICIO DE TAXI

Entre los distintos puntos del orden del día, la corporación, tan sólo con la abstención del PP, ha aprobado la nueva Ordenanza reguladora del funcionamiento del Área Territorial de Prestación Conjunta de Valladolid y su entorno en lo concerniente a los servicios de transporte público de viajeros en autotaxi.

El acuerdo, que permite prestar servicio a los profesionales del taxi tanto en la capital como en una veintena de municipios del alfoz, a excepción de Arroyo, pues tanto el Consistorio como la asociación de taxistas de la localidad han recurrido el mismo en vía judicial, supone ampliar el número de usuarios a cerca de 400.000, ya sumados los 100.000 de los habitantes del entorno, y extender el radio de acción de 187 a unos 800 kilómetros cuadrados.

Para el concejal de Seguridad y Vialidad, Luis Vélez, la nueva ordenanza supone un “paso muy importante y esperado en el sector del taxi, muy castigado por la crisis, y por parte de los usuarios”, a la vez que se convierte en realidad “algo de lo que se venía hablando desde hace muchos años”.

Aun compartiendo la importancia de este logro, el PP ha recordado que el proyecto es una herencia del equipo anterior y ha justificado su abstención en que la ordenanza presenta una serie de vacíos legales y contiene distintas restricciones al uso del taxi que es necesario solventar.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: