La población activa joven cae un 10% en Aragón desde 2009 y se concentra en el sector servicios e industria, según CCOO

EUROPA PRESS

  • ZARAGOZA, 15 (EUROPA PRESS)

La población activa joven en Aragón, con edades comprendidas entre los 16 a los 34 años, supuso en el año 2018 el 25,3 por ciento de la población activa total de la Comunidad autónoma, el 10 por ciento menos que la registrada en 2009, cuando los jóvenes eran el 35,6 por ciento de los activos totales. Los jóvenes trabajadores se concentran en el sector servicios y el sector de la industria.

Así se desprende del ‘Informe de la juventud en Aragón 2018’, que han presentado este martes en Zaragoza la secretaria de Juventud de Comisiones Obreras Aragón (CCOO), Elena Pérez y el responsable de Juventud, Luis Quintana.

La secretaria de Juventud ha adelantado que en los últimos años la «fotografía» del mercado laboral «no ha cambiado a mejor», sino que los datos «siguen siendo malos» y están dominados por la precariedad, la temporalidad y el paro. Además, la «mala calidad» del empleo hace que se emancipe de forma «más tardía», según Pérez.

Estos datos que, en un principio se relacionaban con la crisis económica, apuntan ahora a ser «más estructurales» al no haber mejorado con el fin de la crisis por lo que la secretaria ha llamado a «buscar soluciones».

El responsable de Juventud de CCOO Aragón, Luis Quintana, ha desgranado algunos de los datos más relevantes del informe, según el cual en los últimos 20 años hay un 24 por ciento menos de jóvenes en Aragón, por lo que la edad media de la Comunidad asciende hasta casi los 45 años.

Esto se debe en parte a que desde la crisis «se ha agravado la migración», que ha crecido desde el año 2010 de manera que el número de jóvenes aragoneses que residen fuera de la comunidad ha aumentado un 88,1%, mientras que entre aquellos que residen en el extranjero el aumento es del 68,4%.

Por otro lado, la tasa de escolaridad de los aragoneses disminuye con la edad y muestra su nivel más bajo entre aquellos de 17 años de edad, con un 93,2%. También la tasa de idoneidad disminuye conforme avanza la edad y registra su mínimo en los 15 años, con un 57,7%. Esto demuestra, según Quintana, que el sistema educativo tiene «un alto porcentaje de personas que deben repetir curso».

Esta cuestión se encuentra ligada al abandono escolar, que en Aragón registra un porcentaje del 16%, por debajo de la media española del 18%, pero aún bastante superior si se compara con la media europea que es del 11%.

NIVEL DE FORMACIÓN

El informe de CCOO indica que los jóvenes presentan un nivel de formación medio, con un alto abandono escolar. Esto se relaciona con la inserción laboral que, en aquellos jóvenes con estudios de enseñanza superior, supera el 80%, mientras que la tasa de actividad de aquellas personas con un nivel de educación primaria o inferior no llega al 20%.

La población joven que ni estudia, ni trabaja, los denominados ‘ninis’, registra en Aragón un porcentaje del 11,5% del total, casi cuatro puntos por debajo de la media española, del 15,3%.

En cuanto al mercado laboral, la población activa entre los jóvenes supone el 25,3% del total de la Comunidad, lo que significa una caída de 10 puntos sobre los mismos datos de Aragón en 2009, que se debe a la pérdida generalizada de la juventud en la región.

Así, la tasa de empleo entre los jóvenes avanza conforme aumenta la edad y, si bien los valores para las personas entre 16 y 19 años son del 15,2%, para aquellos entre 20 y 24 años es del 53,1% y para las personas entre 25 y 54 años es del 89,4%.

Sobre los sectores que emplean a la gente joven destacan el dedicado a los servicios, que concentra el 75,6% de los empleados entre 16 y 19 años y el 67,9% de aquellos que tienen entre 20 y 24 años, seguido del sector industrial, con un 17,8% de ocupación ene el grupo de 16 a 19 años de edad y del 18,8% en aquellos comprendidos entre los 20 y los 24 años.

De este modo, la variación en ocupación por sector entre el año 2009 y 2018 recoge disminuciones en los jóvenes de todos los sectores excepto en industria, siendo más acusadas las que se producen en servicios y construcción, ya que éste último presenta una caída del 42,3% de ocupación.

Respecto a 2009, el porcentaje de asalariados ha aumentado entre la población total, si bien ha registrado un descenso del 33,9% entre los jóvenes de 16 a 19 años y del 21,3% en el grupo que va desde los 20 a los 24 años. El descenso para aquellos entre 25 y 34 años es del 27,2%.

MÁS CONTRATOS PRECARIOS, MÁS TEMPORALIDAD Y MENOS EMANCIPACIÓN

Los tipos de contratos que tienen los jóvenes destacan por su temporalidad y por sus «condiciones de precariedad», según el responsable de Juventud de CCOO Aragón. De este modo, si bien la tasa de temporalidad entre la totalidad de la población activa es del 25,6%, entre los jóvenes, esta tasa aumenta hasta el 54,5%, el doble que la tasa general y más de 13 puntos por encima de la correspondiente a 2009. La tasa de temporalidad joven de la UE es del 32,7%, 24 puntos por debajo de la española.

En cuanto al paro, que en 2018 ha alcanzado el 10,6%, descendiendo 1,1 puntos respecto al año anterior, el reparto de edades no es homogéneo. Así, en menores de 25 años ha sido del 27,5%, de tasa de paro que llega a sus niveles más altos entre aquellos entre los 16 y 19 años, con un 39,5%. En la UE, la tasa de paro joven es del 11,8%, casi 9 puntos por debajo de la aragonesa.

Además, de los contratos firmados en Aragón, el 42,8% corresponden a personas entre 16 y 29 años, si bien aquellos entre los 16 y los 19 años firman sólo el 9,2% de los contratos indefinidos registrados en menores de 30 años. «El resto son contratos temporales», ha detallado Quintana.

En este sentido, ha dicho que los jóvenes se enmarcan en el sector servicios, donde «destaca la precariedad» lo que implica que «no puedan salir de sus casa» y emanciparse. En concreto, la tasa de emancipación para los jóvenes entre 16 y 29 años es del 20,4% en Aragón, cinco puntos por debajo a la que se registraba en 2008. «Esto supone que sólo uno de cada cinco jóvenes se emancipa», algo «preocupante», según el responsable de Juventud.

En cuanto a la remuneración percibida por los jóvenes, la temporalidad de los empleos hace que los contratos de trabajo se firman por un número menor de horas, por lo que el salario medio de las personas entre 18 y 25 años en Aragón se sitúa en 7.000 euros anuales, cifra que asciende hasta los 15.952 euros para aquellos entre los 26 y los 35 años. El salario medio del total de la población activa es de 19.461 euros anuales.

Por otra parte, la tasa de riesgo de pobreza, que registraba en 2017 un el 17% para el territorio aragonés, diez puntos por debajo de la media española, se agrava entre los menores de 25 años, con un porcentaje del 23,5%.

Así, en 2017, el número de personas situadas por debajo del umbral de pobreza en Aragón era de 220.351 personas, de las cuales el 31,7% eran menores de 25 años. En España, los menores de 25 años por debajo del umbral de pobreza es del 29,9% del total.

«DA IGUAL EL TRAMO DE EDAD»

El sindicato ha concluido que la situación de temporalidad y precariedad de los jóvenes, que antes se entendía como «un peaje» para entrar en el mundo laboral que «había que asumir» porque después «daba estabilidad», se está convirtiendo una situación de precariedad. «Da igual el tramo de edad que las condiciones son más precarias y hay menos oportunidades de independizarse», han aseverado.

«La anunciada fin de crisis no se ha visto reflejada en los jóvenes trabajadores», ha afeado el representante de Juventud por lo que, a su juicio, decir que los jóvenes trabajadores han salido de la crisis «es demasiado».

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: