La preocupación de los barceloneses por la inseguridad se triplica en el último año

PURI CARO / SANDRA MUNTANÉ

  • Ha escalado de la quinta a la primera posición como principal problema de la ciudad.
  • Es la inquietud fundamental en ocho de los 10 distritos.
  • Esta preocupación crece de 7 a 10 puntos en Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí.

Un 17,1% de los barceloneses consideran que la inseguridad es el principal problema de la ciudad, según la Encuesta de Servicios Municipales de Barcelona 2019, realizada a 6.000 personas entre los meses de enero y abril.

La cifra de ciudadanos preocupados por la escalada de violencia se ha triplicado en el último año, pues en 2018 fueron el 5,6% los encuestados que mencionaron la inseguridad como principal preocupación.

Dicho porcentaje fue del 6% en la encuesta de 2017, por lo que ha aumentado en 11 puntos respecto a los dos últimos años.

La inseguridad ha apeado este año al acceso a la vivienda de la primera posición del ranking cuando en 2018 estaba en la quinta. De todas maneras, no llega al valor del 20% en la encuesta de 2012.

Tampoco suspende, dado que la seguridad ciudadana a nivel de ciudad obtiene una nota media del 5,5 (pero sí que baja respecto a la anterior encuesta, cuando fue del 6,28). En cambio, suspendió en los pasados años 2010 y 2011.

La percepción de seguridad en los barrios se puntúa mejor y alcanza un 6,04 de media.

Ahora, la inmobiliaria pasa a ser la segunda preocupación de los barceloneses con un 12,2%, un punto menos que en 2018, seguida del tráfico (6%), la contaminación y el medio ambiente (5,9%), la limpieza (5,8%), el turismo (5,2%) y el desempleo (5%).

Además, la delincuencia es el primer quebradero de cabeza en ocho de los 10 distritos de la ciudad, todos menos los de Gràcia y el Eixample, cuando el año pasado destacaba en seis distritos. El turismo inquieta al 22% de los encuestados en el barrio de Sagrada Família del Eixample, por encima de la inseguridad, que intranquiliza al 20,7% de los preguntados en el barrio de Sant Antoni. En el de Gràcia, el acceso a la vivienda es la preocupación de un 19,8% de los consultados.

También por barrios, los dos en los que más preocupa la seguridad son, por contra, la Trinitat Vella, Baró de Viver y el Bon Pastor (39,1%), en Sant Andreu, y el Raval, en Ciutat Vella (37,6%). El 41% de los vecinos de este último distrito destacan la inseguridad, el doble que en 2018.

Crece la inquietud sobre la seguridad en Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí

La preocupación por la inseguridad también ha crecido entre los 7 y los 10 puntos porcentuales en los distritos de Nou Barris (25%), Sant Andreu (23,1%) y Sant Martí (20,1%). Se mantiene como primer problema en el de Sants-Montjuïc (16,7%) y sube al primer puesto en los del Eixample (12,6%) y Les Corts (9,6%).

Las manifestaciones vecinales contra la inseguridad se están repitiendo en estos meses en barrios periféricos como el del Besòs, en Sant Martí, y en zonas tan céntricas como el Raval.

Para el regidor de Presidència, Pressupostos i Pla de Barris, Jordi Martí, los resultados en materia de seguridad no suponen una sorpresa negativa porque «cuadran con la evolución de los delitos en la ciudad». No esconde que «el problema existe». Sin embargo, concretó ayer que es una «cifra puntual» que aparece porque «el problema está ahí y existe».

La ciudad, a peor para un 44,9% de barceloneses

La cifra de barceloneses que creen que Barcelona ha empeorado como ciudad en el último año ha crecido del 37,9% de 2018 al 44,9% de este año, casi uno de cada dos residentes. También bajan en más de dos puntos los ciudadanos que consideran que, por contra, la capital catalana ha mejorado: del 34,8% del año pasado al 32,4% del actual.

Los residentes más críticos con  Barcelona son los vecinos del distrito de Ciutat Vella (un 45,2% han asegurado que la evolución de la capital catalana ha ido a peor en los últimos 365 días). En contraste, un 62,6% de los entrevistados confían en que Barcelona mejorará de cara al futuro, una tendencia optimista que se repite desde 2014.

Las percepciones negativas tampoco han influido en el indicador de satisfacción por vivir en Barcelona, que se mantiene en el notable desde el año 1995, y que en 2019 se ha situado en el 7,7, una décima por debajo de 2018. l r. b.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: