La presa yihadista Samira Yerou se suicida en la prisión de Brieva (Ávila)

EUROPA PRESS

  • Es la tercera interna que aparece muertas en ese centro penitenciario durante el último año y medio.

La presa yihadista Samira Yerou, quien cumplía condena de cinco años como integrante de la organización terrorista Estado Islámico (Isis en inglés), falleció en el Centro Penitenciario de Brieva (Ávila), donde fue hallada colgada en su propia celda, en la que se encontraba sola.

El cuerpo ya sin vida de la conocida como ‘madre yihadista’ fue encontrado el viernes en su celda del Módulo Azul de Respeto, al parecer colgado de un fular que había anudado a su litera, según confirmaron a Europa Press fuentes sindicales, que también apuntan que la fallecida había expresado su deseo de seguir cumpliendo pena en Barcelona, donde reside su hijo de 3 años.

Un inspector de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que ha puesto en marcha el “protocolo habitual” para este tipo de situaciones, se ha trasladado este miércoles hasta el lugar para investigar las circunstancias de la muerte.

Tres internas muertas

Diferentes fuentes consultadas por Efe han confirmado que, con la muerte de Samira Yerou, ya son tres las internas que han aparecido muertas en este centro penitenciario abulense de mujeres durante el último año y medio, aunque con situaciones muy diferentes entre ellas.

En este caso, el comportamiento de Yerou desde que en 2016 ingresó en Brieva ha sido “normal”, aunque su estado anímico pudiera estar afectado por la denegación en varias ocasiones de su solicitud de traslado para estar más cerca de su hijo. Samira Yerou fue detenida el 23 de diciembre 2014 en Turquía cuando trataba de viajar a Siria con su hijo, que entonces tenía 3 años, para unirse al Estado Islámico.

Tras su detención, a finales de 2016, firmó un acuerdo de conformidad en el juicio celebrado en la Audiencia nacional, lo que le sirvió para ver rebajada la pena de 9 años solicitada por el fiscal, a los cinco años de cárcel que aceptó. Yerou, que llegó a incitar a su hijo a decir frases como “degüello al policía”, reconoció los hechos en aquel momento y dijo arrepentirse de todo lo que hizo.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: