La Xunta endurece la vigilancia de las traídas por la sequía y no descarta desaconsejar el consumo

EUROPA PRESS

  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 (EUROPA PRESS)

El Gobierno gallego ha decidido endurecer la vigilancia sobre las traídas municipales a raíz de la sequía que afecta a Galicia y, con el foco sobre todo en Vigo y su área metropolitana, ha demandado a las empresas gestoras del agua que le dé traslado “en tiempo real” sobre el contenido de los análisis de potabilidad que realizan habitualmente.

El objetivo, según el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, es proporcionar a los ciudadanos “información, sin alarmismos”. De hecho, el jefe del Ejecutivo ha avanzado que, si las muestras salen mal, se desaconsejará el consumo humano. Aunque ha matizado que las lluvias de esta semana podrían “evitar la mala noticia”. La palabra final la tendrán las analíticas.

“La Consellería está requiriendo a todas las empresas contratadas analíticas y que nos pasen en tiempo real las muestras e informaremos a los ciudadanos sobre si las traídas son potables no. Y visto lo que pasó en Vigo, lo haremos en otras cuencas y lugares. Daremos la información para tranquilizar o advertir”, ha trasladado el presidente, al término de la reunión semanal de su Ejecutivo.

Aunque ha advertido que la competencia de “informar” sería municipal, ha esgrimido que, después de lo sucedido en Vigo, la Xunta no dudará en trasladar los datos a la ciudadanía si es preciso. Previamente, ha cargado con dureza contra el Ayuntamiento de Vigo, con Abel Caballero al frente, por “negar durante 14 meses” que la potabilizadora no tenía capacidad para cumplir su función a medida que “bajaba el caudal”.

De hecho, ha proclamado que se trata de una actitud “especialmente grave” y de “una irresponsabilidad” que no ha visto hasta el momento “en ninguna Alcaldía”. Enfrente, ha reivindicado la “celeridad” de su Gobierno y ha señalado que, desde hace meses, se ha ido alertando de los problemas que podía causar una sequía continuada en el conjunto de la comunidad.

“JUGAR CON LA SALUD DE LA GENTE”

En el polo opuesto, Feijóo ha espetado que no fue hasta el pasado viernes cuando hubo “el primer escrito oficial” del Ayuntamiento vigués. “Y apuramos lo que nos permite la ley para reducir el cauce ecológico”, ha agregado, en defensa de la actuación del Ejecutivo autonómico frente al Consistorio vigués, al que ha acusado de “jugar con la salud de la gente” y “hacer política con la salud”.

A su modo de ver, el Ayuntamiento debería ser conocedor e informar “de la realidad” de la potabilizadora desde el año 2010 y haber hecho una nueva, pero utilizó los “impuestos” de quienes, como él, tienen casa en Vigo, para hacer obras “con rentabilidad política” y no para velar por el consumo del agua de los vecinos.

“SE HICIERON CALLES, LOSETAS Y ORNAMENTOS”

“En estos siete años se podía hacer una potabilizadora nueva, pero se hicieron calles, losetas y ornamentos. El dinero del agua no se invirtió en agua, sino en instalaciones que tienen rentabilidad política, pero que cuestionan la rentabilidad que supone invertir en el agua”, ha reprochado.

“El Ayuntamiento tendrá que explicar esto”, ha añadido, antes de reafirmarse en que ahora la Xunta va a informar a los ciudadanos. “Aunque es el Ayuntamiento el que tiene la responsabilidad, la competencia y quien cobra los impuestos. Daremos información sin alarmismos”, ha sentenciado.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: