Lambán señala que el problema de Cataluña es el más grave de España desde el golpe de Estado de 1981

EUROPA PRESS

  • El presidente del Gobierno de Aragón, el socialista Javier Lambán, ha señalado que el problema de Cataluña es el “más grave” que ha tenido España desde el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. Estas declaraciones las ha realizado después de que este miércoles el Parlamento de Cataluña haya aprobado la ley del referéndum, con los 72 votos de Junts pel Sí y la CUP.

“Los ciudadanos españoles debemos empezar a asumir y a ser conscientes de que nos enfrentamos al problema político e institucional más grave que ha tenido España desde el golpe de Estado de 1981”, ha incidido Lambán este jueves, en declaraciones a los medios de comunicación, en Huesca.

Ha remarcado que una parte “importantísima” de España, como consecuencia de la “insensatez” de “los dirigentes independentistas”, está encaminada a una situación que “atenta contra el Estado de Derecho” y contra “cinco siglos de convivencia” y de pertenencia “a la misma comunidad política que es España”.

El presidente de Aragón ha sostenido que se están vulnerando “los derechos de millones de catalanes que no están de acuerdo con lo que está ocurriendo”. “Esta situación nos hace reaccionar a los demócratas y a los defensores de la Constitución española apoyando al Gobierno en las medidas que está adoptando y tratando de introducir en el debate elementos que lo clarifiquen”, ha remarcado.

Al respecto, ha opinado que sería un error considerar que todos los catalanes son independentistas, para sostener que “la mayoría” están en la posición “de sensatez” en que siempre ha estado Cataluña.

Lambán ha recordado la cercanía de Cataluña y de Aragón: “Hemos sido vecinos históricos, vecinos geográficos, vecinos culturales, hay una red de relaciones familiares, todos tenemos parientes en Cataluña, veraneamos allí, nuestras economías están absolutamente interconectadas, hasta el punto de que Cataluña es el principal cliente y el principal proveedor de la economía aragonesa y, por tanto, si en algún lugar tendría repercusiones perniciosas una hipotética secesión, que nunca va a ocurrir, sería en Aragón”.

Por ello, ha continuado, los aragoneses deben estar “especialmente alerta”, oponiéndose a la secesión pero, a la vez, haciendo saber al resto de España que “no todo en Cataluña es insensatez, que la mayor parte de la sociedad catalana es sensata”, así como tratando de poner sobre la mesa “lo mucho que nos une”. Igualmente, ha considerado que Aragón debe jugar “un papel importante” en la búsqueda de soluciones para este problema.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: