Los 28 establecimientos participantes en el Día del Libro respaldarán la candidatura de Valladolid Ciudad Creativa

EUROPA PRESS

  • La Plaza de España de Valladolid reunirá, el próximo 23 de abril, Día del Libro, a 28 librerías que mostrarán su respaldo a la candidatura de la capital vallisoletana como Ciudad Creativa de la Unesco en la categoría de Ciudad de Cine y divulgarán la iniciativa a través de la entrega de marcapáginas.

Así lo han avanzado los organizadores durante la presentación del evento, a la que han asistido el presidente del Gremio de Libreros, Miguel Ángel Hernández; el expresidente del Gremio, Marco Antonio Blanco; el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Confitería de Valladolid, Rafael Mesonero, y el director de Avadeco, Luis del Hoyo.

Todas las librerías participantes ofrecerán las últimas novedades editoriales con un descuento del 10 por ciento, una oferta que también se podrá prorrogar a lo largo del día 24 en los propios establecimientos.

Desde las 11.00 hasta las 21.00 horas, los establecimientos mostrarán sus existencias en expositores situados bajo la marquesina de la plaza. Además, como ya es tradicional, en colaboración con la Asociación para la recuperación del bosque autóctono de Valladolid (Arba), por cada compra se regalará una planta -hasta un total de 800- y un marcapáginas, en esta ocasión, con lupa incorporada.

Del mismo modo, se renueva la colaboración con la Asociación Provincial de Empresarios de Confitería, que aportará su “granito de arena” obsequiando a todas las personas que adquieran un libro con 400 raciones del pastel del ‘dulce libro’, cuyos principales ingredientes son una base de hojaldre con crema de avellana y pasta de almendra, y cuyo objetivo es “unir el placer de la lectura con el mundo de los sabores”. El dulce estará a la venta en las confiterías asociadas del 22 al 28 de abril.

RECLAMACIONES A LAS INSTITUCIONES

La proximidad del Día del Libro ha servido también de marco para la presentación del nuevo presidente del Gremio de Libreros de Valladolid, Miguel Ángel Hernández, quien ha tomado el relevo de Marco Antonio Blanco, que ha ocupado el cargo durante los últimos ocho años.

El colectivo ha afirmado que mantendrá la defensa de los intereses de las librerías vallisoletanas frente a la competencia desleal y el intrusismo y mantendrá el papel de interlocutor con las administraciones. En este sentido, también ha habido lugar para las reivindicaciones del Gremio, que han llegado de la mano del expresidente, quien ha destacado la figura del librero como agente cultural.

Así, Blanco ha elogiado la ayuda continuada que les ha ofrecido el Ayuntamiento de Valladolid, que ha permitido el regreso de la Feria del Libro a la Plaza Mayor y la puesta en marcha de iniciativas conjuntas para la promoción del libro y la cultura en la ciudad.

Al contrario, ha reprobado la actitud de la Junta de Castilla y León, institución a la que el Gremio reclama más colaboración y trabajo en la defensa de los derechos de los libreros, afectados por las nuevas tecnologías y por plataformas de venta ‘online’ como Amazon. “Un Gremio no es nada sin su público”, ha recordado Blanco.

Por ello, el colectivo ha hecho un llamamiento a la Junta de Castilla y León para la puesta en marcha de un programa de apoyo al sector del libro y a las librerías, que considere al librero como agente cultural y con tres ejes fundamentales. En primer lugar, que contenga una gran campaña de fomento de la lectura y del libro que incluya a las librerías. En segundo lugar, el sector demanda un plan de apoyo a la librería independiente y de proximidad; y por último, reclama apoyos a la formación específica de los profesionales que profundice en el conocimiento de las nuevas tecnologías y las técnicas de ‘marketing’.

EL GREMIO EN LA PROVINCIA

A pesar de las dificultades, en la provincia se mantienen abiertas 49 librerías, lo que supone un ratio de 9,4 establecimientos por cada 100.000 habitantes, por encima de la media nacional que se encuentra en 7,8, según ha señalado Hernández. Si se suman las pequeñas papelerías y librerías que venden libros de texto y algún libro de forma esporádica, la cifra alcanzaría las 68 en Valladolid.

En lo que respecta a las ventas, Hernández ha afirmado que estas, “no solo se mantienen, sino que también han ganado margen al libro electrónico”. Además, se suman los picos de ventas en torno a fechas señaladas como la Navidad, el Día del Libro, el Día de la Madre o el Día del Padre, entre otras. “La gente lee muchísimo más de lo que se cree”, ha apuntado.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: