Los cambios en líneas de Auvasa implican el cambio del sentido del tráfico en María de Molina entre Zorrilla y Doctrinos

EUROPA PRESS

  • La propuesta del equipo de Gobierno todavía está “abierta a cambios” y se podrán hacer sugerencias hasta el 28 de octubre

VALLADOLID, 27 (EUROPA PRESS)

La propuesta de modificación de las líneas de los autobuses municipales de Valladolid (Auvasa), que se prevé aplicar el 1 de octubre de 2018, incluye la ya anunciada eliminación del paso del transporte público por el vial de la Plaza Mayor y la mejora de las conexiones a nuevos barrios como Pinar de Jalón y Los Santos-Pilarica, para los que se crean rutas. Además, incidirá en la ordenación del tráfico en el entorno de la plaza de Zorrilla, pues se prevé cambiar el sentido de la calle María de Molina entre la citada plaza y la calle Doctrinos.

Así lo han explicado este miércoles el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, y el gerente de Auvasa, Ángel Bernabé, que ha explicado que “la mitad de las líneas no se modifica”, pero que se logran mejoras importantes de tiempos para recorridos como el 1, el 15, y todos los que pasan actualmente por la Plaza Mayor, que “ganarán varios minutos”.

La “idea” del equipo de Gobierno es hacer efectivos los cambios el próximo 1 de enero, para lo que será necesario no obstante tener instaladas las 21 nuevas paradas que se crean -se eliminan a su vez 22-. Por el momento, esta propuesta se expondrá a la ciudadanía en el pabellón de Cristal de la acera de Recoletos entre el 2 y el 28 de octubre y, como ha precisado Luis Vélez, todavía está “abierta a cambios”, pues los vallisoletanos podrán formular sugerencias.

La supresión del paso por el vial de Ferrari y la acera de San Francisco de la Plaza Mayor es uno de los principales cambios en los servicios, ya que afectará a las actuales líneas 1, 3, 4, 6 y 8 y que, como ha subrayado Óscar Puente, además de mejorar la velocidad del servicio ayudará a “mejorar la vida de la ciudad”, pues se avanzará en la idea de que la plaza sea absolutamente peatonal. A ello se sumará más adelante el traslado de los accesos al aparcamiento subterráneo.

De hecho, Óscar Puente ha ido más allá y ha apuntado a la calle María de Molina como una de las que tiene una “vocación peatonal” más inminente, pues se plantea la idea de que la rampa de salida del aparcamiento subterráneo no esté en la calle Pasión para que el tráfico no salga por María de Molina ante una futura peatonalización. El regidor ha apuntado que se podría cerrar al tráfico entre 20 de febrero y Doctrinos, pero ha terminado por añadir que incluso se podría hacer de uso peatonal en todo su recorrido, desde la plaza de Poniente.

La calle de María de Molina, de acuerdo con la propuesta de modificación de las líneas, se verá afectada indirectamente, ya que se prevé, a partir del 1 de enero, invertir el sentido del tráfico en la misma entre la plaza de Zorrilla y la calle Doctrinos para que la línea 5 pueda girar por ella y tener una parada en el número 12 de la última calle citada.

Esta modificación, como han apuntado Luis Vélez y Óscar Puente, supondría que este tramo estaría cerrado al tráfico privado y sólo podrían pasar por él los vehículos de Auvasa y los taxis. Eso sí, el Área de Movilidad estudia qué hacer con la parada este último servicio situada en María de Molina con plaza de Zorrilla.

En el resto de líneas destacan las acciones dirigidas a mejorar el servicio a los nuevos barrios de la ciudad o los más periféricos, entre los cuales se ha citado como “gran beneficiado” al de Pinar de Jalón, que pasa de tener un autobús cada 60 minutos a uno cada media hora los días laborables.

Así, a la actual línea 4 se le suma la línea 16, que cambia totalmente su recorrido para convertirse en una “lanzadera” entre el citado nuevo barrio y paseo de Zorrilla, 71 (frente al Corte Inglés), desde dónde los usuarios podrán hacer transbordo con las líneas que van hacia el centro de la ciudad. Además, la línea 4 incorpora paradas en la plaza de Poniente, ya que asume el recorrido de la línea 12, que iba hasta Fuente Berrocal y que se elimina en esta propuesta.

También se crea una nueva línea para el barrio de Los Santos-Pilarica, que pasará de tener cuatro servicios de la línea E3 al día a contar con una nueva “lanzadera” que unirá esta zona de la ciudad con la plaza de España con una frecuencia de 45 minutos todos los días de la semana. Además, se prevé que, con la construcción del recientemente aprobado túnel bajo las vías entre el barrio Belén y la calle Andrómeda, la línea 7 se prolongue hasta Los Santos-Pilarica.

Villa del Prado contará con una línea más, ya que la 10 recortará el recorrido, pues dejará de partir de la Victoria para hacerlo en la calle Santo Domingo de Silos, en Villa del Prado, con lo que suma a este barrio una conexión con el nudo de El Corte Inglés y mantendrá su recorrido por la zona sur de Parquesol.

Otro entorno periférico que, según los gestores de Auvasa, mejoraría sus conexiones es La Overuela, que pasará a ser atendido por la Línea 14 en lugar de por la 18, con la misma frecuencia de 60 minutos pero con una “mejora de los tiempos de recorrido para acceder desde el barrio al centro de la ciudad, ya que el recorrido pasará por los “nudos” de plaza de Poniente y plaza de España.

Auvasa destaca también los cambios en el barrio de La Victoria, pues, además de la mejora de la cobertura espacial de la línea 6, que contará con nuevas paradas, se modificará el recorrido de la línea 5 -frecuencia de 30 minutos- para dar mejor servicio a Puente Jardín, desde donde se enlazará directamente con el eje del paseo de Zorrilla. Este barrio perderá el paso de la línea 10, que actualmente tiene frecuencia de 60 minutos.

La zona de la ciudad de la que habían llegado más quejas tras conocerse las primeras informaciones sobre las modificaciones ha sido El Pinar de Antequera, ya que la línea 15 dejará de pasar por el mismo. Sin embargo, contarán con las líneas 18 y 19 -Pinar-La Cistérniga- que saldrían alternativamente cada media hora y asumirán el recorrido de la línea 15, pues circularán por la totalidad del paseo de Zorrilla para luego continuar hasta la plaza Circular y el municipio cirriense.

Del resto de líneas, la número 1 se configurará como una “lanzadera” y será la que cuenta con más frecuencias, cada 9 minutos en los momentos de mayor demanda de los días laborables. En ella, además de suprimir el paso por la Plaza Mayor, se modifica el trazado en la zona norte ya que pasará a dar servicio a Barrio España y la Rondilla y se simplificará el recorrido por Covaresa, pues no partirá de la calle Santiago Alba.

Esta zona de la ciudad será cubierta por la línea 2, que tendrá su punto de partida, en el extremo norte, en el barrio de San Pedro Regalado en lugar de el Barrio de España, algo que actualmente corresponde a la 1.

La línea 3 incorporará el servicio al cementerio de Las Contiendas en uno de cada cuatro coches -cada 60 minutos-. El camposanto ya no estará cubierto por la línea 5.

Mientras tanto, la línea 7 cambiará su trazado por la zona de los Vadillos y el cruce del Esgueva, con lo que se conseguirá recortar “tres minutos” en el recorrido. A ello se suma la previsión de que el recorrido se prolongue hasta Los Santos-Pilarica cuando se construya el nuevo túnel a cargo de Adif.

NEGOCIACIÓN CON LOS TRABAJADORES

Tanto Luis Vélez como Ángel Bernabé han mencionado que esta moificiación de las líneas se ha visto “limitada” por el conflicto con los trabajadores por la negociación del nuevo convenio colectivo y la aplicación del descanso de media hora y por la imposibilidad de contratar más personal.

El concejal socialista ha manifestado su deseo de que se pueda llegar a acuerdos que permitan mejorar el servicio con una “mayor flexibilidad” de los horarios laborales.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: