Los taxistas de Bilbao deberán esperar a que las clientas entren al portal

20MINUTOS.ES

  • La norma también beneficiará a personas con movilidad reducida, mayores, invidentes y niños, entre otros.
  • El objetivo es que los taxistas hagan un esfuerzo para minimizar el riesgo de agresiones, sean o no machistas.

Bilbao es una ciudad que apuesta por la seguridad. Primero lo demostró introduciendo más paradas en los autobuses públicos del Bilbobus para que las paradas estuvieran más cercanas al lugar de destino, y ahora serán los taxis los que tendrán que velar por que las los bilbaínos lleguen sanos y salvos a sus respectivos hogares: tendrán que esperar a que entren al portal cuando ya hayan salido del taxi, según adelanta El Correo.

Esta es una iniciativa especialmente pensada para las mujeres, pero que también beneficiará a otros colectivos a los que la ordenanza “mima” en otros aspectos: las personas con movilidad reducida, los mayores, los invidentes, las acompañadas por niños… “Un servicio que los profesionales ya prestaban en horas intempestivas o si veían que el cliente era vulnerable, se pone por escrito y se convierte en un ‘derecho’ para ofrecer ese plus de calidad”, afirmó el concejal del Área de Movilidad y Sostenibilidad de Bilbao, Alfonso Gil.

Se trata de una norma que persigue “la excelencia” de este servicio público, uno de los más utilizados por las ciudadanas bilbaínas. El objetivo es que los taxistas hagan un esfuerzo especial para minimizar el riesgo de agresiones machistas o de cualquier otro tipo, abudó Gil en el diario de la ciudad.

Y así ha quedado recogido en el nuevo reglamento del sector, que aprobará el Ayuntamiento en el próximo Pleno a petición del grupo Ganemos-Goazen Bilbao. Su portavoz, Samir Lahdou, se reunió este miércoles con Gil y con los representantes del sector en Bilbao, que estos días ultiman el reglamento que sustituirá al que entró en vigor en 2014.

La formación también ha conseguido que se incorpore otro derecho: el de bajar del automóvil cuando los usuarios lo soliciten, siempre que ello no obstaculice el tráfico. “Son medidas evidentes, pero si no aparecen en la ordenanza, la Guardia Urbana puede llamar la atención e incluso multar al colectivo de taxistas por pararse en un lugar no habilitado a tal efecto”, precisó Lahdou, que pretende que el taxi conserve su esencia como “servicio público cómodo y accesible“.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: