Más de 4.000 viajeros pasan por la provincia en 2016 haciendo el Camino del Cid

EUROPA PRESS

  • ZARAGOZA, 5 (EUROPA PRESS)

Más de 4.000 viajeros han pasado por la provincia de Zaragoza en 2016 haciendo el Camino del Cid, cifra que se basa en una estimación conservadora por lo que “muy probablemente fueron bastantes más”, pero sirve para ilustrar la creciente importancia y el potencial de este trayecto que atraviesa 35 municipios zaragozanos y que es el tercero de los grandes itinerarios turísticos y culturales españoles tras el Camino de Santiago y la Ruta de la Plata.

La Diputación de Zaragoza es una de las ocho instituciones provinciales que gestiona y promociona esta ruta turística y cultural, que sigue las huellas históricas y literarias de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, ha explicado la corporación en una nota de prensa.

La diputada delegada de Cultura de la DPZ, Cristina Palacín, ha comentado que se trata de una ruta “que genera actividad económica y que contribuye a promocionar el patrimonio, la naturaleza y la gastronomía de nuestro medio rural”.

Además, “quienes más se benefician de ella son los pueblos pequeños ya que solo cuatro de las 35 localidades zaragozanas por las que pasa tienen más de mil habitantes y 15 ni siquiera llegan a los cien vecinos”.

CAMINO DEL CID

El Camino del Cid recorre España de noroeste a sudeste siguiendo las huellas históricas y literarias de Rodrigo Díaz de Vivar. La principal guía de viaje de este itinerario es el Cantar de mío Cid, cuyos lugares, parajes y castillos forman la columna vertebral del itinerario. No obstante, también incluye algunos enclaves que no aparecen en el famoso poema medieval, pero que están vinculados a la figura histórica del legendario caballero.

La gestión y la promoción del Camino del Cid corren a cargo de un consorcio del que forman parte ocho diputaciones provinciales, entre ellas la de Zaragoza.

Los 35 municipios zaragozanos que forman parte de la ruta son Acered, Alarba, Alhama de Aragón, Ariza, Atea, Ateca, Balconchán, Berrueco, Bubierca, Calatayud, Castejón de Alarba, Castejón de las Armas, Cetina, Contamina, Daroca, Fuentes de Jiloca, Gallocanta, La Vilueña, Las Cuerlas, Maluenda, Manchones, Monreal de Ariza, Montón, Munébrega, Murero, Paracuellos de Jiloca, Santed, Terrer, Torrehermosa, Used, Val de San Martín, Valdehorna, Valtorres, Velilla de Jiloca, Villafeliche y Villanueva de Jiloca.

Cristina Palacín ha indicado que la ruta tiene en total unos 1.400 kilómetros de senderos y caminos y cerca de 2.000 kilómetros de carreteras. Por eso, el Camino del Cid se divide en rutas tematizadas unidas entre sí “para que el viajero pueda acomodar su recorrido a los días de los que dispone”, ha apuntado Palacín.

Por la provincia de Zaragoza, “pasan tres de esas rutas que a su vez pueden hacerse en cuatro modalidades: en coche, en bicicleta de carretera, en bici de montaña o a pie”.

SALVOCONDUCTO

Los viajeros que recorren el Camino del Cid disponen de un salvoconducto que pueden ir sellando diferentes localidades de la ruta. Este pasaporte es una forma de que el turista recuerde su itinerario, ya que los sellos representan, generalmente, la relación del municipio con la figura del Cid, con algún suceso o leyenda medieval o con algún hito patrimonial significativo.

Además, la credencial permite obtener descuentos en más de 200 alojamientos que forman parte de la red de sellado y también acceder a algunas promociones puntuales que realiza el consorcio, han precisado desde la DPZ.

Actualmente, el salvoconducto puede sellarse en 16 de las 35 localidades zaragozanas por las que discurre el Camino del Cid, que en total cuentan con 42 puntos de sellado: ayuntamientos, alojamientos y oficinas de turismo.

“La aportación de la Diputación de Zaragoza al consorcio es de 20.000 euros anuales, así que esa inversión se compensa con el retorno económico que genera la ruta y con las actuaciones de promoción, dinamización y mejora de las infraestructuras que se llevan a cabo”, han esgrimido Palacín.

No obstante, ha continuado, “queremos seguir consolidando y mejorando el Camino del Cid para que aumente su importancia como motor turístico y de desarrollo”.

Uno de los aspectos que se pretenden mejorar es el uso del salvoconducto, ya que actualmente se calcula que solo lo llevan el 40 por ciento de los viajeros y además quienes lo tienen suelen sellarlo esporádicamente.

EXCAVACIONES EN ATECA

Además de las actuaciones realizadas por el consorcio en el Camino del Cid, la Diputación de Zaragoza lleva a cabo otras intervenciones complementarias entre las que destacan las excavaciones realizadas a finales del año pasado y este verano en el paraje de La Mora Encantada, el enclave del municipio de Ateca en el que los investigadores sitúan el Alcocer cidiano.

La campaña que acaba de llevarse a cabo ha sacado a la luz nuevos muros y estructuras arqueológicas que vienen a ratificar la hipótesis de que junto a ese lugar se desarrolló la famosa batalla que narra el Cantar del Mío Cid, han manifestado desde la institución provincial.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: