Moriyón destaca en la primera piedra de la incubadora ‘Equilibria’ que la industria del futuro llega al PCTG

EUROPA PRESS

  • La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón (Foro) ha resaltado este jueves la colocación de la primera piedra de la incubadora de alta tecnología ‘Equilibria’, que permitirá que llegue al Parque Científico y Tecnológico la industria del futuro.

Un equipamiento desde el que también, según la regidora, se cocinará “la salud del futuro”. Así lo ha destacado durante su intervención en el acto de colocación de primera piedra, en el que ha estado acompañada del presidente de la Cámara de Comercio de Gijón, Félix Baragaño, y de la representante de Incyde, Natalia Vázquez, así como el gerente de Gijón Impulsa, Rubén Hidalgo y otros representantes de la vida política y social.

Moriyón, asimismo, ha incidido en que la Comisión Europea, que ha concedido fondos para llevar a la práctica esta incubadora de alta tecnología, en colaboración con la Cámara de Comercio e Incyde, ha valorado especialmente el que se vinculara a la sociedad con este proyecto y se fomentará la participación ciudadana.

Ha señalado, además, que esta incubadora estará especializada en los ámbitos de la salud, el deporte y la alimentación y supondrá una simbiosis de industria, servicios de salud, emprendimiento y la propia sociedad que trabajarán juntos para conseguir un futuro de oportunidades.

Para ella, el reto es dejar hacer a los innovadores y detectar las necesidades de los ciudadanos de cara a una vida saludable. En este sentido, ha remarcado que, según un estudio, el 63 por ciento de los usuarios de Internet se han conectado para hacer búsquedas sobre la temática de la salud. “La Milla del Conocimiento creció y la industria del futuro llegan a ella”, ha resaltado.

Vázquez, por parte de Incyde, ha destacado la apuesta gijonesa por

una iniciativa que va a traer “innovación, emprendimiento y riqueza a la región”, a la que aportan 22 millones de euros. Ha incidido, además, en que España es uno de los países líder en incubadoras de altas tecnologías, que permitirán fortalecer las empresas.

Es más, ha sostenido que la riqueza vendrá de la mano de iniciativas como esta, donde se transfiere el conocimiento tecnológico y científico de las universidades y centros de investigación a las empresas, motores de innovación tecnológica, según ella.

Asimismo, ha abogado por la necesidad de dar “otra vuelta de tuerca” para que las incubadoras sean cetros de conocimiento e innovación, que lleven a impulsar la competitividad de las pymes. En el caso de Gijón, ha considerado que este proyecto contribuye a una España “más competitiva y sostenible”.

Baragaño, por su lado, ha enfatizado este hecho simbólico de la primera piedra de un proyecto, que cuenta con fondos europeos -Feder- a través de la Fundación Incyde y que tratará de facilitar, canalizar y ayudar a transferir la innovación y el conocimiento tecnológico que se genere en esta incubadora hacia las micropymes y pymes asturianas.

Ha destacado, en este caso, la satisfacción de la Cámara de contribuir con esta iniciativa al desarrollo económico de la ciudad y del conjunto de Asturias. Un proyecto “muy ilusionante”, según él, que ayudará a contar con un tejido empresarial “más vanguardista” ycon capacidad para competir en igualdad de condiciones en el mercado.

Asimismo, ha concretado que la labor de la Cámara será poner en marcha la Oficina ‘Now On Equilibria’, basada, entre otras cosas, en la captación de proyectos empresariales viables, el desarrollo de un programa de mentorización, favorecer la capacitación de las empresas para que detecten por sí mismas las oportunidades del mercado, así como orientarlas en la elaboración de propuestas para la participación en convocatorias de proyectos nacionales y europeos.

“El futuro empresarial más inmediato pasa por la necesaria digitalización de las empresas”, ha recalcado Baragaño, quien ha remarcado que esta iniciativa contará con una importante cantera de empresas tecnológicas y un canal adecuado para que se pueda producir la transferencia de conocimiento.

En cuanto al edificio ‘Equilibria’, ampliación del ‘Impulsa’, el jefe de servicio de Arquitectura del Ayuntamiento de Gijón, Javier Uría, ha señalado que el reto más importante es la simbiosis entre ambos equipamientos.

A este respecto, ha explicado que el nuevo edificio sigue la estructura en planta del ya existente, aunque en este caso la fachada será de Zinc gris oscuro. Contará además con una serie de patios cerrados con vidrio que harán una percepción del espacio “más agradable y ligera”.

El equipamiento nuevo contará con sala de formación, espacio de Co-working, despachos técnicos y zona de laboratorio experimental; todo ello en una superficie de 600 metros cuadrados. Uría ha confiado en que se consiga que funcione como fue concebido.

Hidalgo, por su lado, ha apuntado que se espera que las obras finalicen a finales de este año para que entre en enero y febrero se puedan ir instalando las empresas, algunas de las cuales ya están funcionando en el edificio Impulsa. En principio, está previsto que tenga capacidad para unas 18 o 20 empresas residentes hasta un máximo de plazo de cinco años, aunque habrá muchas más que puedan hacer uso de las instalaciones.

Asimismo, ha explicado que se realizarán encuentros para ver los problemas que existen y empresas que den soluciones. Como ejemplo, ha señalado que los días 12 y 13 de junio se realizará un encuentro con médicos del hospital de Cabueñes para identificar los retos en los que hay que trabajar.

Preguntado por la Quinta La Vega, ha señalado que las obras ya están en marcha para dar cabida a empresas tecnológicas. En la planta baja está previsto un laboratorio de alimentación funcional y saludable, mientras que en la primera planta irá otra empresa y otras dos o tres en la segunda. En las antiguas caballerizas, asimismo, irá un semillero de proyectos.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: