OO. alerta de que decenas de miles de dependientes gallegos potenciales beneficiarios de prestación no la solicitan

EUROPA PRESS

  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 (EUROPA PRESS)

Comisións Obreiras (CC.OO.) alerta de que en la actualidad en Galicia existen decenas de miles de dependientes que pueden tener derecho a prestación debido a situación pero que no la solicitan.

En Galicia había al cierre de 2017 una lista de espera de 11.858 dependientes que tienen reconocido el derecho a prestación (el 17,6% de los 66.494 beneficiarios), lo que supone una bajada respecto a los 17.393 de 2016.

De este modo, CC.OO. llama la atención de que en Galicia hay 240.000 mayores de 80 años y 232.000 personas discapacitadas, pero solo 66.494 han solicitado la prestación.

En lo tocante a cuántas personas puede haber en Galicia potenciales beneficiarios de prestación pero que no la piden, el sindicato señala que es difícil hacer esa estimación (dado que los casos de mayores de 80 años y discapacitados se solapan), pero puede haber hasta “300.000” personas en esa situación, si bien ha indicado que esta cantidad es una estimación y no cuentan con una cifra global.

El hecho es que el 2,98% de la población gallega registró solicitud de prestación de dependencia, por debajo de la media española del 3,67%. Un dato que llama la atención debido al envejecimiento en la Comunidad.

De hecho, CC.OO. avisa de que, aunque Galicia está entre las comunidades más envejecidas y debería estar entre las que más demandan la cobertura, sin embargo, se encuentra a la cola en esa proporción. Solo Baleares, Canarias y Comunidad Valenciana tienen una ratio peor.

MOTIVOS PARA NO SOLICITAR LA PRESTACIÓN

Entre los motivos para no solicitar la prestación en Galicia, que explican por qué la implantación del sistema de dependencia es “tan bajo” y está “por detrás de las necesidades reales” en la Comunidad, la responsable de Emprego de CC.OO., Maica Bouza, apunta a varios factores.

Entre ellos, señala el “retraso” en la resolución de expedientes, lo que “desincentiva” el acceso al sistema. Además, observa un “claro desconocimiento” de los servicios que se ofrecen de dependencia, unido a la “cultura” existente en Galicia de ayuda de la familia sin recurrir a otras atenciones.

AUMENTO DE SERVICIOS ‘LOW COST’ Y TRABAJO PRECARIO

Aunque el número de dependientes en lista de espera va a la baja y crece la cantidad de servicios -con una reactivación desde 2015-, CC.OO. identifica “sombras” como que los servicios que van al alza son los “low cost”, es decir, aquellos más baratos como la teleasistencia y la prevención de la dependencia.

Sin embargo, el incremento de la atención residencial es muy inferior comparativamente al avance de otros servicios, mientras el sindicato deja claro que mientras haya lista de espera no habrá un sistema efectivo. Además, echa en falta que esa teleasistencia sea avanzada (con un apoyo continuo), como ocurre en otras comunidades.

En este sentido, el 8,1% de las personas con derecho a prestación en los grados II (dependencia grave) y III (gran dependencia) están pendientes de que se haga efectiva su prestación -aunque es inferior al 14% de media en el Estado-. En el grado I (dependencia moderada), esa tasa sube hasta el 42,7%.

A fecha de 31 de diciembre de 2017 había en Galicia 1.503 solicitudes pendientes de evaluar, el 1,86% de las registradas, un porcentaje por debajo de la media en España.

Junto a esto, la economista de CC.OO. Silvia Parga pone el foco sobre la precariedad laboral en la atención a la dependencia, con una jornada parcial “muy presente”, dado que en los últimos cinco años esta modalidad subió del 10,32% al 12,92%.

El número de personas adscritas al convenio especial de cuidadores de la ley de dependencia se está reduciendo considerablemente “debido a la obligatoriedad de pagar su propia seguridad social”. Todo ello, en un sector muy feminizado, ya que el 93% de los trabajadores en servicios residenciales son mujeres.

FALTA DE FINANCIACIÓN DEL ESTADO

Otra de las cuestiones que ha puesto sobre la mesa el sindicato es la falta de financiación por parte del Estado en dependencia, ya que a pesar de estar previsto que su aportación fuese del 50%-50% con las comunidades, en 2017 tan solo alcanzó el 25%.

Así, se reclama la puesta en marcha de una comisión de seguimiento sobre la implantación del sistema de dependencia en Galicia, en la que se exija al Estado que “cumpla” con su parte, así como para revisar que la Xunta dedica los recursos necesarios a cumplir con su parte.

También lamenta Maica Bouza que el copago de los usuarios en los últimos años ha ido en aumento, de forma que cree que “ya es hora de que se devuelvan los derechos arrebatados durante la crisis”.

Finalmente, CC.OO. ha emplazado a la ciudadanía a participar en las movilizaciones que realizarán en diversos municipios con UGT el próximo 15 de abril para reclamar pensiones dignas en Galicia.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: