Parte de la flota permanece amarrada en el litoral gallego, sobre todo en la costa coruñesa

EUROPA PRESS

  • La costa gallega permanece con aviso amarillo por vientos y olas y gran parte de la flota ha permanecido amarrada a puerto en todo el litoral, sobre todo en la costa de A Coruña, aunque en Pontevedra y Lugo sí han podido salir más efectivos a faenar.

En Fisterra apenas salieron uno o dos barcos al mar, mientras que en otras zonas como Cariño y Ortigueira todos los buques permanecieron en puerto.

Asimismo, parte de la flota pudo salir a faenar en A Coruña y en Cedeira, aunque los más pequeños permanecieron amarrados, mientras que en otros puntos, como Noia, no han tenido problemas.

En el caso del litoral lucense, en Burela y Cervo han partido todos los efectivos, y en otros como Viveiro ha salido parte de la flota de bajura.

Finalmente, en la costa de Pontevedra ha salido parte del marisqueo a flote en Soutomaior, y también parte de los barcos en Redondela.

En otras zonas, como Baiona, solo ha salido un barco y el percebe a pié, mientras que en Cambados no ha salido el marisqueo a flote.

OLAS DE MÁS DE SEIS METROS

Durante la jornada de este miércoles, los vientos han alcanzado los 109,2 kilómetros por hora en Viveiro, en Penedo do Galo, y los 90 en Cedeira, según los datos de Meteogalicia respecto a las estaciones que se sitúan por debajo de los 900 metros.

En las zonas más elevadas, se han dado rachas de más de 91 kilómetros por hora en Carballeda de Valdeorras y Cabeza de Manzaneda, ambas en la provincia de Ourense.

El mar, además, se mantiene con un oleaje similar a la pasada jornada con olas superiores a los cuatro metros en las boyas de Estaca de Bares y Cabo Silleiro, y que se sitúan en los 3,75 metros en Villano-Sisargas.

No obstante, según los datos de boyas de Puertos del Estado, Langosteira II ha registrado una ola de más de seis metros de altura, aunque en durante la mañana se mantiene en un oleaje medio de 3,39 metros.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: