PP, el único grupo del Parlamento vasco a favor de abrir una reflexión sobre la reforma del CP tras la muerte de ‘Urren’

EUROPA PRESS

  • BILBAO, 13 (EUROPA PRESS)

El PP es el único grupo del Parlamento vasco que se muestra a favor de abrir una reflexión sobre posibles modificaciones en el Código Penal, aunque no “en caliente”, tras la polémica surgida sobre la oportunidad de proceder a una rebaja de la edad penal tras la muerte en Bilbao de Ibon Urrengoetxea, ‘Urren’, el 23 de diciembre en Bilbao, al caer cuando iba a ser robado por dos menores de 13 y 16 años de edad, tras propinarle este último una patada. PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PSE-EE defienden solo medidas preventivas, sociales y de seguridad, sin entrar en el ámbito punitivo.

En una tertulia celebrada en Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el portavoz del PNV en la Cámara vasca, Joseba Egibar, ha calificado de “muy grave” el homicidio de Urrengoetxea y los otros delitos con intimidación que se atribuye a los menores implicados.

En todo caso, ha asegurado que los delitos cometidos por menores son “una excepción” en Euskadi, aunque ha admitido que llama la atención la edad de los jóvenes que están implicados en el robo que llevó a la muerte a Ibon Urrengoetxea.

A su juicio, si estos menores “han llegado a la comisión de estos delitos es porque las bolsas de exclusión social o de marginalidad” les lleva a cometerlos. Tras señalar que “la clave está en la prevención y la educación”, cree que en esta labor tienen que estar implicados los expertos en integración, educadores, las familias, Judicatura y Policía.

El hecho de que a “edades tan tempranas” se perpetren estos hechos delictivos demuestra, según ha apuntado, que existen “unas lagunas”, pero ha reiterado que son casos excepcionales, aunque con “consecuencias desgraciadas”.

“No creo que, al calor de estos trágicos hechos, el debate y las medidas a adoptar vaya en la rebaja de la edad penal. Yo creo que las claves son la prevención y educación, que impida a los menores tener siquiera la tentación de delinquir”, ha añadido.

“UN PAÍS SEGURO”

Por su parte, el parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha considerado que el caso de ‘Urren’ es una “tragedia” que ha “conmocionado” a la sociedad. No obstante, ha apuntado que, “más allá de episodios puntuales tremendamente dolorosos”, las estadísticas apuntan que Euskadi es “un país de los más seguros del mundo”.

“El grado de seguridad es excepcional en el conjunto del planeta. Midiéndolo en términos de los delitos más graves, homicidios y asesinatos, estamos en una situación privilegiada. Ésta es una sociedad que genera, en términos relativos, poca delincuencia”, ha destacado.

Por ello, ha rechazado “la utilización del llamado populismo punitivo” y que se pueda “cambiar el Código Penal a golpe de moción” para “meter en la cárcel a los niños a los diez años y lo que haga falta”.

A su juicio, a esta situación hay que darle una “respuesta con serenidad” porque en Euskadi existen “unas políticas de cohesión social que evitan la conformación de guetos, de espacios de exclusión que son, muchas veces, el magma en el que muchas veces se dan situaciones que posteriormente pueden llevar a la delincuencia”. “La mejor prevención es la política social y no la punitiva”, ha insistido.

LA ALARMA SOCIAL

La representante de Elkarrekin Podemos Tinixara Guanche cree que no hay que “deslegitimar la preocupación de la ciudadanía que nace de las entrañas y es legítima”, pero considera que hay que “poner el foco en que la alarma social que se está generando no responde a hechos objetivos”.

A su entender, “tiene que haber un sistema de justicia que atienda a los niños y adolescentes previo a ese conflicto con la Ley”, y no solo “actuar cuando ya ha habido un problema”. En este sentido, ha pedido políticas públicas de prevención” para que haya “una adecuada protección a niños y adolescentes que impidan que se llegue a este tipo de situaciones”. “Los delitos graves son un porcentaje ínfimo, no es un patrón de conducta habitual”, ha asegurado.

“UN DISLATE”

El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, ha considerado “un dislate” y una locura” que se hable otra vez de modificación del Código Penal para volver a rebajar la edad de responsabilidad penal de los menores. Tras admitir que el caso de Urrengoetxea ha tenido un impacto social “tremendo”, cree que los servicios de menores de la Diputación y las propias Policías Locales “tienen que estar más atentos” para prevenir este tipo de circunstancias.

En todo caso, ha remarcado que no casos “generalizados”, sino “puntuales”. En el caso de los dos menores implicados en el caso de ‘Urren’ ha recordado que “existen unas determinadas condiciones familiares y económicas que coadyuvan a que este tipo de cosas pasen”.

“La solución tiene que venir por una mayor labor preventiva desde el ámbito asistencial y social”, ha dicho, para emplazar a trabajar desde todas las instituciones.

REFLEXIÓN

Por último, la parlamentaria del PP Laura Garrido ha calificado de “entendible la alarma social que se ha generado y la conmoción que crean este tipo de sucesos”, por lo que ha abogado por “abrir una reflexión” con el fin de

prevenir, en lugar de “actuar a posteriori”.

“Esa reflexión tiene que abarcar distintos ámbitos, el punitivo, es decir, en el ámbito de las posibles modificaciones que sean necesarias en el Código Penal, no en caliente, y en el ámbito de las competencias que puedan tener las diputaciones, no solo en el social, sino también en el educativo”.

También ha reclamado más seguridad por parte de los ayuntamientos y ha recordado que los populares han exigido al Consistorio de Bilbao “extremar la vigilancia en determinadas zonas” en las que se veía, a través de las estadísticas, que podía haber un incremento de hurtos o robos.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: