PP y PSOE de Valladolid se reunirán para “rebajar tensión” tras decir Puente que tiene miedo a sufrir una agresión

EUROPA PRESS

  • El PP y el PSOE de Valladolid se reunirán la próxima semana para intentar “rebajar tensión” en el Ayuntamiento de la capital después de que el alcalde, Óscar Puente, dijera que tiene “miedo” porque los ‘populares’ están “muy agresivos” y en la “antesala de la agresión física”.

Ante esta situación, el presidente del PP, Jesús Julio Carnero, ha anunciado una reunión con la secretaria provincial del PSOE, Teresa López, para intentar llegar a un “consenso”.

Carnero se ha expresado así en declaraciones a los medios en la Plaza Mayor de la capital después de la presentación de ‘Valladolid. Plaza Mayor del Vino’, en una rueda de prensa junto al alcalde, quien también ha atendido a los medios después del acto.

En este contexto, el primer edil ha asegurado que dice las cosas cuando las “piensa” y no va a ratificar ni a rectificar las palabras en las que aseguraba que temía una agresión física. “No lo voy a reiterar porque voy a contribuir a crispar más los ánimos, pero cuando digo las cosas normalmente las digo porque las pienso y porque las creo, no las suelo inventar”, ha dicho Puente, quien en la pregunta sobre si hay algún concejal que haya intentado agredirle ha dicho: “A mí no”.

El alcalde ha negado que haya hablado con Carnero antes del acto que han compartido y lo único que le ha hecho llegar el presidente del PP es que va a hablar con la secretaria provincial, por lo que espera que esas conversaciones “fructifiquen y el tono se rebaje”, tras lo que ha añadido que él mismo ha hablado con Teresa López y ésta “defiende al alcalde”.

Puente considera que este asunto “evidentemente no es beneficioso para el clima político, por eso sería deseable que esto se recondujese” y no ha querido dar más detalles sobre por qué teme una agresión fisíca, algo en lo que ha afirmado que no quiere “entrar en ello”.

“Normalmente no suelo hablar a humo de pajas, yo he dicho lo que he dicho, no lo voy a repetir, lo que espero es que sirva como toque de atención para que esto se pare porque así no podemos continuar”, ha dicho el primer edil, quien ha agregado que en el Ayuntamiento se siente “incapaz” de “distender” la situación y por eso cree que deben intervenir los partidos.

FALTA DE INTERLOCUTOR

“Porque aquí por lo menos yo no tengo capacidad de interlocución con el Grupo Popular, no tengo con quien hablar ni tengo interlocutor y tampoco hay ninguna voluntad de hablar”, ha explicado Puente, quien cree que tras el pleno municipal en el que expulsó al portavoz del Grupo Municipal Popular, José Antonio Martínez Bermejo, “se podía haber hablado”, pero los ‘populares’ “se marcharon”.

“No tengo ningún inconveniente en hablar con nadie pero creo que la interlocución debe ser otra habida cuenta de cómo están las cosas”, ha insistido.

Por su parte, Jesús Julio Carnero considera que las declaraciones de Puente no tienen “sentido” y son “incalificables” por parte del PP. “¿Ustedes me ven a mí o a cualquiera de los concejales de este Ayuntamiento miembros del PP de Valladolid en esa actitud a la que se refiere? Creo que no, es no”, ha señalado a los periodistas en declaraciones recogidas por Europa Press.

En cuanto a las acusaciones del alcalde de que es el propio Carnero quien “jalear” el ambiente, ha respondido con otra pregunta sobre si tiene él “pinta o aspecto” de hacerlo, tras lo que ha señalado que es una persona “de consenso”, algo que ha afirmado que ha demostrado en toda su “vida política”, tanto cuando fue secretario general de Fomento como ahora en la Presidencia de la Diputación.

Carnero ha insistido en que si algo persigue es “esa máxima, lograr acuerdos, el sumar”, como ha explicado que han hecho con la actividad conjunta que llevarán a cabo Ayuntamiento y Diputación.

En este contexto, ha afirmado que durante una visita a unos nogales en la Ribera del Duero este miércoles se acordó de un refrán castellano que dice “que dice que el que con nueces se quiere regalar, la cáscara ha de quebrar” y ha asegurado que en ese sentido ha hablado con la secretaria del PSOE para “intentar consensuar”, algo que está convencido de que van conseguir en una reunión que van a celebrar la próxima semana.

En cuanto a la expulsión de Martínez Bermejo, Jesús Julio Carnero considera que “también se califica por sí misma” y ha apuntado que es la primera vez en la Democracia que en el Ayuntamiento se expulsa a un portavoz de un grupo distinto al del equipo de gobierno. “Mis conclusiones están sacadas, no tiene ningún sentido”, ha aseverado el presidente del PP de Valladolid, quien ha agregado que la expulsión es responsabilidad de quien dirige el pleno y no va a entrar a calificar la dirección porque no le incumbe.

NECESIDAD DE “HABLAR”

Carnero considera que para mejorar el clima político en el Ayuntamiento tienen, y para eso van a hablar, que llegar a un entendimiento, algo que ha insistido en que está convencido que va a lograr con la secretaria del PSOE, con la que ha afirmado que “habitualmente” hablan y no cree que haya problemas.

Así, ha concretado que tratarán de rebajar una “tensión” que “no conduce a nada”, que es como se entiende la gente y ha insistido en que está convencido de que llegarán a un entendimiento “sencillísimo y facilísimo” porque comunicándose se entiende la gente y como presidente de la Diputación la primera interlocución que mantiene es con la portavoz del grupo mayoritario, que es PSOE.

“Yo he ido a todas esas clases de Barrio Sésamo, me parece que hablando se entiende la gente”, ha dicho Carnero, quien ha abogado por “hablar”.

“Debe preocupar una cosa, que sí es importante, nosotros nos debemos como responsables públicos, y así lo siente el PP, a los ciudadanos de esta ciudad y a los vecinos de la provincia, y lo demás huelga, lo demás sobra, es un sinsentido”, ha añadido.

En el mismo contexto, y ante las críticas de Puente por la falta de un interlocutor en el Ayuntamiento, Carnero ha aclarado que el mismo es el portavoz del Grupo Municipal Popular, “como no puede ser de otra manera”, y por ello cree que cualquier responsable público en funciones de gobierno tiene que hablar con la oposición y con quien sea su representante.

“Y el representante del grupo mayoritario elegido por los ciudadanos de esta ciudad es el grupo popular y su representante se llama Antonio Martínez Bermejo”, ha concretado Carnero, tras lo que ha preguntado a los periodistas si ven que sea “difícil entenderse” con “Toño” Martínez Bermejo, algo que considera que no es así, sino que es “facilísimo”, por lo que ha animado al alcalde a que lo siga intentando.

“Quien ha bloqueado no es Toño Martínez Bermejo, el que ha dicho que no habla y no escucha no es Toño y el que ha expulsado no es Toño”, ha agregado Carnero.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: