Puente se sitúa como favorito en las Municipales de 2019 y afirma que “si es necesario” repetirá el pacto de izquierdas

EUROPA PRESS

  • VALLADOLID, 15 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Valladolid y candidato a la reelección en las Municipales de mayo de 2019, Óscar Puente, ha aseverado este sábado, en su acto de proclamación, que el PSOE es el favorito para ganar esos comicios en la ciudad, algo que no tiene que dar miedo, al tiempo que ha apuntado que “si es necesario” volverá a “entenderse” con otras formaciones de izquierdas.

En un acto preelectoral celebrado en las pistas deportivas de la plaza Biólogo Fernández Valverde del barrio vallisoletano de Pajarillos, Puente ha estado acompañado, en su proclamación, por el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell; la presidenta del PSOE, Cristina Narbona; el secretario general del PSCyL, Luis Tudanca; y la secretaria provincial en Valladolid, Teresa López, entre otras muchas decenas de representantes y militantes socialistas.

El regidor ha incidido en querer mostrar el “cambio” de la ciudad con respecto a “hace cuatro años”, cuando él afrontaba el proceso de Primarias para ser nombrado candidato a la Alcaldía en 2015, y ha enfatizado que ahora el PSOE es “el único partido con candidato” designado y son “los favoritos” para ganar, por lo que ha animado a sus compañeros de militancia a no tener miedo a ese papel.

De hecho, Puente se ha mostrado convencido de que cuando lleguen las Elecciones de 2019 pasará algo que “no pasa desde 1987”, en relación a que el PSOE ganará los comicios “con claridad”. “Va a pasar eso porque en esta ciudad han cambiado muchas cosas para bien”, ha incidido el también portavoz de la Ejecutiva federal del partido.

En la parte final de su discurso Puente ha tenido palabras para los “compañeros de izquierdas” que han gobernado junto a él en el actual mandato y que militan en otros partidos -gobierna con Valladolid Toma la Palabra y con el apoyo en la investidura de Sí Se Puede- y ha destacado que entre todos se han “entendido” para cambiar la ciudad, por lo que ha avanzado que “si es necesario” en mayo de 2019 volverán a hacerlo.

Antes de recordar que desde otros partidos “vaticinaban tortas” pero que finalmente lo que ha habido han sido “presupuestos todos los años en tiempo y forma”, ha reconocido que le habría gustado ver en este acto a algunos de esos compañeros de izquierdas, pero ha reflexionado que no lo han hecho “por falta de ganas, sino por prudencia política”.

De hecho, ha enfatizado que la izquierda de Valladolid ha “desafiado a la historia” con el pacto alcanzado en 2015 y ha mandado un mensaje a los votantes de izquierdas para que sepan que “su voto sirve” independientemente de la orientación política.

Aunque ha insistido en los muchos aspectos que han cambiado en la ciudad durante su mandato actual, Puente ha defendido que él es “el mismo que hace 17 años”, cuando ha recordado que invitó al hoy ministro de Exteriores a participar junto a él en un acto de las Primarias que afrontaba entonces y que perdió por escaso margen con Ángel Velasco. En este sentido, el político catalán ha bromeado con que quizás si él hubiera acudido a aquel encuentro, Puente habría ganado esa votación.

“NO ME CAMBIO NI POR EL MINISTRO”

Sin embargo, el regidor ha defendido que “no se cambia por nadie, ni por el ministro de Exteriores”, porque considera que ser alcalde de Valladolid “es lo máximo”, con lo que ha mandado un mensaje a quienes dicen que su puesto en la Ejecutiva federal es “una plataforma”, pues asevera que no le conocen. Así, ha reiterado que compatibilizará el compromiso con el partido con el que tiene con la ciudad, que “está por encima de casi todo”.

En ese relato del cambio, Puente ha comenzado por la imagen de la ciudad hacia dentro y hacia fuera, pues ha recordado que, en su opinión, hace cuatro años Valladolid era “antipática” y se la veía “con recelo e incluso odio” en otras capitales de la Comunidad, “sobre todo en León”, y sin embargo él en su primer año de mandato fue a León a “abrazar” al alcalde de León y a su pueblo para generar una relación de “liderazgo solidario”.

“Cuatro años después voy a León, la gente me para por la calle, me muestra afecto y hasta tengo una foto en uno de los sitios de tapeo del Húmedo. Si la tuviera mi antecesor, le tirarían algo”, ha bromeado.

Además, ha insistido en que la ciudad salía en los medios de comunicación “por las salidas de tono del anterior alcalde”, el ‘popular Javier León de la Riva, y sin embargo hoy se ha “quitado de encima esa imagen casposa” y Valladolid es noticia por “crecer en turismo”, porque “el rugby es una palanca de autoestima”, por ser “la ciudad más valiente a la hora de atajar contaminación incluso medidas drásticas”, porque un “icono del fútbol” como Ronaldo se ha fijado en Valladolid para un “proyecto de futuro”, o porque su alcalde es portavoz del partido político “con más historia en España”.

Puente también se ha acordado de los actuales representantes del PP en el Ayuntamiento, a quienes ha recordado que “no encuentran candidato” y ha añadido que uno de los motivos por los que el PSOE es favorito es porque la derecha “todavía no ha asumido que perdió el poder” y “sigue con la matraca” de que los socialistas no ganaron las Elecciones. “Mientras se distraían con eso, hemos ido ganando espacios de confianza”, ha advertido.

Así, el regidor ha continuado con una relación de acciones y políticas que él y su equipo han cambiado para la ciudad, como la atención social a los más desfavorecidos, con acciones como la apertura de comedores escolares en verano “a los 15 días de llegar al Gobierno”.

También ha incidido en que con el PSOE en el Ayuntamiento el paro ha bajado en Valladolid de 28.000 a 18.000 y que el equipo de Gobierno ha “intentado ayudar” con medidas como las incluidas en el Plan de Empleo o el de Retorno del Talento.

El fomento de la participación ciudadana, el incremento en cinco millones de euros de presupuesto para los Servicios Sociales o la apuesta por las escuelas infantiles, la reducción de la deuda en un 30 por ciento o los proyectos de regeneración urbana en la barriada de 29 de octubre, muy cerca del lugar donde se celebraba el acto, y el que se diseña para Las Viudas y la rehabilitación de centros de mayores los cuales consideran que son las “grandes obras” de su mandato.

Además, ha recordado el proceso de remunicipalización del agua, de la que ha reconocido que no era “un taliban”, pero ha apuntado que tras comprobar las “presiones” de los lobbys de la empresa privada que han querido “privar a la ciudadanía de la toma de decisiones”, tiene claro que “no es una decisión de gestión, sino de limpieza democrática”, al tiempo que ha advertido de que si “la derecha” vuelve al Ayuntamiento volverá a privatizar este servicio.

Por todo ello ha querido animar a sus compañeros de militancia a trabajar de cara a las próximas Elecciones y a “trabajar por una ciudad cada vez más abierta y más progresista”.

En su intervención previa a la de Puente, Josep Borrell, en un discurso europeísta y a favor de unas fronteras abiertas, ha instado al ya candidato socialista a que en su segundo mandato “enarbole” la bandera cosmopolita y haga a Valladolid “capital del Mundo otra vez”.

“OPORTUNIDAD ÚNICA”

Por su parte, Luis Tudanca ha manifestado el orgullo por que los socialistas estén al frente de la ciudad y ha destacado la “oportunidad única” que se presenta en 2019 para que el alcalde de Valladolid, el presidente del Gobierno y el presidente de la Junta de Castilla y León sean socialistas.

El dirigente socialista ha señalado a Óscar Puente como un político “con presente y futuro”, que ha demostrado que “se puede dialogar”, al tiempo que también ha considerado que es “un poco Quijote”, ya que no puede evitar “lanzarse” contra los gigantes que tiene enfrente, los cuales, ha aseverado, “han doblado la rodilla ante él”.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: