Revilla, “optimista” sobre posible acuerdo para que barcos de cerco cántabros faenen en aguas asturianas

EUROPA PRESS

  • SANTANDER, 2 (EUROPA PRESS)

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, es “optimista” en que se llegue a una solución para restaurar el acuerdo que permitía que barcos de cerco cántabros puedan faenar en aguas asturianas y viceversa.

Revilla lo ha asegurado así este lunes en el Pleno del Parlamento, en el que ha sido cuestionado por el diputado del grupo mixto Rubén Gómez (Ciudadanos) sobre la problemática de los pescadores del cerco de San Vicente de la Barquera para faenar en aguas asturianas y las posibles soluciones a este asunto.

El presidente regional ha asegurado que su Gobierno está “encima” de esta cuestión y ha explicado que el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, y el director general del área han mantenido “múltiples reuniones” con representantes del Principado sobre esta cuestión.

Sin embargo, ha reconocido que se trata de un asunto “muy complicado” y ha remontado el origen del problema a 2014 después de que la flota cántabra se negara a ceder a Asturias parte de la cuota de verdel que desde el Gobierno de España le había concedido.

Revilla, que ha defendido esa postura de la flota de Cantabria pues “nada” tenía que ver la comunidad en ese reparto, ha explicado que hasta ese momento existía un acuerdo con Asturias por el que cinco barcos cántabros de cerco podían faenar en sus aguas pero la comunidad vecina decidió finiquitarlo como “represalia” a la negativa a ceder parte de la cuota de verdel.

Tras la reacción de Asturias, las cofradías de pescadores de Cantabria decidieron también que los cinco barcos asturianos de cerco pactados tampoco faenasen en aguas de la comunidad.

Revilla ha explicado que tras ello se han celebrado múltiples reuniones con la flota de Asturias, que respaldaron volver al acuerdo hasta que surgió Cercoastur, asociación del sector que se opone a ello.

Según el presidente regional, el Principado “está intentando convencer” a este colectivo, consiguiendo por el momento que se autoricen dos barcos.

“Estamos intentando arreglar este tema pero ya digo es muy complicado porque allí se suelen tomar las decisiones por unanimidad y habiendo una agrupación dentro de la cofradía no se atreven a vulnerar el veto de esta asociación para que volvamos a restablecer la situación de cinco y cinco y ahí estamos”, ha explicado Revilla, que ha avanzado que en la última reunión celebrada se apuntaron algún tipo de solución que podría arreglar el problema.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: