Schindler celebra con una jornada social sus cinco años sin accidentes laborales en Asturias

EUROPA PRESS

  • La compañía de ascensores y transporte vertical Schindler ha celebrado este sábado en Oviedo una jornada de ocio social para conmemorar sus cinco años sin accidentes laborales en Asturias en la que han participado trabajadores y sus familias y un grupo de personas con discapacidad intelectual.

En esta jornada, celebrada en el Palacio de Congresos de la capital ovetense, también han estado presentes el director general de la compañía, Javier Catalina, y Héctor Clemente, en representación de la Fundación Adecco, entidad colaboradora. Además, al acto han acudido varios responsables políticos, entre ellos, la directora del Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales, Miryam Hernández; la concejal de Atención a las Personas e Igualdad del Ayuntamiento de Oviedo, Marisa Ponga; y varios parlamentarios tanto autonómicos como nacionales.

Para conmemorar este lustro sin accidentes laborales la empresa ha celebrado cuatro actividades basadas en diferentes temáticas: repostería, abalorios, huertos portátiles y jabones ecológicos. Cada taller perseguía favorecer el desarrollo de habilidades y capacidades sociolaborales que permitan a personas con discapacidad participar de manera activa en la sociedad y en el mercado laboral.

SEGURIDAD LABORAL

El responsable de Schindler Iberia ha ensalzado que la empresa se reúna en torno al “buen motivo” que supone no haber atenido accidentes laborales en la sede asturiana en cinco años. “Nuestro núcleo en Oviedo está de enhorabuena y hoy podemos brindar y decir con orgullo que nuestra Compañía mantiene su compromiso con la seguridad de todos sus trabajadores, para proporcionar el mejor servicio a los más de mil millones de personas que movemos cada día en todo el mundo”, ha defendido Catalina.

En la misma línea, ha mantenido que se trata de un “éxito colectivo” de toda la plantilla de la compañía. “Nos alegramos de que esta ciudad no sea la única en la que se pueda ensalzar que 0, en esta ocasión, es una cifra sobresaliente en resultados”, ha concluido Catalina.

Acompañando a los trabajadores de Schindler han estado unos 60 miembros de dos asociaciones asturianas, la Alarde, una escuela de arte para personas con discapacidad que trabaja para favorecer la autonomía de éstas y también para asesorar a las familias que en ocasiones se ven desbordadas ante situaciones derivadas de la discapacidad que no saben cómo afrontar; y la Asociación Síndrome de Down de Asturias, cuyo objetivo es facilitar la inclusión de sus miembros en todos los ámbitos de la vida con el fin último de mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: