Silva (BNG) condiciona un apoyo a Sánchez a “respetar a Galicia como nación” y apuesta por un SMI de mil euros

EUROPA PRESS

  • Ve el “mismo ideario” en PP y Vox y lo “cuestiona”: “No entro en si están o no dentro de la Constitución, nosotros no compartimos el marco del 78”

PONTEVEDRA / SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 (EUROPA PRESS)

La cabeza de lista del BNG al Congreso por Pontevedra, Carme da Silva (Pontevedra, 1966), se muestra convencida de la “remontada” de la formación nacionalista en la carrera electoral que desembocará el próximo 28 de abril en la cita con las urnas, de la que espera que la formación nacionalista salga con un “buen grupo, con fuerza suficiente, para ser determinante”: “No digo números, porque nunca hago porras”.

“Si somos y tenemos capacidad para ser determinantes, nuestro esfuerzo irá dirigido a parar esta derecha españolista, carca, rancia, machista y antigallega, pero no damos cheques en blanco. Nuestro pacto es con la sociedad gallega y por eso ponemos las necesidades de Galicia por encima en cualquier negociación, como hicimos siempre”, ha manifestado en una entrevista concedida a Europa Press, a la pregunta de si el BNG apoyaría la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez.

Descartado que sea posible un pacto con fuerzas de derechas si otorgasen más presupuesto o transferencias a Galicia, ya que “eso no va a pasar, porque son fuerzas españolistas y recentralizadoras que quieren acabar con las naciones”; Carme da Silva ha manifestado que “lo primero” que tendrá que hacer Sánchez si quiere sus apoyos es “respetar la condición de nación” de Galicia y “que no haya cambios dirigidos a recentralizar el Estado”.

Y a partir de ahí, otra serie de condicionantes: traspaso de competencias (seguridad vial, puertos, aeropuertos), dotación presupuestaria “necesaria” para que “verdaderamente se pueda luchar contra la lacra de la violencia machista” y financiación “adecuada” para los servicios de Galicia”. Además, los nacionalistas gallegos situarían el salario mínimo interprofesional en, al menos, mil euros: “hay que poner un salario que garantice que siendo el mínimo, el mínimo vital está cubierto”.

Sobre la cuestión concreta de la transferencia de la AP-9, ha afirmado que su traspaso “va a depender de la capacidad y de la fuerza que tendrán los gallegos en donde se toman las decisiones”: su titularidad gallega y el fin de los peajes son “de justicia”.

Así lo ha visto también para el “traslado de Ence de la ría de Pontevedra”, acerca de lo que la licenciada en Química por la Universidade de Santiago ha indicado que la “sociedad pontevedresa lleva muchos años trabajando para que salga de la ría. “Y hay una esperanza para que sea así. Confío en que lo veamos y no tengamos que esperar 60 años para que esto ocurra”, ha apuntado.

“FOGONAZO DE APOYO”

Carme da Silva ha asegurado que su “apreciación personal” es que en el BNG “están lanzadas” y “va a haber una remontada y un fogonazo de apoyo”. “Porque lo notas en la gente que se acerca, una sensación que hacía mucho tiempo que no vivía en una campaña”, asegura quien entró como concejala del Bloque en 1995 en el Ayuntamiento de Pontevedra y quien también ha sido diputada autonómica en la VIII legislatura.

Sin embargo, lamenta que la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) “haya excluido a una gran parte de la sociedad gallega” al no haber especificado la intención de voto al BNG. “Cuando decimos que el BNG va a ser la presencia y la voz de Galicia en el Estado, también incluye al CIS y a Madrid, que no sabe que el BNG es una fuerza política muy relevante en Galicia, con Alcaldías, vicepresidencias de la diputación y un grupo parlamentario. Demuestra un desconocimiento de la realidad gallega”, ha analizado.

Sobre la fragmentación de la izquierda y el discurso similar sobre Galicia adoptado por En Marea, Da Silva ha rechazado “hablar de la situación política de otras fuerzas”. “Pero sí constatamos que el BNG es el referente claro, coherente, unido, cohesionado y con un liderazgo clarísimo en Ana Pontón para que, todas las personas que quieran a Galicia, sean nacionalistas o no, apuesten por el BNG”, ha aseverado.

Preguntada por como ve a sus principales rivales en la provincia -Ana Pastor (PP), Olga Alonso (PSOE), Yolanda Díaz (En Común-Unidas Podemos), Iris Malvido (En Marea) y Beatriz Pino (Ciudadanos)-, Carme da Silva ha recordado que “la mayoría son viejas conocidas” y “ya se sabe que esperar de ellas”, en referencia, especialmente, a la candidata popular, aunque también a Yolanda Díaz, antes diputada por A Coruña.

“Algunas estuvieron ya en el Congreso, incluso en cargos de altas responsabilidades como la Presidencia del Parlamento o siendo diputadas y no se les conoce ningún trabajo por Galicia en la última legislatura. Fue el silencio absoluto”, ha continuado la candidata nacionalista, quien ha concluido que “las fuerzas políticas que tienen obediencia madrileña van a responder a lo que les digan sus líderes de turno: Casado, Iglesias, Rivera o lo que sea”. “Eso es una diferencia sustancial con la candidatura del BNG”, ha remarcado.

IDEARIO DE VOX Y PP

Por otro lado, sobre la equiparación del presidente de la Xunta al BNG en un debate parlamentario a las puertas de campaña, Carme da Silva ha considerado que Alberto Núñez Feijóo “hace muchos años que dejó de ejercer como presidente, está escondido y no tiene nada que ofrecer a los gallegos”. “Solo ha sido sumiso a las órdenes de Madrid, primero a Rajoy y ahora a Casado, y tiene que justificar ese silencio. ¿Y como lo hace?, pues disparando para cualquier lado con tal de esconderse él”, ha juzgado.

Dicho esto, ha rechazado “cuestionar la respetabilidad de las distintas fuerzas políticas”. “Lo que cuestiono es el ideario de las distintas fuerzas, no entro en si son constitucionalistas o no. Nosotros no compartimos el marco constitucional que salió del 78 porque ahoga a Galicia como nación, porque no respeta nuestra identidad, nuestra lengua, nuestra cultura y no nos deja desenvolvernos económicamente”, ha esgrimido.

Da Silva “no” aprecia “diferencia” en los idearios de PP y Vox, y ha citado: “la Red Madre la apoyó Feijóo, la ley del aborto la intentó cambiar con insistencia el PP, a las manifestaciones convocadas por la españolidad más rancia y carca asistieron hace años los representantes del PP de la mano de la Iglesia católica más reaccionaria…”.

Precisamente, sobre la ley del aborto, y después de que el BNG haya recordado en esta campaña que fue la primera formación en registrar una iniciativa legislativa en el Congreso en 1996, Carme da Silva ha apostado por “avanzar” en la legislación actual.

“Tenemos que tener una ley que garantice la capacidad de las mujeres para decidir si quieren o no quieren ser madres. Hay que avanzar en esa línea”, ha señalado, además de rechazar de plano los vientres de alquiler: “la maternidad y paternidad son un derecho que se ejerce voluntariamente, pero no se puede poner a otras personas en situaciones tan dramáticas como granjas de mujeres; es tremendo, no se puede consentir”.

Carme da Silva, que ha apuntado que los nacionalistas gallegos también defienden regular la eutanasia para que se “pueda ejercer el derecho a la vida con dignidad”, ha insistido en que “una mujer que tiene que afrontar la decisión de abortar, va a afrontar una de las decisiones más duras que tome en su vida”.

“Es tremendo que en un momento en que las mujeres cogimos el mando, parece que nos tienen que estar mandando mensajes constantes desde esa ideología de derechas, pero que acaba asumiendo parte de la izquierda, de que nos tenemos que volver a meter en casa”, ha sentenciado.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: