SíVA cambia de posición y facilita la aprobación del nuevo convenio ante la posibilidad de disolución de la SVAV

EUROPA PRESS

  • VALLADOLID, 6 (EUROPA PRESS)

El Grupo Municipal de Sí Se Puede en el Ayuntamiento de Valladolid ha cambiado su voto de abstención a favorable sobre el convenio acordado por la Sociedad Alta Velocidad para el desarrollo de las obras derivadas de la transformación de la red arterial ferroviaria en la ciudad, debido a que, como ha explicado su portavoz, hoy han quedado “más claras” las consecuencias que tendría la no aprobación de este documento, que finalmente se llevará al Pleno de este jueves gracias al voto de calidad de la Presidencia de la Comisión de Urbanismo.

El Ayuntamiento de Valladolid ha acogido este miércoles una sesión extraordinaria de esta comisión después de que el pasado lunes, en la ordinaria, el acuerdo sobre el convenio de la SVAV recibió un dictamen negativo, con los votos en contra del Partido Popular, Ciudadanos y el concejal no adscrito, la abstención de SíVA y los únicos votos favorables de los grupos que forman el equipo de Gobierno, PSOE y Valladolid Toma la Palabra.

Este miércoles todos los grupos han mantenido sus posiciones, salvo el grupo respaldado por Podemos, que ha cambiado su voto a favorable, con lo que el convenio ha podido aprobarse gracias al voto de calidad. Charo Chávez ha justificado el cambio de opinión en que, a pesar de que no les gusta el convenio de la SVAV, el interventor ha hecho una exposición “mucho más clara” sobre las consecuencias que tendría no firmar el acuerdo.

Así, como han apuntado Chávez y el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Viviendas, Manuel Saravia, si no se acordara este convenio Adif y Renfe no asumirían el pago de la deuda pendiente de los 404 millones de euros del préstamo de la SVAV y ésta “casi con total seguridad” entraría en concurso de acreedores, y habría posibilidad de disolución, con consecuencias negativas para los miembros societarios.

Por ello, la edil ha mostrado su sorpresa por que el Grupo Popular haya querido “permitir que suceda esa disolución” cuando tiene miembros de su propio partido “imputados” por la firma de las Cartas de Conformidad, en relación al exalcalde Francisco Javier León de la Riva o el actual concejal Alfredo Blanco.

Como consecuencia de ello, según la portavoz de Sí Se Puede, estarían en riesgo los nuevos talleres de Renfe, que como ha añadido Saravia podrían ser embargados dentro de un proceso concursal, con lo que esa infraestructura no podría entrar en funcionamiento y seguiría su “deterioro”.

“Necesitábamos aclaración pública y que constara en una comisión y que hubiera un debate por las dudas que suscita el convenio”, ha recalcado Chávez, quien ha añadido que además durante estos dos días su Grupo ha podido “profundizar en un documento que se entregó con poco tiempo”, con lo que este miércoles han podido plantear sus dudas al interventor.

“No es un voto favorable al PSOE o a Izquierda Unida, ni a este convenio, sino que hemos entendido que la responsabilidad política está por encima de todo y la asumimos”, ha aseverado la portavoz.

La concejal de Sí Se Puede ha reiterado que no están de acuerdo con la “actitud prepotente, principalmente del Grupo Fomento” en la Sociedad, al tiempo que ha manifestado que espera que en el trámite de información pública se pueda “mejorar” el convenio.

El concejal de Urbanismo ha precisado que, de no firmarse el convenio antes del 1 de octubre y no asumir el Grupo Fomento el pago de la deuda, la SVAV incurriría en multa de más de un millón de euros por parte de los bancos, y si la situación no se hubiera resuelto a 1 de enero de 2018, el acuerdo para el pago de la deuda decaería, por lo que las entidades reclamarían y la salida sería el concurso de acreedores con unas “consecuencias importantísimas”.

CONCURSO DE ACREEDORES “CULPOSO”

Esa situación concursal, según el interventor, “posiblemente fuera declarado culposo y tendría consecuencias penales para los administradores de la SVAV”, mientras que ha recordado que los talleres son el principal activo de la sociedad, por lo que el administrador los vendería para hacer frente a los pagos necesarios.

Asimismo, ha apuntado que, cuando se planteó la posibilidad de acudir a un concurso de acreedores negociado y voluntario, las consecuencias para el Ayuntamiento eran “90 millones de euros”, además de que no se desarrollarían las obras previstas y de unas consecuencias “urbanísticas” negativas.

Por todo ello, Saravia ha valorado la “responsabilidad” del Grupo de Sí Se Puede, que ha “entendido las nuevas informaciones” que ha aportado el interventor.

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Pedro Herrero, ha considerado que este miércoles y este jueves, cuando previsiblemente se aprobará el convenio en el Pleno, son dos días “de los más importantes para la historia reciente de la ciudad”, por lo que ha subrayado el “ejercicio de responsabilidad” del actual equipo de Gobierno, el cual ha comparado con el que considera que hizo su partido en 2002 cuando aprobó el convenio de constitución de la SVAV, pese a que “el tiempo ha dado la razón” y ha demostrado que no fue un buen acuerdo pues termino con “404 millones de deuda y nada de soterramiento hecho”.

En cambio, ha calificado de “indecente” la actitud del PP, a quien ha acusado de votar en contra para “mantener viva la falsa esperanza” del soterramiento, algo que ha recordado que el Ministerio de Fomento y la Junta, gobernados por el Partido Popular, han recalcado que no es posible.

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Antonio Martínez Bermejo, ha considerado que el Sí Se Puede ha hecho “un papelón” este miércoles pues entiende que “nada ha cambiado en el expediente” desde el lunes como para que hayan modificado su intención de voto “de la noche a la mañana”, lo que le ha llevado a especular con algún tipo de acuerdo “secreto”.

Martínez Bermejo ha interpretado que el equipo de Gobierno ha “presionado mucho” al grupo respaldado por Podemos, al tiempo que ha lamentado que este miércoles “la Democracia está de luto en el Ayuntamiento de Valladolid”, pues las presiones políticas “pueden por encima del interés de los ciudadanos” y que Sí Se Puede “a vuelto a caer en el caso del tripartito”.

La portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha definido la sesión extraordinaria como un “paripé de Sí Se Puede”, pues se ha preguntado “qué ha cambiado” con respecto al lunes y por qué ha permitido que el equipo de Gobierno “se haya cargado el soterramiento”, un proyecto que la edil consideraba “importante para el futuro de la ciudad”.

Finalmente, el edil no adscrito, Jesús Presencio, ha coincidido con PP y Ciudadanos en que este miércoles no se han percibido “hechos relevantes” que hayan cambiado con respecto a la Comisión del lunes, y ha justificado su voto en contra en que confía “poco” en que el proyecto se lleve a efecto pues no lo considera viable y entiende que “no es sensible” con la ciudadanía.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: