Todos los grupos del Parlamento gallego reclaman al Gobierno aprobar ya el estatuto de las electrointensivas

EUROPA PRESS

  • El Parlamento de Galicia ha aprobado, con la unanimidad de todos los grupos -PPdeG, PSdeG, Grupo Común da Esquerda, BNG y Grupo Mixto-, reclamar al Gobierno central la certificación «inmediata» del estatuto de apoyo a las electrointensivas para mantener y garantizar los centros productivos y los puestos de trabajo de las factorías de Alcoa en San Cibrao (Lugo).

La propuesta aprobada partió del PPdeG y fue defendida este miércoles por el diputado Daniel Vega (PP) en un pleno especialmente centrado en la situación de la industria gallega y, tras una sesión de control, en la que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, urgió que se haga público el contenido de este estatuto, con la advertencia de que Alcoa está «en riesgo de cierre».

En este escenario, el grupo mayoritario de la Cámara ha argumentado que la planta de Alcoa en San Cibrao (Lugo) constituye el «motor de la industria de la Mariña lucense», aunque sus trabajadores «estén ahora abandonados» por el Gobierno en funciones que «cortocircuita la política industrial» en lugar de «aportar soluciones».

Entre otras demandas, los populares aludieron a la rebaja de la factura eléctrica para la empresa, ya que «es uno de los principales factores que afecta a la competitividad y el futuro de esta compañía». El PPdeG también sostiene que son 1.100 las familias que dependen de Alcoa, que precisa un «marco estable».

La diputada Patricia Otero (PSdeG), sin revelar la intención de voto de su grupo (que finalmente fue favorable), aprovechó su intervención para acusar a los populares de hacer un «papelón» al cargar contra el Ejecutivo en funciones y la ministra de Industria, Reyes Maroto, sobre su visita a la factoría de San Cibrao este martes.

Asimismo, Otero insistió en que Alcoa recibirá «todo lo que pidió por los costes del CO2» y ha pedido a la Xunta «que no ponga palos en las ruedas del Gobierno central», si «no va a hacer nada».

POSTURAS DE LOS GRUPOS

Finalmente, la iniciativa recibió el apoyo unánime de los grupos, aunque el PP no aceptó ninguna de las enmiendas presentadas.

El Grupo Común da Esquerda reiteró la necesidad de que el marco estatutario se apruebe de forma «inmediata» para conseguir la «estabilidad de los precios» de la factura eléctrica. También reclamó «flexibilidad en función de la demanda» y que se convoque una «mesa de trabajo» con los empleados de Alcoa para «encontrar una solución de futuro».

Por su parte, el grupo nacionalista defendió que se haga una reclamación para pagar de forma inmediata los costes del CO2, reducciones específicas para los trabajadores, como en los peajes y, en total, siete propuestas respaldadas por el propio comité de empresa. Los populares no aceptaron sumar la enmienda del BNG.

En el caso del Grupo Mixto, el diputado Pancho Casal exigió la incorporación de un precio tasado para la energía y que «la Xunta también haga su trabajo» y obligue a Alcoa a la instalación de gas en su planta de aluminio, lo que «abarataría los costes y mejoraría la calidad de la producción», ha aseverado.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: