Tres detenidos en una operación por caza furtiva y robo de galgos en el norte de la provincia de Ávila

EUROPA PRESS

  • La Guardia Civil de Ávila ha finalizado la operación Tenazón con la detención de tres personas por caza furtiva y robo de galgos en la comarca de La Moraña, al norte de la provincia abulense, según han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

En este marco, han sido además investigadas otras once por los delitos contra la flora y fauna, robos, receptación y maltrato de animales, y se han recuperado y entregado a sus propietarios cuatro perros sustraídos en localidades de Ávila, Guadalajara y Toledo, ha informado la Guardia Civil.

También se han aprehendido un vehículo, 15 canes de raza galgo y cuatro liebres, así como impuestas 52 denuncias administrativas de los 180 perros inspeccionados.

La operación se desarrolló con motivo de las continuas quejas manifestadas por personas y ayuntamientos por la problemática de la caza furtiva, por lo que a comienzos de septiembre se aumentó la vigilancia.

Tras la recopilación de información y análisis policial, se decidió activar un dispositivo del 30 de octubre al 12 de noviembre compuesto por distintas Unidades de Seguridad Ciudadana, Tráfico, el Equipo ROCA de Policía Judicial, el SEPRONA y el Grupo de Helicópteros de Torrejón de Ardóz (Madrid), con el apoyo de los Guardas de Campo de la empresa Proysecam.

El 31 de octubre fueron detenidos los ocupantes de un vehículo todoterreno, que era conocido por salir al campo a través de las parcelas del coto de caza de Villanueva del Aceral.

En el vehículo, en el que iban cuatro personas, transportaban cinco galgos y ocultaban bajo los asientos tres liebres muertas, de las que se pudo sospechar que acaban de ser cazadas, por lo que se procedió ‘in situ’ a la investigación de los cuatro individuos, todos ellos vecinos de Añover de Tajo (Toledo), así como la aprehensión del vehículo como instrumento para la comisión de los delitos.

El conductor del todoterreno también fue puesto a disposición judicial tras ser identificado por conducir un vehículo a motor sin permiso de conducir por la pérdida total de puntos.

Por otro lado, en las inmediaciones de Palacios de Goda, los días 6 y 7 de noviembre fueron localizadas tres personas cuando se encontraban finalizando la batida por el terreno con cuatro galgos y cazando en mano por el interior de tierras sembradas son identificadas a cuatro personas con tres galgos.

Los presuntos delicuentes, tras la sustracción de los galgos y la extracción del microchip mediante incisión en el cuello para dificultar su identificación, “probaban” a los galgos que, tras valorar sus condiciones y cualidades para la caza, los que no eran aptos, eran desechados, dejándoles abandonados en la zona y a los que se les consideraba válidos se les ponía un nuevo microchip para darles consideración de “legales” o simplemente les dejaban sin ponérselo.

200 LLAMADAS

Estas investigaciones, unidas a la realizadas posteriormente con los galgos intervenidos, ha posibilitado más de 200 llamadas de personas de toda España, facilitando la investigación de una persona autor de un delito de receptación y de otra persona como autor de un delito de robo con fuerza en las cosas y otro de abandono de animales de compañía, así como delito de receptación.

Los animales identificados ya han sido entregados a sus dueños y solo quedan en dependencias de la Federación Castellano y Leonesa de galgos, seis perros, hasta que se pueda acreditar su procedencia.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: