UGT, CCOO y FADE piden a la Junta General que no cierre mañana el CES

EUROPA PRESS

  • Los secretarios generales de UGT y CCOO de Asturias, Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, respectivamente, y el director general de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Alberto González, han pedido este jueves a los grupos parlamentarios de la Junta General del Principado de Asturias que no voten a favor de la supresión del Consejo Económico y Social (CES) en el pleno de este viernes.

El parlamento autonómico abordará este viernes el debate relativo a la Proposición de Ley del Principado de Asturias de supresión del CES, impulsada por el PP, apoyada por Podemos, Foro Asturias y Ciudadanos, y rechazada por PSOE e IU.

El Consejo Económico y Social del Principado de Asturias es un ente público de carácter consultivo en materia socioeconómica y laboral, creado desde 2002. Desde entonces ha estado presidido por Nicolás Álvarez. Según consta en su ley, se trata de un órgano de participación, estudio, deliberación, asesoramiento y propuesta, pudiendo pronunciarse, además, sobre cuantos asuntos le planteen tanto el Consejo de Gobierno como la Junta General del Principado de Asturias.

En una rueda de prensa conjunta, los tres representantes de los agentes sociales han abogado por realizar una reforma “profunda” del órgano y evitar así su supresión. Dicha modificación plantea abrir el CES a los colectivos sociales “más representativos”, así como el cambio en la naturaleza de la presidencia, pasando a ser representado por una figura “institucional” sin remuneración.

Contemplan además que el Gobierno asturiano participe en menor grado, en favor de una mayor participación de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA) a la hora de hacer propuestas y definir la configuración del CES. En lo relativo al coste económico que supone el CES, UGT, CCOO y FADE han abogado por “estrechar costes”, de manera que solo se requieran recursos económicos para el personal del órgano. “No creo que nadie esté decidiendo prescindir de personal público, es un coste que hay que asumir exista o no el CES”, ha remarcado Fernández Lanero.

“Igual es difícil cambiar su posición, pero les hemos remitido la propuesta para que reflexionen”, ha señalado Fernández Lanero. “¿Qué queremos cerrar el CES para abrir otro?”, ha preguntado, para después emplazar a los partidos a participar en su modificación.

Desde CCOO, su secretario general ha puesto el foco en la necesidad de promover la participación de la sociedad a través de las organizaciones más representativas, contemplada en la Constitución Española. En Asturias, ha afirmado, el CES es “el único” instrumento para ello. “Su supresión es un ataque a la calidad democrática de Asturias”, ha apuntado Zapico.

Ha considerado “triste” que se cierre “sin apenas debate y participación” el que ha sido “el primer CES de España”. Zapico ha afirmado que sus miembros están dispuestos a comparecer en la Junta para explicar su papel y trasladar su intención de modificarlo “para que sea más eficaz”.

Para el director general de FADE, lo más relevante del CES es que logra poner en la misma mesa a tres organizaciones que en muchas ocasiones “están en las antípodas”. “Lo hacemos partiendo de posiciones muy divergentes en casi todas las ocasiones y somos capaces de dialogar y alcanzar consensos”, ha señalado González.

Que el CES necesita “una vuelta”, ha dicho, “nadie lo duda”. “Quizá nos dormimos todos en los laureles, sin duda es probablemente atípico en el conjunto de los CES españoles”, ha señalado, afirmando que es el órgano de estas características “más imperfecto” de España al ser el pionero y no haberse adaptado a la situación actual.

“No creo que nadie dude que los representantes legales de los trabajadores y de los empresarios deben tener un marco de encuentro, diálogo y consenso, y resulta pintoresco que, aparte de la celeridad con la que se ha actuado, se tome una medida tan drástica sin haber propuesto nada de forma alternativa”, ha manifestado.

Por otro lado, González ha rechazado a quienes “actúan en contra” de los miembros del CES. “Sí sería preocupante que nos intenten apartar por ejercer nuestra capacidad legítima y legal de participación”, ha aseverado.

“Sea cual sea” el resultado de la votación de este viernes, González ha afirmado que el CES defenderá “un espacio de negociación, con criterios de representatividad que se adapte a las circunstancias socioeconómicas del país y la región”.

Si finalmente la Junta aprueba la supresión del órgano, las tres organizaciones confían en que la propuesta hoy presentada “pueda servir de base” para el nuevo órgano que la Ley contempla crear en seis meses.

Ese nuevo órgano tendría que ser creado por el Consejo de Gobierno, y sería un Consejo para garantizar la participación institucional de los agentes económicos y sociales, de carácter consultivo adscrito a la Consejería competente en materia de economía.

LA PROPUESTA

La modificación del órgano consultivo propuesta por los agentes sociales contempla un organigrama en el que el presidente sea nombrado por la Junta General y que su cargo no esté remunerado.

Define además los “puestos esenciales” dentro de la organización, como serían un puesto de dirección, y tres técnicos -un economista, un jurista y un administrativo-.

Sobre la cobertura de gastos, basándose en otros CES autonómicos, establecen que haya una asignación anual a cada grupo por preparación, dedicación y asistencia; dietas directas por cada consejero o representante por preparación, dedicación y asistencia; y la asignación de costes estimados para asesor por grupos y o entidades, en función de la representación.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: