Un bombero forestal de la base de Rosinos (Zamora) denunciará su despido por reclamar agua potable y un plus

EUROPA PRESS

  • El bombero forestal y delegado sindical de FIRET en la base de Rosinos de la Requejada (Zamora), Jesús Pina Orduña, denunciará su despido por entender que se ha producido tras reivindicar el abastecimiento de agua potable y un plus de transporte.

‘Jechu’, como es conocido entre sus amigos y compañeros, comenzó como bombero forestal a los 18 años, en 2003, en las campañas de verano, que es lo primero en lo que trabajan para después hacerlo más meses -desde 2012 trabaja todo el año- y no sólo en la época de riesgo alto de incendios, algo que suele hacer la gente más veterana.

Sin embargo, el 30 de septiembre de este año, con el fin de la “campaña” y a través de los encargados de la base en la que trabaja se le comunicó que no contaban con él “saltándose a la torera” el orden que se debería haber seguido par su comunicación. Por ello, ahora se prepara la demanda por un despido que considera que vulnera el derecho a la libertad sindical.

Jesús Pina atribuye el despido a las reivindicaciones de agua potable y plus de transporte que planteó a la empresa, Europa Agroforestal (Eural), que se volvió a hacer cargo de la base zamorana el año pasado y que trabaja en otros puntos de Castilla y León como en las bases de Rabanal del Camino (León) y Cebreros (Ávila).

FALTA DE ENTENDIMIENTO

Sin embargo, ha relatado ‘Jechu’ en declaraciones a Europa Press, con la anterior empresa adjudicataria se hicieron las mismas reivindicaciones y el entendimiento fue bueno, mientras que la actual sí que en alguna ocasión no ha cumplido normas no escritas como respetar la antigüedad a la hora de contar con los bomberos forestales para dar continuidad a la campaña. Así, ha criticado cierta “arbitrariedad” que provoca que “al que se sale del tiesto” no le respetan los años trabajados, por ejemplo.

Además, ha explicado que en ningún momento se ha buscado confrontación con la empresa y sólo se ha pedido algo tan básico como agua potable, que actualmente tienen que ir a fuentes que se encuentran en inmediaciones de la base y llenar garrafas y compartir botellas entre los 24 trabajadores que hay en Rosinos, ya que el agua corriente que hay en la base está sin analizar y el sistema de cañerías está muy viejo.

Jesús Pina, quien ha reconocido que al final después de 15 años de trabajo ha hecho “muchos amigos” y ha recibido muchísimas muestras de apoyo y “cariño”, ha explicado que este tipo de reivindicaciones se han intentado hacer llegar a la Administración, pero han quedado “diluidas” por los procedimientos, que siempre son complicados.

Este bombero forestal, a quien apoya la Asociación de Trabajadores de la Brigadas de Incendios Forestales (ATBrif) en sus perfiles con la etiqueta #JechuSomosTodos, ha apuntado que la gente en Castilla y León suele tener una “vida media” de trabajo en estas bases de dos o tres años porque suelen irse a otras comunidades autónomas a buscar mayor estabilidad. A este respecto, ha añadido que la gente que trabaja en las bases suele ser del entorno, en su caso de Puebla de Sanabria (Zamora).

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: