Un informe encargado por la Xunta descarta relación entre la mala calidad del agua del CEIP Ría de Vigo y las tuberías

EUROPA PRESS

  • VIGO, 12 (EUROPA PRESS)

El delegado de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, ha hecho público un informe, elaborado por una empresa certificada, en el que se descarta que la situación de las tuberías del CEIP Ría de Vigo incida en la mala calidad del agua en ese centro, ya que solo un 5 por ciento de las conducciones son de hierro galvanizado, y no se explicaría así el alto contenido en este metal detectado en las analíticas.

Según ha apuntado López-Chaves, “las tuberías del colegio no afectan para nada a la calidad del agua”, y con ese informe “se destruye una falacia del señor Caballero”. “El alcalde lo que tiene que ver es si se centra en el problema que tenemos en Vigo con el agua de abastecimiento a la población”, ha añadido.

El delegado de la Xunta ha subrayado que, desde el pasado mes de octubre, los análisis del agua evidencian que la calidad está “al límite de la potabilidad” y ha aseverado que dicha agua “sigue siendo de mala calidad”, todo ello consecuencia de una planta potabilizadora municipal (la ETAP del Casal) “que no cumple los parámetros que exige la normativa”.

Finalmente, López-Chaves ha indicado que, según la propia dirección del CEIP, en los últimos años ni el Ayuntamiento ni la empresa de mantenimiento “contratada por el Ayuntamiento” advirtió al centro de ningún riesgo para el agua derivado del estado de las conducciones.

CABALLERO

Por su parte, el alcalde, Abel Caballero, ha arremetido contra el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, por afirmar que ningún técnico municipal inspeccionó esas tuberías. Así, ha facilitado un informe firmado por un ingeniero municipal de edificaciones en el que se concluye que el alto contenido en hierro del agua se debe a la situación de las canalizaciones, muchas de ellas de la época en que se construyó el centro (1976).

“Tenemos un documento oficial de un ingeniero autorizado, que decía Rueda que no existía. O se disculpa por haber mentido, o tiene que decidir qué hace en política”, ha proclamado el regidor, quien ha apuntado que el informe está acompañado por fotografías y, lo que se ve en algunas de ellas, “da asco”.

El alcalde ha constatado que tanto el presidente Feijóo, con sus “mentiras y calumnias” sobre la calidad del agua en Vigo, como el vicepresidente Rueda, el “subdelegado” de la Xunta, y el grupo municipal del PP, atacan a la ciudad. “Están todos en una batalla política contra Vigo”, ha sentenciado, y ha insistido en que el agua de la ciudad, incluidos los colegios, es potable, aunque dentro de los centros su calidad es peor debido a la situación en que la Xunta mantiene las canalizaciones.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: