Un proyecto de la CHD experimenta en Flores de Ávila un humedal artificial para el tratamiento de aguas

EUROPA PRESS

  • El proyecto Aquamundam, impulsado por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) junto a un consorcio en el que participan entidades gallegas y portuguesas, desarrolla una actuación piloto en la localidad abulense de Flores de Ávila, donde se ha creado un humedal artificial con objeto de complementar la depuración de aguas residuales.

Así lo ha explicado este martes en una jornada desarrollada en Valladolid el presidente de la CHD, Juan Ignacio Diego, quien ha explicado que este proyecto estaría indicado para poblaciones pequeñas, si bien ha recordado que en Castilla y León son “muy numerosas”, por lo que podría exportarse a otros municipios.

El proyecto Aquamundam, sufragado con 1,3 millones de euros y con una duración de tres años, está coparticipado por la entidad de cuenca del Duero, por la fundación Instituto Tecnológico de Galicia, Cartif, la entidad pública Aguas de Galicia, la Comunidade Intermunicipal do Alto Minho y el Instituto Pedro Nunes, en Portugal.

Dentro del mismo, se han creado ya humedales artificiales en tres localidades de Castilla y León, Galicia y la comunidad internacional del Alto Minho, en la región Norte de Portugal. En el caso castellanoleonés, el proyecto se desarrolla en la localidad de Flores de Ávila, que cuenta con poco más de 300 habitantes.

Allí, ha explicado Diego, se ha creado un “lagunaje artificial” donde se desarrolla su propia vegetación, lo que habilita la presencia de un ecosistema “muy rico”. Este humedal, con un concepto similar al de los tradicionales ‘labajos’ típicos de la comarca de La Moraña funciona como “complemento en la depuración natural”, pues la vegetación de la laguna se encarga de hacer la oxigenación.

Se trata de posibles soluciones para pequeños municipios, con costes de implantación y mantenimiento “muy bajos”, que pueden ser “especialmente eficientes y sostenibles” e interesantes para Castilla y León y la zona gallega y del norte de Portugal, ya que son zonas que cuentan con muchas poblaciones de pequeño tamaño.

Por ello, se lleva a cabo una “monitorización” del proyecto y una evaluación de los resultados para “exportarlo” posiblemente a otras localidades de la Comunidad.

Este proyecto está incluido entre los de cooperación transfronteriza entre España y Portugal, en los que colabora la CHD, como ocurre también con el Naiad, que apuesta por el valor de los ecosistemas como “seguros naturales frente a riesgos como inundaciones o sequías”, o con el Urban Green Up, para mejora del medio ambiente urbana que se lleva a cabo en Valladolid capital.

En la jornada celebrada en el Museo Patio Herreriano han participado también el director de Cartif, José Ramón Pérez, y el representante de Aguas de Galicia, Gonzalo Mosqueira.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: