Un sondeo de hielo de nueve metros permitirá conocer la edad del glaciar de Monte Perdido

EUROPA PRESS

  • Un grupo de investigadores del Instituto Pirenaico de Ecología-CSIC ha logrado extraer un registro de hielo de nueve metros del glaciar de Monte Perdido (Huesca), con el que se podrá conocer su edad y poner en contexto el alcance del cambio climático actual.

Este trabajo, además, supone un hito para la investigación española ya que es la primera vez que se obtiene en la península ibérica un sondeo de hielo de un glaciar para su análisis, han informado desde el Instituto Pirenaico de Ecología-CSIC en una nota de prensa.

La científica titular del IPE-CSIC que lidera este proyecto, Ana Moreno Caballud, ha explicado de que con esta muestra “podemos comprobar si el periodo actual es el más cálido de los últimos milenios o si, por el contrario, ya ha habido otros momentos en los que el glaciar retrocedió a un ritmo igual o mayor que el de hoy en día”.

En concreto, una de las sospechas que quiere confirmar o desmentir es que la superficie helada ya desapareció en el Óptimo Climático Medieval, un periodo cálido de hace aproximadamente mil años. A este respecto, existen muchas hipótesis que quedarían resueltas logrando conocer con exactitud qué edad tiene el hielo más antiguo de este glaciar.

Un total de 17 investigadores se desplazaron a finales de la semana pasada al entorno de Monte Perdido, en el Pirineo Central, y siete han acometido la tarea de extraer el registro. Para ello, han utilizado un sondeador con el que han podido obtener cilindros de distintas longitudes a diferentes profundidades y que juntos forman la columna final de nueve metros.

Asimismo, el equipo ha recogido cien muestras pequeñas de material helado a varias alturas con las que quedan registradas todas las etapas de la evolución del glaciar desde el momento de su formación.

LABORATAORIO

“El trabajo se traslada ahora al laboratorio”, con la prioridad de poner una fecha a este hielo, es decir, datar su antigüedad. Para eso, “se busca la materia orgánica atrapada en el hielo, como las partículas de restos vegetales que existieron en el pasado”, ha detallado Ana Moreno. Se espera que el resultado de esta datación vea la luz a finales de año.

Posteriormente, se analizarán otras variables como la cantidad y diversidad de la cubierta vegetal del entorno a través del estudio del polen contenido en el hielo, la composición isotópica de las muestras y la presencia de metales asociados a la contaminación, como el plomo o mercurio. En colaboración con el Centro de Astrobiología-CSIC, se estudiará también la vida de las bacterias extremófilas contenidas.

Este sondeo pionero se ha enmarcado dentro de un ambicioso proyecto del programa ‘EXPLORA’, llamado ‘PaleoICE: ¿es el periodo actual el más cálido de los últimos milenios? Evidencias desde el hielo glaciar de los Pirineos’.

En él también participan la Universidad de Zaragoza, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad Politécnica de Madrid y el Centro de Astrobiología-CSIC.

Según los últimos estudios llevados a cabo en el IPE-CSIC por el investigador Juan Ignacio López-Moreno, el glaciar pierde actualmente una media de dos metros de espesor por año y su deshielo se está acelerando. En esta campaña, además de la extracción de la columna, también se ha monitorizado el estado de la superficie mediante las técnicas del láser-scan y la teledetección. Con ello, se conocerán más datos sobre el retroceso del glaciar en el último año.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: