Una vecina regala bombones a los bomberos que “se dejaron el alma” en el gran incendio de Gandia de 2018

EUROPA PRESS

  • Una vecina de Gandia (Valencia) ha agradecido con una caja de bombones y una emotiva carta el trabajo de los bomberos que hace un año “se dejaron el alma” y “lucharon contra las llamas del infierno” en el gran incendio de Llutxent, que arrasó más de 3.200 hectáreas en agosto de 2018.

Tras un año de “la tragedia de la Marxuquera”, partida que sufrió uno de los focos del fuego, esta mujer entregó este miércoles, personalmente, la misiva y los bombones en el parque de bomberos de Gandia, con palabras escritas de su puño y letra y las simbólicas fechas del 7 de agosto de 2018 y el 7 de agosto de 2019.

“Estimados bomberos, hoy se cumple un año de la tragedia de la Marxuquera. Cada día nos acordamos de vosotros, que os habéis dejado el alma allí arriba luchando contra las llamas del infierno por salvar nuestras casas. Nuestros agradecimientos eternos”, manifiesta en el escrito.

Esta mujer y su familia ya agradecieron el pasado verano el arduo trabajo de los bomberos, ya que su vivienda fue una de las afectadas de las decenas de casas que tuvieron que ser desalojadas, aunque finalmente se salvó de las llamas.

Como jefe del parque de bomberos, Álvaro Tur agradece el gesto de la vecina como un reconocimiento personal al trabajo de su equipo y destaca especialmente que haya tenido tiempo para pasarse por el parque para dejarles la carta. También recuerda que él acompañó a varios residentes franceses de la zona que tenían que coger un vuelo justo cuando se produjo el incendio, aunque “al final lograron conseguir los pasaportes para volver a Francia”.

“DE 15 A 20 AÑOS” PARA QUE EL MONTE SE RECUPERE

Un verano después, este bombero echa la vista atrás y reconoce a Europa Press que le da “pena” cuando sube a la zona afectada en bici, pues “tardará mucho en volver a ser lo que era, de 15 a 20 años; a la naturaleza le cuesta ponerse”.

Para evitar que se repita, llama a que “la administración y toda la sociedad sea más consciente” y a centrar los esfuerzos preventivos en los meses de invierno. “Cuando viene lo que viene se te cae el mundo encima: tantos cursos, tanto estudio y estas personas se quedan sin vivienda, es lo que más duele”, manifiesta, y previene ante la alerta actual en nivel 3 y las altas temperaturas.

El 6 de agosto de 2018 se declaraba este incendio en el término municipal de Llutxent (Valencia), tras lo que se extendió a otras seis poblaciones cercanas hasta arrasar 3.270,6 hectáreas durante una semana y provocar desalojos en las urbanizaciones cercanas. Quedó finalmente extinguido siete días después, el 13 de agosto.

Durante esa semana fue tal la intensidad de las llamas que obligó a desplazar a decenas de medios terrestres, una treintena de helicópteros y aviones, brigadas de Castilla-La Mancha y Murcia y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME). El fuego llegó a afectar a cuatro áreas naturales y de especial protección para las aves: Montdúver-Marjals, Serres de Montdúver y Marxuquera, Parpalló-Borrell y Surar de Pinet.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: