El Congreso pide al Gobierno que elabore en seis meses un plan para hacer frente al suicidio

EFE

  • El suicidio motiva el doble de fallecimientos que los accidentes de tráfico.
  • A la ley planteada por Jesús Alli, del Grupo Mixto (Unión del Pueblo Navarro) se han sumado aportaciones de PP, Ciudadanos, PSOE y Unidos Podemos.
  • Piden que el plan incida en adolescentes, personas mayores y aquellas que sufran algún trastorno mental, dentro de la Estrategia de Salud Mental.

La comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados ha pedido al Gobierno que desarrolle en seis meses un plan nacional de prevención del suicidio, que incida en los adolescentes, las personas mayores y aquellas que sufran algún trastorno mental, y que éste se integre en una nueva Estrategia de Salud Mental.

Se trata de una proposición no de ley planteada en esta comisión por el diputado Jesús Alli, del Grupo Mixto (Unión del Pueblo Navarro), a la que se han sumado aportaciones de PP, Ciudadanos, PSOE y Unidos Podemos para que el plan se acompañe de los recursos necesarios y de un análisis de “causas determinantes sociales”.

Alli ha considerado necesario que el Gobierno y las comunidades autónomas se coordinen para avanzar en este asunto porque el suicidio motiva el doble de fallecimientos que los accidentes de tráfico: en 2015 fueron 3.603 personas las que tomaron la decisión de quitase la vida.

España, donde mueren cada día diez personas por este motivo, es un país con una incidencia de suicidios más baja que la media mundial, pero eso “no es óbice”, según Francisco Igea, de Ciudadanos, para que se trate como un problema de “primera magnitud”, que se puede prevenir y hacer frente si se detectan las situaciones de riesgo.

Begoña Tundidor, del PSOE,  ha criticado al Gobierno por “marginar” y debilitar la estrategia de salud mental, que ha sufrido un “retroceso y un duro golpe” por los “recortes y privatizaciones de servicios” y ha recordado que el 90% de los casos de suicidio se producen en pacientes con enfermedad mental.

El PSOE ha apoyado esta proposición porque, según Tundidor, su partido ha demandado hace tiempo un plan nacional contra las muertes voluntarias, que permita a cada región intervenir en función de las necesidades y particularidades propias. Pero ese plan, en su opinión, habría que dotarle de los fondos porque las actuales partidas destinadas a psiquiatría son “irrisorias” comparadas con las del cáncer.

A la petición de más recursos para la salud mental también se ha unido Marta Sibina, de Unidos Podemos, mientras que María Torres, del PP; ha subrayado la decisión de la ministra Dolors Montserrat en el Consejo Interterritorial de Salud de junio de incluir una línea sobre la prevención de la conducta suicida.

Falta de acuerdo entre CC AA

El socialista Jesús María Fernández ha defendido otra iniciativa, aprobada por unanimidad por la comisión, para que se elabore una nueva Estrategia de Salud Mental del Sistema Nacional de Salud para el periodo 2017-2022, en coordinación con las comunidades autónomas y la participación de los profesionales y pacientes.

Una estrategia que debería de dotarse de los recursos necesarios “para hacerla realidad”, ya que la anterior no se actualiza desde 2009, a lo que María del Mar Blanco, del PP, ha respondido que está pendiente de evaluación no por falta de voluntad del Ministerio, sino por la falta de acuerdo de algunas comunidades autónomas, que no han hecho llegar sus propuestas de cambio.

Esta nueva estrategia, según Unidos Podemos, debería incluir la dignidad de las personas y el respeto de los derechos humanos, como uno de los aspectos fundamentales, además de la eliminación de practicas de coerción en los centros de salud mental, una petición que este grupo ha incorporado a la propuesta socialista.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: