Hallan pistas sobre por qué es tan difícil dejar de fumar gracias a unos gusanos milimétricos

EUROPA PRESS

  • En un mecanismo genético previamente descartado podría estar la clave de la dependencia a la nicotina y los efectos del síndrome de abstinencia.
  • Los científicos emplearon en su investigación gusanos ‘caenorhabditis elegans’ que se enganchan a la nicotina igual que los humanos.

Investigadores del Instituto de Ciencias de la Vida de la Universidad de Michigan han descubierto que un mecanismo genético previamente descartado puede contribuir a la dependencia de la nicotina y a los efectos de abstinencia que pueden hacer que dejar de fumar sea tan difícil.

Para llegar a esta conclusión, los científicos  examinaron las respuestas de abstinencia en los gusanos redondos de longitud milimétrica ‘caenorhabditis elegans‘, que se enganchan a la nicotina al igual que los humanos.

En los hallazgos, que se detallan en un artículo que publicado en Cell Reports, los investigadores identificaron genes específicos y microARN que juegan un papel esencial en cómo las lombrices desarrollan dependencia a la nicotina y respuestas de abstinencia, pistas que pueden trasladarse al reino de los mamíferos. El estudio dio una nueva mirada a un mecanismo biológico previamente descartado.

La mayoría de las investigaciones en el campo se han centrado en cómo las proteínas llamadas receptores de acetilcolina de nicotina contribuyen a la dependencia. Shawn Xu y sus colegas se centraron en un paso anterior en el proceso de codificación genética y descubrieron que una serie de genes estaban involucrados en un proceso que finalmente incrementó la producción de las proteínas receptoras de nicotina, con microARNs, una clase de pequeñas moléculas de ARN que ayudan, desempeñando un papel fundamental.

“Estamos viendo un vínculo claro entre la nicotina, el microARN, las proteínas receptoras y el comportamiento dependiente de la nicotina”, afirma uno de los autores principales del estudio, Jianke Gong, investigador del laboratorio de Xu.

Este mecanismo había sido descartado por carecer de importancia para la dependencia de la nicotina, pero esas conclusiones se hicieron hace décadas, utilizando técnicas menos sofisticadas, según Xu. “La gente creía que esta cuestión había sido resuelta. Pero ahora tenemos mejores herramientas. Nosotros, como campo, necesitamos echar otro vistazo a este mecanismo en la adicción a la nicotina”.

Su laboratorio demostró previamente que los gusanos muestran respuestas conductuales a la nicotina similares a lo que experimentan los mamíferos y que algunos de los genes implicados en la dependencia a la nicotina en gusanos se conservan en mamíferos, lo que significa que son un buen modelo genético y conductual para estudiar la dependencia de la nicotina.

Xu espera que este último descubrimiento en ‘C. Elegans’ lleve ahora a otros científicos a reexaminar el papel de estos microARNs en la dependencia de la nicotina en los mamíferos y, en última instancia, a una mejor comprensión de las causas de la dependencia.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: