Análisis de The Witcher 3: Complete Edition: la mejor experiencia RPG de la década, brilla con luz propia en Switch

The Witcher 3 es el RPG más influyente de la década. Y, pese a que su fulminante apartado visual es uno de sus incuestionables puntos fuertes, a la hora de valorar en conjunto la experiencia queda patente que su presentación está en un muy digno segundo orden. Y la imprescindible adaptación que CD Project RED ha realizado en Switch es el mejor ejemplo de ello.

La gesta definitiva del Lobo Blanco se adapta a las posibilidades de la consola de Nintendo, ofreciendo a sus usuarios la experiencia íntegra: la misma jugabilidad de consolas, las infinitas líneas de diálogo, las partidas de Gwent, la misma cantidad de monstruos, todos los contenidos y DLCs lanzados de postlanzamiento y -por supuesto- una de las historias más ambiciosas y cautivadoras jamás hechas para un videojuego.

Todo ello atado a un inagotable mundo abierto que nos invita a perdernos, a galopar sin más rumbo que lo que se ve al horizonte, a investigar, a vivir nuestras propias aventuras.

En Vida Extra

33 curiosidades, guiños y secretos alucinantes sobre The Witcher 3 que lo hacen todavía más extraordinario

Con una belleza impresionante que contrasta con sus parajes más oscuros y tenebrosos. Es más, solo abrazando esa constante sensación de libertad es posible descubrir todos los guiños, secretos y homenajes que el estudio polaco ha escondido.

Pero por encima de todo, es un juego de rol. Uno de los mejores y también de los más ambiciosos jamás hechos, capaz de colmar las expectativas de aquellos que busquen grandes gestas de magia y espadas, que vengan de propuestas tan contrastadas entre sí como Skyrim y Monster Hunter, e incluso echen de menos la esencia atemporal y los personajes de enorme trasfondo de los clásicos como Baldur’s Gate.

Es más, como veremos, esta adaptación para la consola de Nintendo es un verdadero regalo para aquellos que, desde Switch, han quedado fascinados por la grandeza de Breath of the Wild, Skyrim, Dragon Quest XI y Dark Souls, reuniendo un poquito de lo mejor de cada caso. Aunque, como suele ocurrir con la alquimia avanzada, hay un precio a pagar.

The Witcher 3: un caramelito para la vista que raspa constantemente el techo visual de Switch

Pongamos lo evidente por delante: el hardware de la consola dos-en-uno de Nintendo nos ha dado enormes alegrías y sorpresas muy gratas, y The Witcher 3 es una de ellas. Sin embargo, entrar a valorar su aspecto frente al del resto de versiones es un trámite obligado ya que, como veremos, es lo que hace esta versión realmente distinguible del resto. Además claro, de poder llevar las aventuras más allá de la tele o el monitor.

Siendo justos, The Witcher 3 luce realmente impresionante a todos los niveles. CD Projekt RED no ha ahorrado en detalles ni ha procedido con sacrificios ni concesiones. Mismos modelos, mismas animaciones, misma pasión por darle vida al más pequeño de los detalles. ¿El secreto? Una vez más, la versatilidad de su motor propio ha sido el as en la manga a la hora de hacer esta conversión.

Con todo, ni Geralt de Rivia ni el mundo abierto lucen igual que el resto de sistemas. Si bien se ha apostado por ofrecer una resolución dinámica, ni siquiera estando quietos veremos que se iguala la presentación en calidad baja en PC, y lo cierto es que la versión de Switch tampoco sale demasiado bien parada frente a la de las otras sobremesas.Y, por extensión, las ricas texturas originales también han sido acomodadas al hardware de Switch.

A modo ilustrativo, aquí tienes dos ejemplos del aspecto del juego elaborados por el Analista de bits, en los que se puede ver a pantalla partida el aspecto entre las diferentes versiones.

En lo relativo al rendimiento, normalmente la versión de Switch va a la par con la de PS4 y Xbox pese a que no cuenta con la misma estabilidad: estamos hablando de unos 30 fps que pueden derivar en bajadas poco disimuladas en función de lo que ocurra en pantalla.

¿Supone todo esto un verdadero problema para la experiencia? En absoluto. Desde los primeros compases de la aventura, mirando por los balcones el infinito y radiante mundo, paseando a lomos de Sardinilla e incluso al adentrarnos en las zonas más lúgubres veremos cómo la belleza original está ahí. Sus reflejos, su iluminación, los detalles en lo referente al vestuario.

Está fuera de duda que The Witcher 3 toca el techo de lo que puede mostrar Switch en pantalla, tanto en el dock como en modo portátil, pero también es una muestra muy ilustrativa de lo que se puede conseguir con la consola y de todo lo que puede ofrecer, incluyendo una jugabilidad que se alimenta de mecánicas de lucha y magia ricas y profundas y una narrativa que parecía imposible.

Poniendo en bandeja de plata jugar a The Witcher 3 en 2019 (incluso si vienes de otras versiones)

Geralt de Rivia, un poderoso brujo cazador de monstruos, emprende la búsqueda de Ciri, su antigua protegida, ya que se ha convertido en el objetivo de La Cacería Salvaje. Geralt no tardará en descubrir que, según la La profecía de Ithlinne, no solo deberá seguir los pasos de su hábil aprendiz, sino que está en juego el destino del propio mundo.

Bajo esa premisa, CD Projekt RED nos propone más de 150 horas de aventuras, misiones épicas, recados con intenciones no tan nobles y combates que nos pondrán contra las cuerdas en múltiples ocasiones, obligándolos por igual a esgrimir nuestras espadas y desatar hechizos contra malhechores, espectros y criaturas abominables. Y entre gesta y gesta, alguna que otra partida de cartas.

Ahora bien, no necesitarás estar al día de la saga o haberte leído las novelas de Andrzej Sapkowski. Para disfrutar al máximo de la experiencia: el estudio polaco ha diseñado el juego para que no haya ninguna traba a la hora de zambullirse en este mundo abierto y, de paso, poder abordarlo como queramos, recompensado generosamente a los más temerarios.

Así, desde el principio de la partida podremos abordar la historia principal o, en caso de que lo deseemos, partir desde cualquiera de las dos expansiones (Hearts of Stone y Blood & Wine) con el nivel de personaje y el equipamiento necesarios para poder abordarlas. Tan sencillo como suena, siendo un reclamo extra si ya habíamos completado la campaña en otro sistema.

Por otro lado, CD Projekt RED también ha acomodado The Witcher 3 a lo que desee encontrar cada jugador a través de un sistema de dificultad que ofrecerá un no tan sencillo paseo para poder disfrutar del formidable aspecto narrativo del juego o una muchísimo más exigente y cruda experiencia de combates que, sin llegar a ser Dark Souls, serán capaces de saciar al hábil guerrero sediento de desafíos.

Eso sí, hay un precio muy especial para los más valientes: The Witcher 3 ofrece el modo Nuevo Juego + que multiplica todavía más la ingente cantidad de horas que ya de por sí ofrece el juego, consiguiendo que poder llevar nuestras partidas donde queramos desde Switch sea un verdadero reclamo extra.

La opinión de VidaExtra

The Witcher 3 tenía todo lo necesario para ser un imprescindible desde el momento en el que se confirmó que llegaría a la consola de Nintendo y, tras poner a prueba su jugabilidad y volver a quedarnos fascinados con su exquisito apartado artístico, queda patente que además es una cita obligada en Switch: incuestionablemente, estamos ante el máximo referente en cuestión de los RPGs y uno de los mejores mundos abiertos de los videojuegos.

Pero lo anterior no brillaría con tanta intensidad si no fuera por cómo se ha trabajado y dado vida al personaje de Geralt, se ha cuidado el modo de tratar y dar presencia a los protagonistas de cada uno de los tres arcos principales y el inusual mimo que han recibido incluso los secundarios. Todos, por cierto con cierta ambigüedad moral. Pero, también, demostrando que CD Projekt RED no se ha limitado a poner los mejores ingredientes y ha cocinado con una técnica magistral, sino que ha imbuido alma al conjunto.

The Witcher 3: Wild Hunt  Complete Edition para Nintendo Switch es  fantasía y magia, aventura en estado puro y un sueño hecho realidad para cualquier apasionado por los RPGs. Uno de los juegos que, pese no lucir igual de bien que en el resto de sistemas, irradia belleza, carácter propio y epicidad desde la primera partida, imponiéndose, por méritos propios, como uno de los mejores juegos del catálogo de Switch. Y eso -teniendo en cuenta lo que ya hay- ya son palabras mayores.

Imprescindible The Witcher 3: Wild Hunt – Complete Edition Plataformas Nintendo Switch Multijugador No. Desarrollador CD Projekt RED Compañía CD Projekt RED Lanzamiento 15 de septiembre de 2019 Precio 54,90 euros Lo mejor La mejor experiencia RPG de la década Una ambientación y un apartado visual sublimes, pese a la muy evidente pérdida de resolución y calidad en los detalles Un colosal mundo abierto con incalculables horas de juego, gestas épicas y raudales de contenidos y secretos Una historia y personajes inolvidables, construidos con mucho mimo y que calan con enorme fuerza en el jugador Lo peor El logro de esta esta adaptación no quita que también haya problemas de popping, bajadas de rendimiento y resolución y otras deficultades técnicas.

(function() {
window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {};
var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0];
if (_JS_MODULES.instagram) {
var instagramScript = document.createElement(‘script’);
instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’;
instagramScript.async = true;
instagramScript.defer = true;
headElement.appendChild(instagramScript);
}
})();

También te recomendamos

Los 12 juegos más esperados de Switch en octubre de 2019. Y otros 24 títulos a tener en cuenta en Nintendo

33 curiosidades, guiños y secretos alucinantes sobre The Witcher 3 que lo hacen todavía más extraordinario

Lo de The Witcher 3 en Switch es cosa de brujería: la Complete Edition ocupará 28 GB, según la eShop

– La noticia

Análisis de The Witcher 3: Complete Edition: la mejor experiencia RPG de la década, brilla con luz propia en Switch

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Frankie MB

.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: