Hemos jugado a Dragon Ball Z: Kakarot, el RPG de acción de la saga con unos legendarios combates y un mundo abierto que necesita una revisión

Dragon Ball es una de las series anime y manga más conocidas en el mundo entero. A lo largo de sus más de 30 años ha cautivado a aficionados de todas las edades y la gran creación de Akira Toriyama parece que seguirá dando guerra durante muchísimos años más.

Durante estas más de tres décadas se han desarrollado infinidad de videojuegos, siendo Dragon Ball FighterZ uno de los mejores que han existido, por no decir el mejor. Es por eso que, tras dejar Arc System Works el listón tan alto, CyberConnect 2 tenía una difícil tarea con Dragon Ball Z: Kakarot, el RPG de acción de la saga en el que está trabajando.

En Vida Extra

Por dónde debo empezar si quiero jugar a Dragon Ball

Días atrás hemos tenido la ocasión de probar de primera mano qué nos deparará este título y así descubrir si merecerá realmente la pena o por el contrario se quedará lejos de cumplir las expectativas.

Reviviendo, no de la mejor forma y por enésima vez, la historia de Dragon Ball Z

Cualquier seguidor de las aventuras de Goku y compañía sabrá perfectamente cuáles son todos los sucesos que tienen lugar durante los diferentes arcos argumentales que forman parte de la historia de Dragon Ball Z. Independientemente de que sea vuestro caso o no, en este juego os tocará revivirlos una vez más.

Por lo tanto, el argumento abarca desde que Raditz llega a la Tierra, pasando por el asalto de Vegeta y Nappa, el viaje a Namek donde se encuentra Freezer, el combate contra los androides y Cell y terminando con el infernal enfrentamiento contra Majin Buu. La diferencia con respecto a otros juegos de la serie es que aquí iremos recorriendo todas estas tramas a lo largo de varios escenarios en forma de mundos abiertos.

Personalmente, cuando vi el primer gameplay que salió a la luz en el E3 tenía el temor de que los entornos resultaran aburridos. Desgraciadamente, la demo ha terminado de confirmar mis peores presagios y me ha dejado claro que, o bien el apostar por este tipo de jugabilidad no le sienta nada bien, o al no tratarse de una versión definitiva todavía hay hueco para la esperanza y la posibilidad de que todo acabe mejorando más todavía.

La demo nos situaba en un momento en el que Raditz había raptado a Son Gohan y Goku, con la ayuda de Piccolo, partía en su búsqueda para rescatarlo. Por muy urgente que sea su objetivo, nuestro querido protagonista se ve que tiene todo el tiempo del mundo para invertirlo en cualquier otra tarea que no sea la de salvar a su hijo. Esto se debe a que a lo largo del mapa nos iremos topando con otros personajes que nos irán encargando diversas misiones secundarias.

En algunos de estos casos quienes nos asignarán los objetivos serán caras muy familiares, como por ejemplo el androide Número 8, aunque también habrá otros normales y corrientes, pero en general esto puede dar pie a nuevas tramas adicionales. Eso sí, las labores que deberemos cumplir no serán del otro mundo y tan pronto nos solicitarán ir a un punto en concreto para derrotar a unos robots como viajar a una zona en especial para recolectar unos objetos.

Básicamente tocará hacer de recaderos para así llevarnos a cambio objetos y puntos de experiencia para subir de nivel y mejorar nuestras estadísticas. No obstante, al ir de un lado para otro también se puede dar el caso de que un enemigo nos asalte así por las buenas, lo que dará pie a unos emocionantes combates. Aun así, la mayor parte del tiempo lo pasamos viajando por todas partes con la nube Kinton o directamente volando con Goku.

Sin duda la segunda opción era la más conveniente porque nos ofrecía más libertad, rapidez y el control era francamente mejor. En cambio, mientras íbamos en la nube nos desplazábamos más despacio y sobre todo al ascender o descender costaba más, pero fuea una experiencia más clásica a como lo hacía Goku en aquel momento de la serie. De todos modos, los escenarios se sentían por lo general demasiado vacíos y estas misiones que nos fueron encomendando no fueron lo suficientemente entretenidas para motivarnos a cumplir más de ellas.

Por suerte sí que habrá otros minijuegos más divertidos con los que pasar el rato. Entre ellos la demo nos dejó con uno en el que debíamos utilizar la cola de Goku para pescar unos peces, pero sabemos que también habrá otro en el que participaremos en un partido de béisbol o en el que aprenderemos a conducir. Al menos esto le otorga a la aventura un toque diferente y más simpático entre tanta acción.

Los épicos combates, los encargados de lavar la imagen

Tras una dudosa carta de presentación y un buen rato explorando el mundo abierto, decidimos ir a por Raditz en el lugar que nos indicaba la misión principal y ahí fue cuando empezó lo bueno de verdad. Cada uno de los momentos importantes viene precedido por su correspondiente cinemática, con las mismas situaciones y diálogos de la serie anime y manga, destacando además lo bien que les sienta a todos los personajes el cell-shading para que luzcan mejor todavía.

Las batallas muestran un nivel visual impresionante, todo lo contrario que los momentos de viajar por el mundo abierto. En estos enfrentamientos está claro que vamos a revivir los momentos clave de Dragon Ball Z con todas las de la ley. Así, en este que nos vimos envueltos, controlábamos a Goku, con Piccolo de apoyo, para hacer pedazos a Raditz. No fue nada fácil salir victoriosos, pero no nos habría importado en absoluto haber repetido el combate unas cuantas veces.

La jugabilidad en estos casos se asemeja a la de Xenoverse al poder movernos libremente por el escenario. Para golpear contábamos con una serie de ataques básicos, además de las ráfagas de Ki, aunque también podíamos realizar las técnicas estelares de cada uno de los personajes si disponíamos de la suficiente energía para ejecutarlas. No obstante, no todas estarán desbloqueadas de inicio y es ahí donde entrará en juego el hecho de tener que subir de nivel para volvernos más poderosos.

En general el sistema de lucha resultó muy sencillo de aprender al tener que golpear, esquivar y recargar energía siempre que pudiéramos. Eso no quita que sean de lo más espectaculares al hacernos vivir unos combates muy frenéticos en los que la acción no para ni un solo segundo. Además, también fuimos capaces de combinar las habilidades entre nuestros personajes para dar rienda suelta a técnicas más devastadoras, pero también hay que tener en cuenta que nuestros rivales no nos lo pondrán nada fácil y también deberemos hacer todo lo posible para fijarnos en sus movimientos, tratar de esquivarlos y así ser capaces de mantenernos con vida.

También cabe destacar que las batallas contra los enemigos comunes no fueron tan emocionantes y tampoco tardamos demasiado en liquidarlos, por lo que, por muy bien que estén también, nos quedamos con las luchas principales que han sido representadas a la perfección en base a los acontecimientos que tienen lugar originalmente en la historia. Quizás, por pedir, no habría estado nada mal notar alguna magulladura en los personajes al recibir tantos golpes o que la ropa se rompiera, para que así fuese más parecido todavía a lo que sucede realmente en la serie.

Por otro lado, junto esta demo también tuvimos la ocasión de probar otra parte bastante más adelantada del juego. En este caso pasamos a controlar a Gohan en Super Saiyan 2 en la pelea contra Cell en su forma perfecta, en un momento en el que este mítico enfrentamiento está entrando en su recta final. Si ya el combate contra Raditz nos pareció asombroso, este fue simplemente magistral.

Aquí, al disponer de un nivel más elevado, sí teníamos a nuestra disposición una mayor variedad de técnicas de lo más destructivas, aunque Cell tampoco se andaba con tonterías y estaba dispuesto a hacérnoslas pasar canutas. Todo ello acompañado por infinidad de efectos visuales que no hacían otra cosa que lograr que el apartado visual fuera más glorioso todavía, que ya es decir, y, naturalmente, por las cinemáticas tan impactantes que nos dejaron con los momentos más icónicos de la serie que no nos cansamos de ver una y otra vez.

Por si no fuera suficiente, de fondo se podían escuchar las melodías del anime con las mismas voces que han tenido los personajes, al menos en japonés, que fueron las que oímos durante la prueba, acompañadas por los subtítulos en castellano.

La verdad es que nos quedamos con ganas de haber podido jugar más combates, porque sin duda es el plato fuerte del juego y por lo que merecerá la pena hacerse con él. Es una lástima que el mundo abierto esté tan rematadamente mal aprovechado porque tuvimos motivación cero para ir de una punta a otra. Si CyberConnect logra mejorar todo lo posible este apartado, que le hace falta una buena revisión, podemos estar frente a un grandioso título de Dragon Ball Z, pero de momento se queda en un producto a medias.

Cruzamos los dedos para que se acabe convirtiendo en un producto redondo al ser algo diferente a lo que solemos ver en la mayoría de títulos de Dragon Ball. Que sea un RPG de acción recomendable es algo que acabaremos averiguando definitivamente a partir del 17 de enero de 2020 cuando Dragon Ball Z: Kakarot se ponga a la venta en PS4, Xbox One y PC.

(function() {
window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {};
var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0];
if (_JS_MODULES.instagram) {
var instagramScript = document.createElement(‘script’);
instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’;
instagramScript.async = true;
instagramScript.defer = true;
headElement.appendChild(instagramScript);
}
})();

También te recomendamos

Así lucen Vegeta, Piccolo, Son Gohan y el resto de personajes de Dragon Ball Z: Kakarot en su nuevas capturas

DBZ Kakarot: Vegeta nos lleva de tour por las inmensas Capital del Oeste y Gigner Town (repartiendo tollinas) [TGS 2019]

Dragon Ball Z: Kakarot repasa siete momentos estelares de la Saga de los Saiyans con su nuevo set de imágenes

– La noticia

Hemos jugado a Dragon Ball Z: Kakarot, el RPG de acción de la saga con unos legendarios combates y un mundo abierto que necesita una revisión

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Sergio Cejas (Beld)

.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: